Este es el posteo más leído en el mes de Noviembre del 2009 en Puerto Managers

Él era un ingeniero avezado que dirigía un proyecto de desarrollo de software y presentaba al vicepresidente de desarrollo de productos de la empresa el resultado de meses de trabajo junto a su equipo. Los hombres y mujeres que habían trabajado durante varias horas al día, semana tras semana, estaban allí con él, orgullosos de presentar el fruto de su dura tarea. Pero cuando el ingeniero concluyó la presentación, el vicepresidente se volvió hacia él y le preguntó en tono sarcástico: “¿Cuánto tiempo hace que terminó la escuela primaria? Estas especificaciones son ridículas. No tienen la menor posibilidd de ir más allá de mi escritorio”.

El ingeniero, absolutamente incómodo y desalentado, guardó silencio y mostró una expresión taciturna durante el resto de la reunión. Los hombre y mujeres de su equipo hicieron algunas observaciones desganadas -y algunas hostiles- para defender su esfuerzo. El vicepresidente recibió una llamada y la reunión se interrumpió bruscamente, dejando una sensación de amargura e ira.

Durante las dos semanas siguientes, el ingeniero se sintió obsesionado por los comentarios del vicepresidente. Desalentado y deprimido, estaba convencido de que jamás le asignarían otro proyecto de importancia en la compañía, y estaba pensando en reununciar a pesar de que hasta ese momento disfrutaba trabajando allí.

Finalmente, el ingeniero fue a ver al vicepresidente y le recordó la reunión, sus comentarios críticos y el efecto demoralizante que habían tenido. Después planteó cuidadosamente la siguiente pregunta: “Estoy un poco confundido con respecto a lo que usted quiere conseguir. Supongo que no pretendía avergonzarme, simplemente. ¿Tenía alguna otra intención?”.

El vicepresidente quedó atónito. No había notado que su comentario, que había sido hecho al pasar, hubiera tenido un efecto tan desvastador. En realidad, pensaba que el plan de software presentado era prometedor, pero que necesitaba más elaboración. En ningún momento había sido su intención descartarlo como algo inútil. Simplemente no se había dado cuenta, dijo, de lo inadecuada que había sido su reacción, ni había querido herir los sentimientos de nadie. Y, aunque tardíamente, se disculpó.

Fuente: La Inteligencia Emocional, Daniel Goleman

Me encantaría leer tus comentarios sobre este tema del sarcasmo, sus efectos en la tarea, en las relaciones, en el clima laboral, y tus reflexiones sobre cuál pensás que es la razón por la cual, a pesar de ser tan destructivo, sigue estando presente y hasta incluso se lo confunde con la inteligencia.

Share

Vía Recursos Humanos 2.0 se abrió un debate sobre diferentes formas de definir el talento. Comparto en Puerto Managers algunas de estos aportes y te invito a que sumes el tuyo.

David Lamiquiz: Muchos consideran que el talento es cuestión de suerte. Sólo algunos creen que la suerte es cuestión de talento.

Ana Herradón: Perfilando mi primera definición diría que Talento es la excelencia en el conocimiento y en la capacidad para realizar una determinada tarea.

Armando Asensi: Usamos la definición de Dave Ullrich, profesor de la Universidad de 
Michigan, dice que el talento es capacidad por compromiso. La capacidad 
puede ser tanto la aptitud, es decir, conocimientos y habilidades, como la 
actitud, los comportamientos. Compromiso ya es algo más difícil de 
conseguir: significa la involucración, y por tanto esa motivación especial por, 
de verdad, interiorizar un proyecto y poner en él todo lo posible, como la 
propia energía.

Walter Villar: En mi opinión, la que mejor se ajusta es la que dice que hay Talento cuando se logra combinar la Capacidad, con un historial de buenos Resultados y a ambos los acompaña la Motivación o el Deseo. 
Siguiendo este razonamiento, en el ejemplo del ensamblador, podríamos decir sin duda que esta persona tiene talento. Posee los conocimientos y habilidades para desarrollar la tarea, la viene ejecutando con buenos resultados desde hace 20 años y, finalmente, si luego de 20 años lo sigue haciendo de manera inmejorable, sin duda debe conservar también la Motivación o el Deseo de seguir haciéndolo. 
Para gestionar el talento en una organización es necesario generar herramientas para operar sobre cada uno de estos componentes. 
Capacidad y Resultados sin Deseo = dura poco. Capacidad y Deseo sin Resultados = sólo buenas intenciones. 
Deseo y Resultados sin Capacidad = milagro!

En la sección Fuera de Serie, escrita por Malcom Gladwell en el diario El País, encontré lo siguiente:

“Hace más de un decenio que los psicólogos del mundo entero debaten apasionadamente sobre una cuestión que la mayoría de la gente consideraría zanjada hace muchos años. La pregunta es: ¿existe el talento innato? La respuesta obvia es que sí. El éxito es talento más preparación. El problema de este punto de vista es que, cuanto más miran los psicólogos las carreras de los mejor dotados, menor les parece el papel del talento innato; y mayor el que desempeña la preparación (…) De hecho, los investigadores se han decidido por lo que ellos consideran es el número mágico de la verdadera maestría: diez mil horas.

En el artículo que te recomiendo leas completo aquí, Gladwell se pregunta:

“Esta regla de las diez mil horas, ¿es una regla general para el éxito? Vamos a probar la idea con dos ejemplos, y para simplificar, vamos a elegirlos tan familiares como nos sea posible: los Beatles, uno de los grupos de rock más famosos de todos los tiempos, y Bill Gates, uno de los hombres más ricos del mundo.”

¿Cuál es tu definición de talento y cómo pensás que se desarrolla y vincula con el éxito?

Por Víctor Raiban.

Share

Este fue el post más leído durante Septiembre del 2009 en Puerto Managers.

  • “Minino de Chesire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?”, preguntó Alicia al Gato. “Eso depende en gran parte del sitio al que quieras llegar”, dijo el Gato. “No me importa mucho el sitio…” dijo Alicia. “Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes”, dijo el Gato. Charles “Lewis Carroll” Dodgson, (matemático y escritor inglés), Alicia en el País de las Maravillas, 1885.
  • No se puede enseñar nada a un ser humano; sólo se le puede ayudar a descubrirlo en su interior. Galileo Galilei, 1564-1642, físico y astrónomo italiano.
  • No existe valor en la vida, salvo el que se elige dar, ni felicidad en ningún lugar, salvo la que lleva consigo uno mismo. Henri David Thoreau, 1817-1862, filósofo y poeta norteamericano.
  • No es la vida, sino la buena vida, lo que hay que valorar bien. Sócrates, 469-399 a. de C., filósofo griego.
  • La felicidad es aquel estado de conciencia que procede del cumplimiento de los valores propios. Ayn Rand, 1905-1982, filósofa y novelista norteamericana.
  • Don Juan siempre me decía, ‘Realiza un gesto. Un gesto no es nada más que el acto deliberado realizado para manifestar el poder que proviene de tomar una decisión…,’ el camino del corazón no es una ruta de introspección incesante o de vuelos místicos, sino un camino de estar en el mundo experimentando sus dichas y penas, y decidir una intención es la manera de convocar tu lugar en la gran comunidad de la existencia. Carlos Castaneda, 1925-1998, antropólogo y escritor.
  • Una conciencia humana elevada y amorosa es un requisito clave. Creamos nuestro futuro colectivo por medio de nuestros pensamientos, actitudes y acciones, manteniendo un elevado estado espiritual y mental por medio del corazón. El intento de poner en acción el amor,  la compasión, la dedicación de servicio a la vida, es lo que puede educir la ayuda no visible del universo. William Tiller, Profesor Emérito del Departamento de Ciencias de la Universidad de Stanford.
Share

Este fue el post más leído durante Agosto del 2009 en Puerto Managers.

“La confianza es algo que si dejamos que se erosione termina derrumbando al gobierno más poderoso, a la empresa con más éxito, al liderazgo más influyente, a la amistad más sincera, al carácter más fuerte y al amor más profundo. Y si logramos desarrollarla y aprovecharla, la confianza encierra el potencial de generar un éxito y una propsperidad sin parangón en todos los ámbitos de la vida… ” Al menos esto afirma Stephen M. R. Covey en Factor Confianza, el libro que escribió junto a  Rebecca Merrill y del cuál extraje las frases que aquí muestro.

  1. La rapidez surge cuando las personas… tienen una verdadera confianza mutua. Edward Marshall.
  2. La técnica y la tecnología son importantes, pero incorporar confianza es la cuestión clave de la década. Tom Peters.
  3. No hay éxito sin confianza. La palabra “confianza” representa casi todo lo que uno puede esforzarse por conseguir que contribuya al éxito. Jim Burke, ex presidente y director general de Johnson & Johnson.
  4. Ya estés en un equipo deportivo, en una oficina o seas miembro de una familia, si no hay confianza mutua, habrá problemas. Joe Paterno, entrenador de fútbol amereicano en Penn State University.
  5. Valores trascendentes como la confianza y la integridad se traducen literalmente  en ingresos, beneficios y prosperidad. Patricia Aburdene, autora de Megatendencias 2010: el surgimiento del capitalismo consciente.
  6. La desconfianza duplica el coste de  hacer negocios. John Whitney, Profesor en Columbia Business School.
  7. Al ir a trabajar, la principal responsabilidad debería ser generar confianza. Robert Eckert, director general de Mattel.
  8. Pocas cosas pueden ayudar más a un individuo que atribuirle responsabilidad y hacerle saber que confías en él. Booker T. Washington.
  9. La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito… la esencia del heroísmo. Ralph Waldo Emerson.
  10. Las pequeñas cosas cuentan. Como cuando alguien entra para hablar con un directivo y su secretaria le dice que está reunido cuando no lo está. Son esas pequeñas cosas que los trabajadores perciben. Frank VanderSloot, presidente y director general de Melaleuca.
  11. Busco tres cosas a la hora de contratar a una persona. La primera es la integridad personal, la segunda es la inteligencia y la tercera, un gran nivel de energía. Pero si no tienes la primera las otras dos acaban matándote. Warren Buffett, director general de Berkshire Hathaway.
  12. La única manera de generar confianza en el ámbito profesional o personal es ser digno de confianza. Gerard Arpey, director general de American Airlines.
  13. Cualquiera que no sea cuidadoso con la verdad en los asuntos pequeños no es digno de confianza en los asuntos importantes. Albert Einstein.
  14. Quién eres, cuáles son tus valores, qué representas… son tu ancla, tu norte. No vas a encontrarlo en ningún libro; lo encontrarás en el alma. Anne Mulcahy, presidentea y directora general de Xerox.
  15. La gente no escucha cuando hablas, te mira los pies. Anónimo.
  16. La verdad se hace patente mediante los actos… Hank Paulson, presidente consejero de Goldman Sachs.
  17. No puedes impedir una gran catástrofe, pero sí construir una organización que esté dispuesta a luchar, con una moral alta, que sepa comportarse, que confíe en sí misma, donde las personas tengan confianza mutua… porque sin confianza, no lucharán. Peter Drucker.
  18. La gente con quien me resulta difícil tratar… es gente que no da toda la información. Esconden delibaradamente partes de la historia, distorsionan adrede los hechos. Shelley Lazarus, presidente y consejero delegado de Ogilvy & Mather.
  19. Lo que me molesta no es que me hayas mentido, sino que ya no puedo creer más en ti. Friedrich Nietzsche.
  20. Existen tres señales que distinguen a un hipócrita: cuando habla, miente; cuando promete, no cumple, y cuando en él se confía, traiciona.

Podría seguir con la lista, pero mejor te recomiendo la lectura del libro. El tema lo vale.

¿Qué reflexiones tenés para compartir sobre la confianza en el trabajo y el gerenciamiento?

Share

Releyendo el libro Winning de Jack Welch, encontré una serie de criterios con indicios que pueden servir como indicadores para construir una opinión sobre cuánta afinidad tenemos con el trabajo que estamos realizando. Acá comparto una versión adaptada de lo que afirma Welch.

Criterio Considere la siguiente señal como favorable… Considere la siguiente señal como desfavorable…
Relaciones Los compañeros nos agradan. Podemos relacionarnos con ellos y disfrutamos sinceramente de su compañía. Compartimos valores y sueños. En el trabajo estamos actuando un personaje para relacionarnos con los demás. No nos interesa tener una vínculo más franco y personal con la gente con la que trabajamos
Desarrollo El trabajo nos ofrece la oportunidad de crecer como persona y como profesional. Sentimos que aprendemos cosas que consideramos valiosas y que ni siquiera necesitábamos aprender. No tenemos en el trabajo nadie de quien aprender, ni nadie a quien admirar.
Opciones El trabajo que hacemos, la empresa en la que trabajamos, o la gente con la que trabajamos, aporta al fortelecimiento de nuestras credenciales y nos abre opciones profesionales a futuro. La empresa, la industria u otros aspectos de nuestro trabajo, no mejoran nuestras opciones profesionales a futuro.
Autorreferencia Elegimos el trabajo atendiendo nuestro propio deseo. Elegimos el trabajo desatendiendo nuestro propio deseo, por ejemplo por presiones de nuestro conyuge, o para demostrar lo equivocado que estuvo aquel profesor o familiar que en algún momento nos dijo que nunca llegaríamos a nada.
Sentimiento Nos apasiona lo que hacemos, nos entusiasma, nos divierte, consideramos que hacemos un aporte significativo, nos llega al alma. Nos pesa lo que hacemos. Nos decimos cosas como por ejemplo: “me quedo aquí sólo hasta que encuentre algo mejor” ó “trabajo aquí por que el sueldo es inmejorable”, ó “hago esto por obligación pero no por vocación”.

¿Qué consecuencias tiene estar trabajando en algo que no es para uno?

Por Pablo Staffolani para Puerto Managers.

Share

Aquí va el posteo más leído durante Julio del 2009 en Puerto Managers.

Entre los diferentes recursos que podemos emplear para favorecer el aprendizaje, la narración de historias es uno de los que me siguen sorprendiendo por su capacidad de comunicar en forma integrada los dos elementos vinculados a la incorporación de una nueva práctica: las ideas y los comportamientos asociados.

Las historias están también vinculadas a nuestra identidad tanto individual como colectiva. Recuerdo ahora cómo de niño le pedía a mi madre que me cuente historias familiares y me quedaba extasiado escuchándola. Esas historias forman parte de la idea que me formé sobre mi mismo, idea compuesta por una selección de hechos y una serie de opiniones, idea que puede abrirme o cerrarme posibilidades futuras, y que puedo elegir revisar y reinterpretar para que me habilite una deriva hacia el futuro que deseo perseguir.

En tiempos previos al surgimiento del lenguaje escrito, el relato de historias cumplía una función clave en la educación. Por ejemplo, se aprendía sobre la valentía, escuchando historias de personas, héroes y dioses que actuaron en forma valiente.

Las historias tienen, entre otras, la capacidad de ayudarnos a aprender por medio de ejemplos. Al tomar contacto con una hisoria se produce un intercambio emotivo y transformador entre quien vé, escucha o lee la historia, y la historia en sí misma, ya que si bien no estamos viviendo esa historia, sí estamos sintiendo, imaginando y experimentando internamente resonancias con la narrativa.

La capacidad que las historias tienen para influenciar la cultura, y por ende los comportamientos humanos es tan grande, que Christian Salmon, miembro del prestigioso Centro de Investigaciones sobre las Artes y el Lenguaje (CNRS) muestra en su libro Storytelling “la utilización y el aprovechamiento malintencionado” que desde el poder político y los medios de comunicación se puede hacer del arte narrativo como herramienta muy efectiva de manipulación, formateo mental y persuasión falaz.

En este artículo lo que pretendo es proponer una serie de películas cuyas historias nos permitan favorecer al aprendizaje de ciertos modelos de desarrollo organizacional, y  que considero de valor para toda persona que trabaje dentro de empresas o ayudando a quienes allí trabajan.

Esta lista es limitada, incluye las propuestas de todo el equipo de FactorCoaching, y por supuesto que muchas películas valiosas nos quedaron afuera.

Para decidir qué película ver, te sugiero que no consideres el hecho de que ya la hayas visto, ni que te haya gustado o parecido desastrosa. La propuesta no es de entretenimiento, sino de aprendizaje entretenido.

La invitación es a que la veas de nuevo con nuevos ojos, desde una perspectiva particular, desde la mirada que tendría quien quiere aprender más sobre un determinado tema.

Por eso asociamos, con nuestro criterio, el nombre del film a ciertas áreas de desarrollo que te sugiero investigues antes de sentarte frente a la pantalla.

  1. Chocolate: Sistemas de creencias, Modelo de Control unilateral vs. Modelo de aprendizaje mutuo.
  2. Sueños de libertad (The Shawshank Redemtion), con Tim Robins y Morgan Freeman: Protagonismo, Responsabilidad incondicional, Liderazgo, Cultura.
  3. 12 Hombres en pugna con Henry Fonda: Comunicación, Manejo de conflictos, Abogar, Indagar, Inferencias, Negociación, Modelo de control unilateral vs. Modelo de aprendizaje mutuo
  4. Somos Marshall: Modelos Mentales, Management de emociones, Team building, Motivacion, Liderazgo.
  5. Gente como uno: Rutinas defensivas, el poder destructivo de aquellas cosas de las que no hablamos, Management de emociones.
  6. Don Juan de Marco, con Marlon Brando y Johnny Deep: Modelos mentales.
  7. La sociedad de los poetas muertos (Dead poet’s society), con Robin Willams: Modelo mental de control vs. aprendizaje, Éxito más allá del éxito, Responsabilidad incondicional, Valores.
  8. Gladiador: Liderazgo, Valores, Éxito más allá del éxito, Trabajo en equipo, Visión, Misión.
  9. Escritores de la libertad (Freedom Writers), con Hilary Swank. Cambio modelo mental, Responsabilidad, Compromiso, Liderazgo.
  10. La duda (Doubt) con Meryl Streep: Modelos mentales, Valores.
  11. La decisión de Sophie (Sophie’s Choice) Meryl Streep: Modelos mentales, Conflicto, Dilemas, Toma de decisiones, Valores.
  12. Apollo 13: Confianza, Trabajo en equipo, Colaboración, Liderazgo, Coordinación
  13. En busca de la felicidad (The Pursuit of Happyness), con Will Smith: Resiliencia, Responsabilidad, Actitud.
  14. Matrix: Modelos mentales, Responsabilidad y libertad.
  15. La firma: Rutinas defensivas y Ezquizofrenia Organizacional
  16. La vida de los otros: Modelos mentales, Liderazgo
  17. Un domingo cualquiera: Motivación, Compromiso, Manejo de emociones.
  18. Corazón valiente: Liderazgo.
  19. La vida es bella: Liderazgo, Valores, Actitud.
  20. Mi vida: La muerte como consejera, Creencias, Perdón, Manejo de emociones, Liderazgo personal.

Espero escribas tus comentarios sobre este tema de las historias y su capacidad transformadora y tus propuestas de películas. Gracias!

Share

Aquí va el posteo más leído durante Junio del 2009 en Puerto Managers.

Sé que hay exceso de información y escasez de práctica, que una acción efectiva vale más que 100 palabras. Pero también se que no hay nada más útil que una buena teoría y que esta se expresa en palabras, y que hay palabras que cambian la deriva de la historia. Y se del efecto generativo del lenguaje, que cuando hablamos no sólo describimos la realidad que experimentamos sino que además creamos una experiencia de esa realidad, y modelamos conciencia…

Por eso te invito a dar tu propuesta de cuáles son los 10 libros que ningún manager debería dejar de leer.

No importa el orden de tu lista, y si no son 10, que sea 1. No importa que hoy propongas 10 y en un mes los 10 sean otros. Desearía que no propongas libros técnicos, ya que supondremos que las técnicas de administración tienen que ser conocidas por todo manager. No pienses sólo en aquellos que te gustaron, piensa en los imprescindibles, en aquellos que quisieras que los manager lean y apliquen, porque con sus ideas mejorarían el mundo organizacional en la dirección que a vos te gustaría.

Por otro lado, como todo lo dicho habla tanto del que dice como de lo dicho, acá van los 10 míos (la mayoría en español), para que me conozcas un poco más, y si querés votes por alguno de ellos y agregues tu propuesta. Será bienvenida.

  1. La rebelión de Atlas, Ayn Rand
  2. Choice therory, William Glasser
  3. Sincronicidad, Joseph Jaworski
  4. El futuro de la administración, Gary Hamel
  5. El hombre en busca de sentido, Viktor Frankl
  6. El líder resonante crea mas, Daniel Goleman
  7. La nueva comunidad humana, Scott Peck
  8. Metamanagement, Fred Kofman
  9. El factor confianza , Stephen M. R. Covey
  10. Critical thinking, Alec Fisher

Te dejo también este video, sobre el gusto de leer.

Me gusta leer from Andres Ubierna on Vimeo. Cuáles son los 10 libros que todo manager debería leer.

Share

Aquí va el posteo más leído durante Mayo del 2009 en Puerto Managers.

Hiroshi Tasaka es profesor de la Tama University en Tokyo y fundador de SophiaBank , una red global de “fabricantes de ideas” o “think-tank“. Según su opinión, la mayor paradoja de la actual sociedad del conocimiento es el hecho de que el conocimiento está perdiendo valor y que la sabiduría será el asunto realmente crítico. En esta entrevista explica por qué las compañias y organizaciones deben abrirse a la sabiduría colectiva instrumentada por la web 2.0, sugiere hablar de “management del yo” en lugar de management de los recursos humanos, y predice el fin del capitalismo tal como lo conocemos.

En Infonomía.

Share

Querido participante de las conversaciones de Puerto Managers,

Para responder a la menor actividad que por las fiestas y la temporada Argentina de verano lógicamente vengo registrando en el tráfico y lectura del material del blog, decidí bajar la frecuencia de posteos de nuevos artículos a uno por semana y retomar el ritmo de cinco por semana a partir del 1 de marzo de este nuevo año.

Te dejo un gran abrazo colmado de gratitud por la posibilidad que me das de llegar a vos al ser parte de este Puerto, junto a mis deseos de que cada día de este nuevo año, te reciba con una sonrisa, en paz y plenitud.

Andrés

Share

Por Víctor Raiban para Puerto Managers.

Cuando debemos tomar decisiones que afectan a los intereses de otros, que son vistas como antipáticas y nos alejan de la aceptación y popularidad que tienen los empleados sobre nuestras personas, ¿cómo plantearlas? ¿Cómo tomar esas decisiones difíciles pero necesarias para la compañía y seguir siendo el líder que soy para mi gente?

Algunos ejemplos de decisiones difíciles pueden estar relacionadas con: el despido de gente, el pago del bono anual, la calificación en la guía de desempeño, un ascenso, postularse a otra posición… y así podríamos seguir enumerando.

Me gustaría que el lector nos diera más ejemplos de su trabajo y nos cuente como hizo y si logró atender el objetivo de efectividad e impecabilidad sin perder popularidad.

El Dalai Lama, en el  libro La senda del líder que coescribió con Laurens van den Muyzenberg, comparte su perspectiva sobre cómo mejorar la calidad de una decisión y  cómo lograr estar en paz con ella.

“… para mejorar la calidad de las decisiones que toman, los líderes tienen que mejorar su mente, si deciden mejorar su mente se dirigirán hacia una vida más feliz. Para tomar decisiones justas se debe pensar justamente, y para pensar justamente hay que meditar cada acción previamente. Para estar seguro que esta decisión está basada en una intención justa y tiene una motivación justa. Para ello nuestra mente tiene que en lo posible estar en estado de consciencia pura alejada de las emociones negativas, como la ira, la desconfianza, el temor o los celos…”

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline