Peronistas-Radicales, Boca-River, Chevrolet-Ford, Judios-Católicos, Campo-Gobierno, Gobierno-Medios. Estos son algunos de los  ejemplos de pseudos enemigos que coexisten en nuestra sociedad argentina.

Parece que llamamos enemigos  a quienes piensan de forma diferente, y vaya uno a seber por qué mecanismo mental, le asignamos automáticamente a esa diferencia la capacidad de amenazar familia, trabajo e identidad ante el mundo.

Veamos el video de Elizabeth Lesser quien invita  a tener una experiencia supra espiritual:  propone llevar a almorzar a una persona que piense radicalmente distinto a nosotros, con el propósito de entender al otro, de escucharlo suspendiendo las creencias negativas más tóxicas que obturan una buena comunicación.

Todos tenemos de estos pseudo enemigos a quienes te invito a que los llamemos maestros, pues, dependiendo de lo que hagamos con lo que sintamos,  gracias a ellos podemos crecer en fortaleza, sabiduría y amor.

Amar y entender a un par, a un colega, o a alguien que se me parece, es  reconfortante. Sin embargo, amar a uno de estos “maestros” nos abre la puerta a crecer en conciencia.

¿Te animás a tener la experiencia que nos indica Elizabeth Lasser? De hacerlo, no dejes antes de leer la serie de artículos que Andrés Ubierna publicó en este blog sobre Conversaciones Problemáticas (cuyos enlaces verás abajo), y luego de almorzar con “tu enemigo”, no dejes de contarnos cómo resultó.

Por Víctor Raiban

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline