celosLas emociones displacenteras son puentes hacia tu Ser. La emoción es energía vital que nos impulsa hacia. Puede servirnos para ir hacia la conquista de cosas externas a nosotros mismos, ej.: compañía, trabajo, dinero, éxito, objetos, placer, o para ir hacia nuestro interior.

Las emociones consideradas negativas o displacenteras pueden acercarnos a una maravillosa verdad esencial. La envidia, los celos, la culpa, el enojo, la ira, la tristeza son puentes maravillosos para ver la luz detrás de la sombra, lo que sucede es que no hemos aprendido a hacerlo. La cultura juzga negativamente estas emociones por eso sabemos ocultarlas, bloquearlas, reprimirlas, anestesiarlas.

Si hoy sientes envidia instálate pasivamente en ese lugar interior que la está experimentando y pregúntate, ¿qué envidias de esa persona? Seguramente descubras que hay un don o una cualidad interior deseosa de Ser y existir.

Si sientes enojo pregúntate qué necesitas para expandirte, liberar tu ser y haz algo en esa dirección.

Si sientes miedo pregúntate qué cualidad esencial aún no haz reconocido y abrazado. Si sientes celos descubre qué parte de tu Ser no estás integrando.

Si sientes culpa descubre la batalla que se está dando entre lo que debes Ser y lo que sentís y deseas.

Si sientes tristeza descubre qué aspecto interior valioso estás perdiendo.

Si sientes ira es tu ser esencial desesperado por liberarse y expandirse.

Y si no sientes nada, haz todo lo posible por salir de la anestesia emocional puesto que el sentido a la vida lo perdemos primero cuando dejamos de Sentirnos a nosotros mismos.

Selección realizada por Andrés Ubierna de las reflexiones de Carina Tacconi sobre la Educación del Ser.

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline