Intentaré resumir algunos de los aspectos que considero más filosóficos y con poder transformador sobre el trillado tema del liderazgo, bajo la creencia de que no es posible ser mejor manager ni líder de un equipo o una empresa, de lo que se es como persona. Por eso la clase de persona que estoy siendo, estructura y condiciona mi hacer y mis logros, y entonces, hay ciertos haceres y determinados resultados que quedarán fuera de mi esfera de posibilidades a no ser que me meta con esa persona a la que veo todos los días en el espejo cuando me levanto a la mañana para ir a trabajar: yo.

“El camino para hacer es ser.” Lao Tze.

La elección que mayor impacto tiene en las decisiones vinculadas al liderazgo organizacional, es asumir el compromiso irrenunciable de ser mediante nuestro hacer quienes queremos ser.

El liderazgo personal es un proceso (un “hacer”). La plataforma humana en la que este proceso se desarrolla está construida por una conciencia organizada alrededor de una visión personal y un set de valores (un “llegar a ser”) que permanecen presentes continuamente en la  perspectiva de quien lidera su vida. Esta conciencia es necesaria para el liderazgo pero no es suficiente. El proceso de liderazgo ocurre cuando las elecciones ante la vida responden al llamado de esta conciencia, potenciada por el sentimiento.

El diálogo interno a partir de las preguntas vinculadas al liderazgo personal, aquellas que nos llevan a encontrar respuestas en nuestro corazón para dar sentido a nuestra existencia y guiar el proceso mediante el cual nos construimos en las personas que queremos ser con nuestros actos conscientes, constituye una actividad netamente productiva porque energiza y organiza nuestro comportamiento para que sea conducente a la realización de ese sueño de ser que llevamos dentro y aspiramos realizar.

  • ¿Para qué estoy en este mundo?
  • ¿Cuál es el sentido que quiero darle a mi existencia?
  • ¿Qué clase de persona quiero ser?
  • ¿Cuál es el ideal más grande de humanidad para mi mismo que anhelo expresar mediante mis elecciones cotidianas de vida?

Indagarnos acerca de estas cuestiones y  sostener cotidianamente en nuestra mirada estos ideales sobre nuestro “ser persona”, es una forma muy efectiva de conseguir que nuestra vida sea aspirada hacia la realización del futuro que anhelamos, y de influenciar a otros para que sumen sus aportes en este camino de realización.

Joseph Jaworski en su libro de liderazgo “Sincronicidad” expresa de esta manera las ideas de Erich Fromm:

“Ser es un modo de estar en el mundo u orientación existencial,… tiene que ver con nuestro carácter, con nuestra orientación general hacia la vida; es un estado de actividad interna.”

Según expertos en liderazgo y aprendizaje organizacional de la talla de Greenleaf y Senge, una de las decisiones cruciales que habilita un verdadero liderazgo en una comunidad o en una organización, es la elección existencial de servir a la vida y de esta manera permitir que la vida se despliegue a través de mí.

Creer que líder se nace y definir al líder como quien posee características extraordinarias, deshabilita la posibilidad de descubrirse como líderes en el 99,9% de la población mundial y presenta una gran cantidad de desventajas, algunas directamente vinculadas con la elección de la respuesta a dar a las circunstancias presentes. Si bien existen condicionantes natos y cierta disposición natural hacia el liderazgo en algunas personas, el modelo que ofrezco de liderazgo no necesita de seres formidables ni heroicos para ejercerlo. El liderazgo tampoco tiene que ver con la autoridad externa, ni con el poder personal, ni con el carisma.

El liderazgo tiene que ver con la conciencia de que somos todos generadores de realidades y no simples espectadores, ni víctimas de las circunstancias que nos tocan. Sepamos entonces que tenemos la capacidad de influenciar el mundo, reconociendo y ejerciendo nuestro rol en el “equipo de creadores”. Acceder a nuestra capacidad de liderar requiere de visión, esfuerzo, práctica, reflexión y un alto compromiso con la humanidad y sus valores.

Tus comentarios, pensamientos, desacuerdos, reflexiones, opiniones ó aportes, me ayudan y mucho. Son la forma en la que me hacés saber que estás ahí, porque si bien encuentro un disfrute intrínseco en poner mi energía para mantener vivo este espacio, tener constancia escrita de tu presencia, me renueva y al recibir tus comentarios como un regalo, me siento agradecido.

Share

Leí el otro día, el siguiente comentario:

“En la empresa en donde trabajo los líderes son de cuarto mundo. Estamos en recesión desde la crisis del campo y nadie comunica nada. Todo es caótico, hace más de 2 años que no hubo ajustes salariales y nadie salió a dar la cara por nada. Son un ejemplo de lo que no hay que hacer.”

Si sos gerente, (y de los buenos…): ¿cuáles son las tres cosas que hiciste hasta ahora, que más te ayudaron a sostener el rendimiento de tu equipo ante la crisis?

Si no sos gerente: ¿cuáles son las tres cosas que le pedirías a los gerentes para ayudar más a los integrantes de su equipo para que den lo mejor de sí, especialmente en momentos de crisis?

Share

El cuidado del medio ambiente es una forma inteligente de hacer negocios

Alex Steffen, periodista y gurú de la sustentabilidad, conferencista en TED y editor ejecutivo de la revista online Worldchanging.com, comparte con claridad algunas ideas de cómo cuidar al planeta con la “revolución verde de los  negocios”. Los negocios verdes [respetuosos del  medio ambiente] producen crecimiento sustentable para las compañías y pueden conducir a una “generación de riqueza sin culpas” para todos. En esta entrevista hace un análisis filoso de:

  • Cómo el ser una “mala”  empresa no produce retornos.
  • Qué pueden hacer los consumidores (y cómo hacerlo) para desafiar al mundo corporativo a pensar y actuar con mayor conciencia y responsabilidad.

Share

Pablo Staffolani nos recomienda ver esta conferencia dada en TED 2008, por el reconocido experto en creatividad e innovación, Sir Ken Robinson.

Imperdible invitación, profunda y con un gran sentido del humor, a reflexionar sobre el impacto que tienen los principios de la educación actual en la expresión y capacidad creativa de niños y jóvenes, y la necesidad de rediseñar dichos principios.  Me impactan especialmente las implicancias en la habilidad de los integrantes de una organización para aprender e  innovar.

Que lo disfrutes, y dejanos tus comentarios.

Parte 1

Parte 2

Share

Comparto esta conferencia inspiradora, dada en TED por Benjamin Zandler, director de la Filarmónica de Boston. Una invitación a descubrir qué contribución hacemos con nuestros actos y nuestras palabras, instante a instante, y también a reflexionar sobre cómo se transformarían nuestras vidas y nuestros mundos, al basar el éxito en nuestra capacidad de aportar a la felicidad de los demás. Me encantaría leer en los comentarios, qué reflexiones te produce.


Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline