Si nuestra sociedad quiere realmente avanzar en el balance vida-trabajo, necesitamos sumergirnos en un debate honesto y serio sobre este tema. El problema es que mucha gente habla mucha “basura” [ideas sin fundamento] sobre el equilibro vida-trabajo.

Todas las discusiones sobre horarios flexibles, viernes de vestimenta informal o permisos por maternidad, por ejemplo, sólo sirven para enmascarar el asunto principal que es que ciertos empleos y opciones de carrera son básicamente incompatibles con un compromiso significativo, en el día a día, con una familia joven.

El primer paso para resolver un problema es reconocer la situación en la que estamos. Y la realidad de la sociedad en la que estamos es que hay miles y miles de personas por ahí dando gritos ahogados de desesperación en sus vidas trabajando durante horas interminables en empleos que odian para poder comprar cosas que no necesitan e impresionar a personas que no quieren. Opino que ir el viernes a trabajar en remera y jeans no es ir al meollo de la cuestión.

La segunda observación que quiero resaltar es que tenemos que enfrentar la verdad de que los gobiernos y las empresas no van resolver este problema por nosotros. Tenemos que dejar de mirar para otro lado; depende de nosotros como individuos tomar el control y la responsabilidad del tipo de vida que queremos llevar. Si no diseñas tu vida, alguien lo hará por tí, y puede que no te guste la idea de equilibro vida-trabajo del otro.

Es de particular importancia nunca poner la calidad de vida en las manos de una empresa. Y no estoy hablando sólo de la malas empresas, de los mataderos del alma humana, como yo las llamo. Estoy hablando de todas las empresas. Porque las empresas están diseñadas en esencia para conseguir lo máximo que puedan de nosotros. Está en su naturaleza, en su ADN, es lo que hacen, incluso las empresas buenas, bien intencionadas.

Tenemos que asumir responsablidad para establecer y hacer cumplir los límites que queremos en nuestra vida.

Para seguir esta reflexión, te sugiero veas completa la conferencia de Nigel Marsh en TEDxAustralia que te dejo a continuación (con la opción de subtítulos en español), y luego dejes tus comentarios.

Por Andrés Ubierna

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline