El desarrollo ejecutivo es uno de los componentes críticos para la supervivencia y el crecimiento sustentable a largo plazo de las organizaciones, y la inversión que en él se realiza alcanza valores de varios miles de millones de dólares por año. Cabe entonces la pregunta: ¿cuáles son los métodos que resultan más efectivos?

La ASTD y Booz Allen Hamilton realizaron una investigación que procesa las respuestas brindadas por 397 organizaciones y el resultado de entrevistas con 18 ejecutivos seniors de sus áreas de desarrollo.

Pero antes de contarles algunos de los hallazgos, y para distinguirlo del desarrollo de liderazgo, partamos de la siguiente definición que da la ASTD: El desarrollo ejecutivo es un proceso sistemático y permanente que evalúa, desarrolla y realza la capacidad de un individuo para llevar a cabo las funciones de nivel superior en la organización.

METODO EMPLEADO

TASA DE EMPLEO

Aprendizaje en el aula: El participante asiste a la formación dirigida por un instructor basada en las necesidades, prioridades y funciones específicas de su nivel. 65%
Coaching: El participante trabaja con un entrenador interno o externo que ayuda a establecer y supervisar los progresos hacia los objetivos. 61%
Aprendizaje por acción: Los participantes trabajan solos o con colegas en un reto empresarial real mientras que reflexionan y evalúan los avances y lecciones aprendidas. 56%
Feedback 360: El participante recibe retroalimentación (con evaluaciones recogidas por un tercero para mantener confidencialidad) de sus subordinados, pares, jefes y clientes. 54%
Aprendizaje experiencial:  Se invita al participante a tener una experiencia (ya sea en una situación real, simulada, juegos de rol, etc.) y luego se lo invita a relfexionar sobre lo que hizo, la forma en la que lo hizo y los resultados que logró para rescatar aprendizajes. Se reflexiona de la experiencia, . 53%
Retiros: El participante viaja a un sitio distante del lugar de trabajo con sus colegas de trabajo o su equipo,  y realiza un proceso facilitado de auto-descubrimiento y aprendizaje, con dinámicas variadas. 50%
Tutoría: El participante trabaja con un mentor con más experiencia que proporciona consejos y experiencias frente a situaciones o problemas concretos. 49%
Asignaciones stretch: El participante se involucra en tareas que están más allá de su nivel actual de competencia, para aprender nuevas habilidades, siendo en general asistido por un coach. 43%
Estudio autogestionado o programas de e-learning: El participantes emplea tecnología para adquirir información y conocimientos en forma autodidacta. 33%
Simulaciones: El participante se involucra en situaciones reales pero armadas como juegos de aprendizaje. 29%
Rotaciones: El participante trabaja durante un tiempo en otra función o área para desarrollar nuevas perspectiva, habilidades y responsabilidades. 26%
Comunidades de práctica: Varios participantes con intereses comunes sobre cierto tema, se reúnen durante un período de tiempo, colaboran, dialogan, comparten ideas, buscan soluciones,  y generan innovaciones, 24%
Centro de evaluación: El ejecutivo participa en una evaluación estandarizada de su comportamiento con el empleo de métodos múltiples (por ejemplo, simulaciones de tareas, entrevistas, testeos psicológicos) y así observar sus respuestas de importancia crítica para realizar en forma efectiva determinada tarea. 23%
Shadowing o entrenamiento por imitación en el puesto de trabajo: Los participantes aprenden imitando a personas que tienen un alto desempeño en la tarea que deberán realizar en el futuro. 15%

¿Coinciden estos datos con lo que sucede en tu empresa?

Share

encuesta-14abr09-300.pngEste año presenta a los ejecutivos y empresarios en general, y a los responsables de Recursos Humanos y de la áreas de Desarrollo Organizacional, desafíos inéditos. Por eso estamos realizando esta breve encuesta. Sus respuestas permitirán:

1) Saber qué están haciendo empresas e individuos en este año de crisis e incertidumbre.

2) Evaluar e informar las necesidades y restricciones actuales del mercado de consultoría en desarrollo organizacional. 3) Contar con indicios que permitan diseñar estrategias efectivas.

¡Haga click aquí!, y si encuentra alguna dificultad para acceder a la encuesta con el explorador Safari, por favor escríbanos al siguiente mail: info@factorcoaching.com.ar , y le enviaremos un link directo. ¡Muchas gracias!

Share

De la encuesta que estamos llevando a cabo surge que el fortalecimiento del liderazgo es el área de desarrollo en la que mayor interés tienen los ejecutivos que participaron hasta el momento. Como un intento de hacer un aporte a quienes desean delinear estrategias efectivas para atender este interés, compartimos una lista de 7 prácticas claves a tener en cuenta.

  1. Concebir al liderazgo como una tarea no sólo del CEO, sino también de gerentes y supervisores.
  2. Alinear el desarrollo del liderazgo con la estrategia organizacional.
  3. Reflejar los valores de la organización en las competencias de liderazgo a desarrollar.
  4. Involucrar a los ejecutivos en el diseño del programa de desarrollo de liderazgo.
  5. Desarrollar sus propios líderes, en lugar de traerlos de otras empresas.
  6. Vincular el proceso de desarrollo de liderazgo a los planes de sucesión.
  7. Evaluar periodicamente la frecuencia en la que se observan los comportamientos de liderazgo deseados, como una forma de medir y retroalimentar la efectividad del programa.
Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline