La potencia transformadora de los grandes coaches tiene su fuente en una dimensión más allá de las técnicas de coaching. Esta fuerza inspiradora sólo es posible desarrollarla desde la grandeza de espíritu, con un contacto de alma a alma, con una escucha empática y compasiva, con una presencia auténtica y con la certeza de que el aprendiz tiene en sí la capacidad para resolver sus propios desafíos y trascenderse en pos de sus sueños.

Te invito a seguir esta reflexión viendo el siguiente video y dejando luego tus comentarios…

Por Andrés Ubierna

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline