Este pasado 26 de abril se publicó la siguiente noticia en diversos medios: Un empleado del gigante francés de las telecomunicaciones France Telecom se suicidó este martes inmolándose con fuego en el aparcamiento de una agencia del grupo en el suroeste de Francia, anunció la dirección de la empresa, en la que se han registrado unos 60 suicidios desde 2008.

Casado y padre de cuatro hijos, la víctima, cuya identidad no fue proporcionada, llevaba 30 años en France Telecom, precisó el responsable sindical Francois Deschamps, que lo describió como una persona “muy reconocida profesionalmente” que “vivió mal” los “periódicos cambios de puesto” de trabajo. “La movilidad que le impusieron le obligó a vender su casa. Escribió varias veces a su dirección, pero nunca le respondieron, como a tantos otros”, indicó ese mismo dirigente sindical, para quien “la violencia inaudita de inmolarse con fuego no es anodina”.

El hombre era delegado del sindicato CFDT y estaba encargado de las condiciones de trabajo, higiene y seguridad, según fuentes gremiales.

“Este nuevo suicidio demuestra que no todo se ha solucionado en France Telecom a pesar de lo que dicen”, afirmó la CGT.

La dirección del grupo anunció el desplazamiento “inmediato” al lugar del suicidio de dos altos responsables.

France Telecom, controlada en un 26% por el Estado francés, que la privatizó en 1997, tiene unos 100.000 trabajadores.

En 2008 y 2009, fue sacudida por una inédita crisis tras una treintena de suicidios que, según los sindicatos, fueron provocados por los métodos de gestión aplicados por el gigante francés de las telecomunicaciones para adaptarse al universo ultra competitivo del mercado de la telefonía y de internet. En particular, apuntan a un sistema de gestión implementado desde 2004 que busca la salida de 22.000 empleados en tres años.

Según el Observatorio del Estrés y la Movilidad Forzadas, creado por iniciativa de dos sindicatos del grupo, en 2011 se había registrado un suicidio en France Telecom. En 2010, fueron 27 y 16 intentos de suicidio. Entre 2008 y 2009, se registraron más de 30. La dirección de France Telecom no lleva ningún cómputo.

© 2011 AFP

Parece que para algunos humanidad y efectividad siguen siendo opciones mutuamente excluyentes. En los campos de concentración la segunda causa de muerte era el suicidio, como tan crudamente nos relata Víktor Frankl en su “El hombre en busca de sentido”. Pero esta noticia no habla de los campos de exterminio, habla de 60 suicidios que ocurrieron en una empresa… que muchos consideran prestigiosa. ¿Qué habrán hecho sus directivos al respecto? ¿qué cambios drásticos y estucturales habrán tomado para cuidar la vida y la salud psicológica de su gente? ¿Qué habrán aprendido de estos datos dolorosos? Si sabés algo, cuentanos por favor. Además… ¿Qué te dice tu conciencia sobre este aspecto de nuestra realidad? ¿Qué hacemos al respecto?

Por Andrés Ubierna

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline