La expresión de los valores humanos en los actos de quienes dedican su tiempo y esfuerzo en lograr resultados económicos, tiene un impacto mayúsculo en dichos resultados. La virtud en el carácter humano vale per se, pero para quienes buscan maximizar el retorno a la inversión de los accionistas, las evidencias de las investigaciones cada vez más frecuentes que muestran este vínculo entre humanidad y efectividad, les aportan fundamentos sólidos para animarse a declarar que toda conducta laboral que no cuide la humanidad genera pérdidas económicas a la empresa, además de sufrimiento humano.

Por supuesto que necesitamos invertir en infraestructura técnológica y en excelencia operativa, y contar con talento y altos niveles de competencias en cada una de las áreas de una empresa, pero también necesitamos más humanidad, y viendo el estado de las cosas, es en esta segunda pata de la ecuación donde hoy tenemos una interesante y poderosa oportunidad de mejora.

Por eso me pregunto y te invito a indagarte sobre el impacto en los números (que es lo que aparentemente importa en el modelo mental vigente, y por ende, es con esos números con los que se mide a la gente) cuestiones tales como:

  • ¿Cuál es el valor económico producido por un equipo de directores que demuestre humildad y vulnerabilidad, comparado con el de otro equipo que opera en la desconfianza y con ocultamientos relevantes?
  • ¿Cuál es la contribución a la efectividad organizacional de una sonrisa, o de palabras tales como: “Muchas gracias”, “Buen día…”, “Me equivoqué”, “Lo siento”…?
  • ¿Cuánto cuesta, (no sólo en sufrimiento humano y en conciencia, sino en cantidad de clientes, market share, pérdida de talento, ingresos por ventas, rotación de personal, motivación, ausentismo, productividad industrial, capacidad innovadora, etc., etc., etc. …) el resentimiento, la envidia, la soberbia, la queja irresponsable, la mentira, la falta de respeto, la apatía, la arrogancia, la amenaza, el incumplimiento, el maquiavelismo, la desidia, la bronca…?

Para examinar el valor de lo invisible en el problema específico de la motivación, te traigo este video TED de Daniel Pink, experto en estrategia y transformación económica y autor de A Whole New Mind y Drive, que examina los resultados irrefutables de un experimento realizado por sociólogos, y que por algún motivo dentro del mundo organizacional no son atendidos por la mayoría de los gerentes. Los métodos tradicionales de recompensas no suelen ser los más efectivos. [Si querés, elegí la opción de subtítulos en español en la base del video]

Espero tus comentarios…

Por Andrés Ubierna.

Share

¿A qué llamamos éxito? ¿Cómo construimos nuestro juicio sobre cuán exitosa es una persona? ¿Cuál es el estándar de éxito o fracaso con el cual opinamos sobre otros o sobre nosotros mismos? ¿En qué medida estos estándares están sustentados en  ideas que fuimos incorporando de nuestros padres, o de una deriva histórica? ¿Qué roles juegan el marketing y los medios, la confusión entre ser y tener, y las condiciones accidentales externas a nuestro poder, en el modelo de éxito operante en nosotros y en la sociedad actual? Detenernos a reflexionar sobre las respuestas a estas preguntas, detectar la manera en que la definición de éxito que tenemos embebida en nuestro sistema vital nos afecta, y construir conscientemente una definición propia, son algunos de los temas que  Alain de Botton, autor de La Ansiedad del Status, trata en esta conferencia de TED que comparto con ustedes.

Ahora te invito a dejar tus propias ideas sobre el éxito y el fracaso. ¿Te consideras una persona exitosa? ¿Por qué?

Por Andrés Ubierna

Share

El título de este artículo, no proviene de la película Apollo XIII, sino del primer capítulo del valioso libro de Michel Henric-Coll, Las Falacias del Tecnomanagement, donde sobre el estrés laboral dice lo siguiente:

El estrés laboral se cobra cada año más víctimas. Los llamados Riesgos Psicosociales han dejado de serlo, no por haber desaparecido, sino porque se han convertido en una realidad tangible y que convendría hablar ahora de Daños Psicosociales.

Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, entre el 50% y el 60% de las ausencias al trabajo que se producen al año están ocasionadas por situaciones de estrés. De acuerdo con los últimos datos estadísticos publicados, el estrés laboral puede ocasionar pérdidas económicas de entre el 10% y el 20% del Producto Interior Bruto de un país. Al año, se estiman en 7.500 los diagnósticos de trastornos mentales provocados por las condiciones laborales.

Se estima que, en 2004, fallecieron en España 14.000 hombres y 2.100 mujeres por enfermedades relacionadas con su trabajo, aunque, en el mismo año, sólo se registraron oficialmente 2 casos de muerte por enfermedad profesional. El mayor número de muertes de origen laboral se relacionaría con tumores malignos (alrededor de 9.400 fallecimientos) y enfermedades cardiovasculares (3.600 muertes). ¿Qué ejercito gana batallas matando a sus propios soldados?

El número de consultas médicas por razones laborales aumenta permanentemente. En España, entre 1999 y 2003, estas consultas han aumentado en un 40%. Más de uno de cada cuatro trabajadores de la Unión Europea sufre estrés relacionado con el trabajo.
Según datos del NICE (Institudo para la Salud y la Excelencia Clínica del Reino Unido) los trabajadores que permanecen en situación de baja laboral durante más de seis meses, tienen un 80% de probabilidad de continuar en esta situación durante los siguientes cinco años. Además, estas personas son más propensas a necesitar algún tipo de medicación, a requerir un mayor número de ingresos hospitalarios y a morir de manera prematura. Se estima que el índice de suicidio es 35 veces superior en este grupo que entre los trabajadores activos.

¿Alguna sociedad puede evolucionar teniendo a la población activa en baja laboral?

Para aportar a la reflexión a la que nos invita Michel (aunque te recomiendo leer su libro para entender el sentido de estas palabras dentro del contexto que le da el autor), te propongo ver el siguiente breve video y que luego dejes tus comentarios sobre este importante tema.

Share

Si descubrimos que vivimos y trabajamos en contextos emocionales (no podemos elegir no hacerlo) y que cada emoción que sentimos condiciona la selectividad de nuestra percepción y nos predispone a determinada acción, entonces podremos darnos cuenta cabal de las posibles implicancias de ser emocionalmente incompetentes.

En este video profundizo un poco más sobre este asunto…

Por Andrés Ubierna

Share

En un estudio de gran resonancia presentado en su libro Adaptation to Life, el psiquiatra de Harvard, doctor George Vaillant, demostró que los efectos del estrés son amortiguados por el amor y el apoyo que nos brindan otras personas.

Nuestras relaciones con los demás nos permite desarrollar la fortaleza para enfrentar la vida y la confianza en nuestra propia capacidad y en lo bueno que hay en nosotros. El bebé abandonado no está en condiciones de desarrollar fortaleza. El adulto solitario puede tener problemas para mantener las actitudes de fortaleza.

Hace algunos años, la pequeña ciudad de Roseto, Pennsylvania, despertó gran interés en la comunidad científica debido a que la tasa de mortalidad de sus habitantes a causa de insuficiencia coronaria, era muy baja. Los epidemiólogos empezaron a estudiar a los habitantes de Roseto, suponiendo que los niveles de los factores de mayor riesgo que llevan a la insuficiencia coronaria serían muy bajos: el hábito de fumar, el consumo de grasas, un estilo de vida sedentario y la obesidad.

Se llevaron una gran sorpresa, pues los hábitos de salud de los habitantes de Roseto eran terribles. Todos los factores de riesgo registraban un nivel alto.

Se comprobó entonces que el factor protector era la estructura social de la comunidad.

  • La familia abierta (la que además de padres e hijos, incluye a uno o más parientes) era la faliz norma allí.
  • La gente tendía a permanecer en Roseto y además era muy unida.
  • Todos se conocían entre sí, y estaban al tanto de sus historias familiares, sus alegrías y sus penas.
  • La gran mayoría de la gente estaba dispuesta a escuchar y a ayudar cuando era necesario.

Las estadísticas revelaron que cuando la gente se marchaba de Roseto, la frecuencia de ataque cardíaco se elevaba al nivel habitualmente esperado de acuerdo a los pronósticos.

El apoyo social, que es el gran amortiguador del estrés, era más importante que los hábitos de salud en el pronóstico de las enfermedades.

Siempre hemos sabido que es cierto que podemos morir a causa de un corazón moralmente destrozado o de sueños frustrados. Los hallazgos de laboratorio están confirmando ahora este juicio intuitivo.

Por lo tanto, la pregunta más apremiante para nosotros es cómo reconciliarnos con la esperanza, la fe y el amor, y cómo emplear estos estados para tener una mente sana en un cuepro sano.

¿Cómo se puede superar el condicionamiento que con frecuencia hace que nos encerremos en nuestros temores en vez de abrirnos al amor?

Por Andrés Ubierna | Fuente: Minding the body, Mending the mind, Joan Borysenko, Ph. D.

Share

Nuestra conducta es la manifestación de nuestros valores en la acción. Nuestra integridad depende de que los valores que se manifiestan en la acción sean coherentes con nuestros valores esenciales. Cuando eso ocurre, nos sentimos orgullosos. Por el contrario, cuando no es así, nos sentimos culpables.

Podemos proclamar valores nobles, pero carecen de significado si no guían nuestra conducta. Enron tenía un impresionante código de ética, al igual que Tyco, WorldCom y muchas otras compañías involucradas en escándalos corporativos. Esos códigos de ética, que proclamaban los más elevados principios morales, no impidieron que los ejecutivos de esas empresas actuaran de manera poco ética, contradiciendo los principios enunciados. Como dice el refrán: “Lo que haces habla tan alto que no puedo entender lo que dices”.

¿Usted quiere ganar a cualquier precio? Antes de responder “sí”, considere esta otra pregunta: ¿Qué haría si para ganar debe apelar a una conducta poco ética? Tal vez esto lo haga dudar. En general, todos reconocemos la existencia de una línea divisoria que separa el bien del mal. Una línea que no debemos cruzar. Sin embargo, en medio de la acción a menudo nos olvidamos de ella. En momentos de impulsividad insconsciente solemos traicionarnos.

La preocupación suprema por el éxito oculta cualquier escrúpulo acerca de la integridad. En esos momentos, nos enfrentamos exclusivamente a una cuestión de prioridades: poner la integridad en primer lugar y subordinar a ella el éxito, o por el contrario, dejar la integridad en segundo plano y sostener el éxito a cualquier precio.

Fuente: La empresa consciente, Fredy Kofman

Share

En su artículo Work and Life: The End of the Zero-Sum Game, publicado por Harvard Business Review, Stewart D. Friedman, Perry Christensen, Jessica Degroot presentan los resultados de una serie de investigaciones y argumentan a favor de un nuevo enfoque sobre el tema del balance entre vida personal y laboral:

En la perspectiva tradicional, los gerentes deciden cómo deben intersectarse el trabajo y la vida personal de sus empleados y suelen ver los programas de trabajo-vida sólo como acciones de asistencia social. Sin embargo, una nueva raza de gerentes está intentando una nueva táctica, en la cual los gerentes y los empleados colaboran para lograr objetivos laborales y personales para beneficio de todos.

Estos gerentes se guían por tres principios:

  • El primero es informar claramente a sus empleados sobre las prioridades de la organización y estimularlos a ser igualmente claros sobre sus prioridades personales.
  • El segundo es reconocer y apoyar a sus empleados como personas íntegras, no sólo reconociendo sino también celebrando sus roles fuera de la oficina.
  • El tercero es experimentar de manera continua con las formas de hacer el trabajo, buscando enfoques que mejoren el desempeño de la organización y permitan a los empleados lograr sus metas personales.

Los gerentes que actúan según estos principios descubrieron que los conflictos entre las prioridades laborales y personales pueden en realidad convertirse en catalizadores para identificar ineficiencias en el lugar de trabajo. Por ejemplo, un gerente y su equipo encontraron una forma de adaptar la creciente carga de trabajo en su centro de comando de atención las 24hs. mientras simultáneamente concedía al equipo más tiempo libre concentrado.

Share

Satisfacer aspiraciones elevadas no es necesariamente un asunto serio.

Es probable que parezca más sencillo si consideramos las actividades de nuestra vida personal y profesional como parte de un juego. El psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi descubrió que los juegos proporcionan condiciones que promueven lo que denomina “una experiencia óptima” de “flujo”. Cuando fluimos, estamos tan absortos en nuestra actividad que nos olvidamos de nosotros mismos. Dejamos de ser el centro de todo y los límites entre el yo y el mundo se desvanecen.

Ingresamos a un extraordinario estado de conciencia, que no implica esfuerzo o atención alguna, una experiencia de comunión en la cual nos sentimos un todo con el juego. Esto no sólo nos hace felices, sino también muy efectivos. Las investigaciones realizadas por Csikszentmihalyi en destacados atletas revelan que el desempeño óptimo se produce en estado de flujo. Los deportistas declaran haber sentido que “el juego se desarrolla por sí mismo” sin necesidad de esfuerzo y concentración.

El estado de flujo se produce cuando la actividad, el juego, es más importante que el resultado. Como destaca Csikszentmihalyi: “Por supuesto, los objetivos finales [...] también son importantes pero el verdadero placer surge de los pasos que damos para alcanzarlos y no del logro en sí mismo”.

Cuando nos enfrentamos a una dificultad que pone a prueba nuestras aptitudes sin agobiarnos, estamos distendidos y a la vez concentraos. Nos sentimos bien cuando podemos demostrar nuestras competencias y valores sin que nos abrume el miedo al fracaso. En una experiencia óptima, nos sentimos simultáneamente seguros y en peligro.

Cuando jugamos “corremos el riesgo” de perder, aunque sabemos que estamos totalmente “a salvo”. Enfrentamos obstáculos que ponen a prueba nuestro temple y nos impulsan a esforzarnos al máximo. Estamos al borde del abismo; dar un paso en falso significa perder. La serenidad es producto de saber que perder es relativamente inconsecuente para nuestra vida. Dentro del juego, perder es el final. Pero más allá, no importa. Cuando el juego termina, la vida continúa sin problemas.

Dos actitudes pueden echar a perder la diversión: tomarse el juego con excesiva seriedad o con excesiva liviandad.

Fuente consultada: Conscious business, Fredy Kofman

Share

¿Sos madre y trabajás? Según un artículo publicado en Perfect Labor Strom 2.0, del cual publico algunos datos, las madres que trabajan, trabajan ahora más tiempo y con más estrés.

En el último estudio sobre sobre el ámbito laboral  realizado en USA por Adecco Group, encontramos que más del 67% de las madres trabajan por necesidad y no porque deseen hacerlo. Además el 48% de las madres que trabajan están más estresadas debido al clima económico actual, y el 65% de ellas están recortando el presupuesto familiar.

Otras estadísticas que pueden resultarte de interés, incluyen:

  • Una de cada dos (48%) madres que trabajan, quiere estar más tiempo con sus hijos.
  • Una de cada cinco (16%) está trabajando más horas que antes, dada la situación económica.
  • El 13% de las madres comenzó nuevamente a trabajar full time dada la nueva situación económica.
  • Una de cada tres madres que trabajan, se siente superada por las responsabilidades del hogar.
  • En 1950 trabajaba sólo el 33,9% de las mujeres en edad laboral. Hoy lo hace el 60%.

Si querés más información sobre este estudio, ingresa aquí: www.perfectlaborstorm.com

Te invito ahora a un juego simplificado. Imaginate siendo flamante director de RRHH de una empresa con 7.000 empleados. Mirando algunos indicadores, te percatas que en ciertos niveles cerca del 50% de la población son mujeres, entre ellas el 90% tienen al menos un hijo. También observás que la empresa no tiene definidas políticas especiales de balance trabajo/familia para mujeres. Absteniéndote de realizar otras consideraciones, ¿cuáles son las tres estrategias de balance que propondrías evaluar para este grupo?

Share

No importa que lo logres cocinando, practicando deportes, negociando un contrato o conduciendo una reunión con tu equipo de trabajo, estoy convencido de que experimentar el disfrute haciendo una tarea es señal de maestría. Por eso traigo a Mihaly Csikszentmihalyi. En su imperdible libro Flow, La Psicología de la Experiencia Óptima, nos cuenta que según sus investigaciones, en la fenomenología del disfrute se dan ocho componentes reflejados en los relatos que las personas hacen de sus experiencias más positivas y plenas.

Usualmente la experiencia ocurre cuando:

  • Primero: Nos enfrentamos a tareas que tenemos la posibilidad de completar.
  • Segundo: Tenemos la oportunidad de concentrarnos en los que estamos haciendo.
  • Tercero y cuarto: Favorecemos la concentración cuando las tareas que realizamos tienen metas claramente definidas y esto nos provee de feedback inmediato.
  • Quinto: Participamos con tanta profundidad en lo que hacemos que las preocupaciones y frustraciones de la vida cotidiana quedan desplazadas de nuestra conciencia.
  • Sexto: Las experiencias de disfrute nos permiten ejercitar un sentido de control sobre nuestras acciones.
  • Séptimo: Desaparece la precupación por nosotros mismos, y aún así, paradójicamente, el sentido de uno mismo emerge con más fuerza luego de haber tenido la experiencia de flujo.
  • Octavo: El sentido de la duración del tiempo se altera, las horas se viven como minutos, y los minutos se pueden estirar hasta parecernos horas.

La combinación de todos estos elementos causa un sentido profundo de dicha que es tan gratificante que la gente siente que merece aplicar una enorme cuota de energía para experimentarlo.

Y ahora te invito a que cuentes en qué tareas experimentas el disfrute del flujo y cómo influye esta experiencia en la efectividad que alcanzás realizando esta tarea.

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline