Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.

Share

“Minino de Chesire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?”, preguntó Alicia al Gato. “Eso depende en gran parte del sitio al que quieras llegar”, dijo el Gato. “No me importa mucho el sitio…” dijo Alicia. “Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes”, dijo el Gato. Charles “Lewis Carroll” Dodgson, (matemático y escritor inglés), Alicia en el País de las Maravillas, 1885.

No se puede enseñar nada a un ser humano; sólo se le puede ayudar a descubrirlo en su interior. Galileo Galilei, 1564-1642, físico y astrónomo italiano.

No existe valor en la vida, salvo el que se elige dar, ni felicidad en ningún lugar, salvo la que lleva consigo uno mismo. Henri David Thoreau, 1817-1862, filósofo y poeta norteamericano.

No es la vida, sino la buena vida, lo que hay que valorar bien. Sócrates, 469-399 a. de C., filósofo griego.

“La felicidad es aquel estado de conciencia que procede del cumplimiento de los valores propios.” Ayn Rand, 1905-1982, filósofa y novelista norteamericana.

“Don Juan siempre me decía, ‘Realiza un gesto. Un gesto no es nada más que el acto deliberado realizado para manifestar el poder que proviene de tomar una decisión…,’ el camino del corazón no es una ruta de introspección incesante o de vuelos místicos, sino un camino de estar en el mundo experimentando sus dichas y penas, y decidir una intención es la manera de convocar tu lugar en la gran comunidad de la existencia.” Carlos Castaneda, 1925-1998, antropólogo y escritor.

“Una conciencia humana elevada y amorosa es un requisito clave. Creamos nuestro futuro colectivo por medio de nuestros pensamientos, actitudes y acciones, manteniendo un elevado estado espiritual y mental por medio del corazón. El intento de poner en acción el amor,  la compasión, la dedicación de servicio a la vida, es lo que puede educir la ayuda no visible del universo.” William Tiller, Profesor Emérito del Departamento de Ciencias de la Universidad de Stanford.

Share

“La confianza es algo que si dejamos que se erosione termina derrumbando al gobierno más poderoso, a la empresa con más éxito, al liderazgo más influyente, a la amistad más sincera, al carácter más fuerte y al amor más profundo. Y si logramos desarrollarla y aprovecharla, la confianza encierra el potencial de generar un éxito y una propsperidad sin parangón en todos los ámbitos de la vida… ” Al menos esto afirma Stephen M. R. Covey en Factor Confianza, el libro que escribió junto a  Rebecca Merrill y del cuál extraje las frases que aquí muestro.

  1. La rapidez surge cuando las personas… tienen una verdadera confianza mutua. Edward Marshall.
  2. La técnica y la tecnología son importantes, pero incorporar confianza es la cuestión clave de la década. Tom Peters.
  3. No hay éxito sin confianza. La palabra “confianza” representa casi todo lo que uno puede esforzarse por conseguir que contribuya al éxito. Jim Burke, ex presidente y director general de Johnson & Johnson.
  4. Ya estés en un equipo deportivo, en una oficina o seas miembro de una familia, si no hay confianza mutua, habrá problemas. Joe Paterno, entrenador de fútbol amereicano en Penn State University.
  5. Valores trascendentes como la confianza y la integridad se traducen literalmente  en ingresos, beneficios y prosperidad. Patricia Aburdene, autora de Megatendencias 2010: el surgimiento del capitalismo consciente.
  6. La desconfianza duplica el coste de  hacer negocios. John Whitney, Profesor en Columbia Business School.
  7. Al ir a trabajar, la principal responsabilidad debería ser generar confianza. Robert Eckert, director general de Mattel.
  8. Pocas cosas pueden ayudar más a un individuo que atribuirle responsabilidad y hacerle saber que confías en él. Booker T. Washington.
  9. La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito… la esencia del heroísmo. Ralph Waldo Emerson.
  10. Las pequeñas cosas cuentan. Como cuando alguien entra para hablar con un directivo y su secretaria le dice que está reunido cuando no lo está. Son esas pequeñas cosas que los trabajadores perciben. Frank VanderSloot, presidente y director general de Melaleuca.
  11. Busco tres cosas a la hora de contratar a una persona. La primera es la integridad personal, la segunda es la inteligencia y la tercera, un gran nivel de energía. Pero si no tienes la primera las otras dos acaban matándote. Warren Buffett, director general de Berkshire Hathaway.
  12. La única manera de generar confianza en el ámbito profesional o personal es ser digno de confianza. Gerard Arpey, director general de American Airlines.
  13. Cualquiera que no sea cuidadoso con la verdad en los asuntos pequeños no es digno de confianza en los asuntos importantes. Albert Einstein.
  14. Quién eres, cuáles son tus valores, qué representas… son tu ancla, tu norte. No vas a encontrarlo en ningún libro; lo encontrarás en el alma. Anne Mulcahy, presidentea y directora general de Xerox.
  15. La gente no escucha cuando hablas, te mira los pies. Anónimo.
  16. La verdad se hace patente mediante los actos… Hank Paulson, presidente consejero de Goldman Sachs.
  17. No puedes impedir una gran catástrofe, pero sí construir una organización que esté dispuesta a luchar, con una moral alta, que sepa comportarse, que confíe en sí misma, donde las personas tengan confianza mutua… porque sin confianza, no lucharán. Peter Drucker.
  18. La gente con quien me resulta difícil tratar… es gente que no da toda la información. Esconden delibaradamente partes de la historia, distorsionan adrede los hechos. Shelley Lazarus, presidente y consejero delegado de Ogilvy & Mather.
  19. Lo que me molesta no es que me hayas mentido, sino que ya no puedo creer más en ti. Friedrich Nietzsche.
  20. Existen tres señales que distinguen a un hipócrita: cuando habla, miente; cuando promete, no cumple, y cuando en él se confía, traiciona.

Podría seguir con la lista, pero mejor te recomiendo la lectura del libro. El tema lo vale.

¿Qué reflexiones tenés para compartir sobre la confianza en el trabajo y el gerenciamiento?

Share

Hoy leí en el diario Clarín que en la Argentina aumentó el consumo de píldoras para “rendir más y sentirse bien”. Durante los últimos cuatro años aumentó el 20% la venta de sedantes, diuréticos, antidepresivos, ansiolíticos y polivitamínicos. EE.UU no está sólo en estos temas. En Un virus que hace estragos en las empresas te mostraba algunos datos de la magnitud del impacto económico del estrés. Por eso para este lunes, algo de paz…

Te invito a incluir entre tus actividades diarias (y si ya no lo estás haciendo), además del trabajo, la práctica de la respiración consciente, una buena lectura, música, alguna caminata enérgica u otra actividad física, buena alimentación, descanso suficiente, buenas compañías, mucho buen humor, una buena cuota de afecto, y el contacto con vos mismo a través de unos minutos de meditación.

Y siempre viene bien algo de poesía: Amado Nervo .

EN PAZ

Artifex vitae, artifex sui

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;
porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
que si extraje la miel o la hiel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

…Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
mas no me prometiste tú sólo noches buenas;
y en cambio tuve algunas santamente serenas…

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

¿Hay algo en tu vida por lo que estés dispuesto a pagar el precio de tu paz? ¿Hay algún regalo para los que te quieren de verdad, que ellos aprecien más que el regalo de tu felicidad?

¡Que tengas una muy buena semana!

Share

Camila, mi hija de 16 años, desde hace un par de meses elige los sábados para arremeter con una serie de inquietudes filosóficas y éticas haciendome preguntas del tipo:

  • “Pa, yo entiendo lógicamente que cuando elijo actuar siguiendo mis valores eso me lleva a ser feliz, pero en la práctica ¿cómo puedo así ser feliz si cuando lo hago me dejan sola?”
  • “Pa, ¿de qué sirve soñar si los sueños son eso… inexistentes? O sea, como muchos sueños no se hacen realidad, ¿no te parece que cuanto más sueños tenga la gente, mayor frustración tendrá que vivir?”
  • “Pa, ¿es posible saber con certeza, feacientemente, sin ningún acto de fe, que existe eso que llamamos Dios?”

Lo que me pasa, es que preguntas como estas me invitan a un viaje de vuelta a lugares que creía conocidos. Vuelvo a ser un principiante. Será porque me doy cuenta que también son el tipo de cuestiones que se mantienen vigentes en mí. Son preguntas parecidas a las que en algún momento de mi vida exploré llegando a un cierto lugar de claridad que cada tanto se vuelve a oscurecer. Serán de esa clase de preguntas que luego de un tiempo vuelven a mí una y otra vez, produciéndome una suave inquietud, una duda renovada. Respuestas que se derriten y escurren entre los dedos de mis manos que intentan agarrarlas. Tal vez me quede descansando en las preguntas y viviendo simple en la nube del no saber, no sea cosa que confunda las respuestas con la vida y me pierda de vivirla tal cual es.

Mmm… qué lindo decirle a mi hija: “No sé mi amor… las respuestas que tenía, fueron sólo un invento tranquilizante para poder vivir mejor por un tiempo en este misterio. Pero si querés, te ayudo a que busques tus propias respuestas, esas que te sirvan también a vos, por algún tiempo, a navegar tu existencia.”

Creo que en los libros no hay respuestas y sí invitaciones atractivas, así que estoy abriendo de nuevo algunos books de filosofía que tenía por allí, en los estantes más altos de mi biblioteca. Uno de ellos contiene el Manual y Máximas de Epicteto. Lo que siempre me maravilló de Epícteto fue que nació como esclavo y terminó obteniendo su libertad y convirtiéndose en maestro y mentor de quien había sido su amo.

Dicen que para algunos el lunes es el día más duro de la semana. De hecho los lunes entre las 7AM y 9AM de la mañana es cuando se produce la mayor tasa de infartos. ¿Dónde? En los estacionamientos de las empresas. El cuerpo sale a trabajar y el corazón se queda.

En fin, releyedo ese manual y máximas encontré algunas frases que comparto con vos con el deseo de que puedan ayudar y sumar inspiración a tu lunes con un poco de filosofía. Al leerlas comprobarás su vigencia.

  • “Engrandecerás a tu pueblo no elevando los tejados de sus viviendas, sino las almas de sus habitantes.”
  • “Si dicen mal de ti con fundamento, corrígete; de lo contrario, échate a reír.”
  • “Los hombres se sienten molestos no por las cosas que les suceden, sino por las opiniones que tienen acerca de las cosas.”
  • “Vale más, morir de hambre después de haber desterrado las preocupaciones y los miedos, que vivir en la abundancia con inquietud y temor.”
  • “No se llega a campeón sin sudar.”
  • “Querer agradar a los demás es una trampa peligrosa.”
  • “Cuidado con las compañías: el mundo está lleno de semejantes agradables y con talento. La clave es asociarse sólo con personas que te eleven, cuya presencia saque lo mejor de ti mismo.”
  • “Los malvados pueden matarme, pero no perjudicarme.”
  • “En la prosperidad es muy fácil encontrar amigos, en la adversidad no hay nada más difícil.”
  • “Define claramente la persona que quieres ser.”
  • “Mantente fiel a tus ideales espirituales aunque seas objeto de burla por parte de aquellos que abandonan los ideales por la aceptación social o la comodidad.”

¡Un abrazo y que tengas un muy buen lunes de trabajo!

Share

Ciertas filosofías proponen ver en el trabajo una oportunidad insuperable para que las personas se transformen, y aprovechen los desafíos como incentivos para mejorar sus vidas y su ser en el mundo, como quien hace una obra de arte. Quien elige dar este sentido al espacio laboral, se convierte así en artista de sí mismo y, como todo artísta, busca inspiración.

El contacto con la inspiración suele producirse donde habita la grandeza ya sea en la naturaleza o en nosotros, en ese lugar de encuentro entre nuestra humanidad y lo divino, y que algunos ubican coporalmente en el corazón, donde el sentimiento manda a la razón y nos posee arrojándonos a un flujo creativo y admirable, donde la finitud casi toca al infinito.

Mi interés es iniciar una conversación con vos sobre frases que te conecten con ese sentimiento que nos alienta a actualizar nuestro mejor potencial.

Abro Puerto Managers al conocimiento colectivo sobre este tema, invitando a todos los que lean este posteo a dejar sus frases inspiradoras más queridas, aquellas a las que pueden recurrir como el artista a las musas.

Hace meses un amigo, presidente regional de una importante empresa de entretenimientos, me envió algunas de sus frases preferidas con las que armé este video para que vayas entrando en onda. Te espero!!!

Frases inspiradoras de Liderazgo from Andres Ubierna on Vimeo.

Share

Cuando hablamos no sólo describimos una determinada situación, sino que hacemos que pasen cosas. El poder que las palabras tienen para influenciar el curso de los acontecimientos, es algo que una comunidad que escucha otorga a aquel que habla.

Los elementos por lo cuales una persona o una comunidad otorga este poder, son variados. Dentro de una organización la autoridad formal es una de las fuentes de poder de la palabra. Obviamente no tiene igual capacidad de influencia una opinión emitida por el CEO que la misma opinión emitida por un gerente, por el simple hecho de que la autoridad del CEO es mayor que la del gerente.

Dejando a un lado el poder formal, lo que te propongo es focalizarnos en cómo dar un discurso que logre influenciar a una audiencia. En otras palabras: Qué podemos hacer para que quien escuche un discurso pronunciado por nosotros, elija libremente dejarse influenciar  por las palabras que escucha.

Entre la innumerables fuentes a las que podemos recurrir para estructurar este tema, voy a valerme del gran filósofo Aristóteles (384 – 322 a. d. C.), discípulo de Platón, quien entre sus más de 400 libros, escribió uno llamado Retórica, que aún hoy se emplea como material de base para el aprendizaje del arte de la argumentación.

Aristóteles define la retórica (argumentación) diciendo que implica el empleo de los tres medios de influencia verbal disponibles:

  • Ethos: Credibilidad, coherencia, imagen y reputación del orador.
  • Logos: Organización lógica del discurso, fundamentación y razonamiento.
  • Pathos: Resonancia emocional que el orador es capaz de producir en la audiencia.

A título de ejemplo, vale traer este memorable discurso de Martin Luther King pronunciado en mayo de 1963, para ver que hoy. 46 años después y con la presidencia de Barak Obama, primer presidente de color de los EE.UU., las palabras con las que expresaba su sueño siguen influenciando las voluntades humanas que aspiran a un mundo mejor.

Iré explorando cada uno de estos tres componentes del discurso argumentativo en futuros posteos. Mientras tanto, me interesa que me comentes qué pensamientos y sentimientos te produce este tema.

Share

Intentaré resumir algunos de los aspectos que considero más filosóficos y con poder transformador sobre el trillado tema del liderazgo, bajo la creencia de que no es posible ser mejor manager ni líder de un equipo o una empresa, de lo que se es como persona. Por eso la clase de persona que estoy siendo, estructura y condiciona mi hacer y mis logros, y entonces, hay ciertos haceres y determinados resultados que quedarán fuera de mi esfera de posibilidades a no ser que me meta con esa persona a la que veo todos los días en el espejo cuando me levanto a la mañana para ir a trabajar: yo.

“El camino para hacer es ser.” Lao Tze.

La elección que mayor impacto tiene en las decisiones vinculadas al liderazgo organizacional, es asumir el compromiso irrenunciable de ser mediante nuestro hacer quienes queremos ser.

El liderazgo personal es un proceso (un “hacer”). La plataforma humana en la que este proceso se desarrolla está construida por una conciencia organizada alrededor de una visión personal y un set de valores (un “llegar a ser”) que permanecen presentes continuamente en la  perspectiva de quien lidera su vida. Esta conciencia es necesaria para el liderazgo pero no es suficiente. El proceso de liderazgo ocurre cuando las elecciones ante la vida responden al llamado de esta conciencia, potenciada por el sentimiento.

El diálogo interno a partir de las preguntas vinculadas al liderazgo personal, aquellas que nos llevan a encontrar respuestas en nuestro corazón para dar sentido a nuestra existencia y guiar el proceso mediante el cual nos construimos en las personas que queremos ser con nuestros actos conscientes, constituye una actividad netamente productiva porque energiza y organiza nuestro comportamiento para que sea conducente a la realización de ese sueño de ser que llevamos dentro y aspiramos realizar.

  • ¿Para qué estoy en este mundo?
  • ¿Cuál es el sentido que quiero darle a mi existencia?
  • ¿Qué clase de persona quiero ser?
  • ¿Cuál es el ideal más grande de humanidad para mi mismo que anhelo expresar mediante mis elecciones cotidianas de vida?

Indagarnos acerca de estas cuestiones y  sostener cotidianamente en nuestra mirada estos ideales sobre nuestro “ser persona”, es una forma muy efectiva de conseguir que nuestra vida sea aspirada hacia la realización del futuro que anhelamos, y de influenciar a otros para que sumen sus aportes en este camino de realización.

Joseph Jaworski en su libro de liderazgo “Sincronicidad” expresa de esta manera las ideas de Erich Fromm:

“Ser es un modo de estar en el mundo u orientación existencial,… tiene que ver con nuestro carácter, con nuestra orientación general hacia la vida; es un estado de actividad interna.”

Según expertos en liderazgo y aprendizaje organizacional de la talla de Greenleaf y Senge, una de las decisiones cruciales que habilita un verdadero liderazgo en una comunidad o en una organización, es la elección existencial de servir a la vida y de esta manera permitir que la vida se despliegue a través de mí.

Creer que líder se nace y definir al líder como quien posee características extraordinarias, deshabilita la posibilidad de descubrirse como líderes en el 99,9% de la población mundial y presenta una gran cantidad de desventajas, algunas directamente vinculadas con la elección de la respuesta a dar a las circunstancias presentes. Si bien existen condicionantes natos y cierta disposición natural hacia el liderazgo en algunas personas, el modelo que ofrezco de liderazgo no necesita de seres formidables ni heroicos para ejercerlo. El liderazgo tampoco tiene que ver con la autoridad externa, ni con el poder personal, ni con el carisma.

El liderazgo tiene que ver con la conciencia de que somos todos generadores de realidades y no simples espectadores, ni víctimas de las circunstancias que nos tocan. Sepamos entonces que tenemos la capacidad de influenciar el mundo, reconociendo y ejerciendo nuestro rol en el “equipo de creadores”. Acceder a nuestra capacidad de liderar requiere de visión, esfuerzo, práctica, reflexión y un alto compromiso con la humanidad y sus valores.

Tus comentarios, pensamientos, desacuerdos, reflexiones, opiniones ó aportes, me ayudan y mucho. Son la forma en la que me hacés saber que estás ahí, porque si bien encuentro un disfrute intrínseco en poner mi energía para mantener vivo este espacio, tener constancia escrita de tu presencia, me renueva y al recibir tus comentarios como un regalo, me siento agradecido.

Share


Para todos los padres que visitan este blog un poco de inspiración en estas fechas trayendo las palabras de la Madre Teresa de Calcuta. ¡Qué la disfruten y que el domingo tengan un hermoso día!

Enseñarás a volar,

Pero no volarán tu vuelo.

Enseñarás a soñar,

Pero no soñarán tu sueño.

Enseñarás a vivir,

Pero no vivirán tu vida.

Sin embargo,

En cada vuelo,

En cada vida,

En cada sueño,

Perdurará siempre

La huella del camino enseñado.

PD: Y para vos viejo querido, que aunque ya no estás, siempre tu amor en mí permanece.

Share

Abriendo mi corazón y dejándome llevar por esta fusión de poesía, imágenes y música, llegué al silencio de mi mente y ví lugares internos donde habitan crisis y superación, dudas y claridad, misterio y respuestas, muerte y vida, cambio, aprendizaje y crecimiento… y allí refuerzo mi apuesta por vos, humanidad, y por actualizar en mí tu mayor potencialidad. Te amo.

Buscando inspiración, en Espiritualidad y Política, encontré este video con un poema del filósofo, místico y poeta Rumi, considerado por la BBC el poeta más popular de los Estados Unidos. Que lo disfrutes… ah, acá va mi traducción, pero no dejes de ver el video:

CONVIÉRTETE EN CIELO

Dentro de este nuevo amor… muere
Tu camino comienza del otro lado
Conviértete en cielo
Derrumba el muro de la prisión
Escapa
Libérate como alguien que de pronto se impregna en colorido
Hazlo ahora
Estás cubierto con espesas nubes
deslízate al otro lado
Muere…. y permanece en paz
La quietud es el signo inequívoco de que has muerto
Tu antigua vida era correr frenéticamente huyendo del silencio
Atónita sale ahora la luna llena

Rumi

Conviértete en el cielo, Rumi, Poema Sufi from Andres Ubierna on Vimeo.

Inspiración de la sabiduría perenne.

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline