Tensión y dolor del cambio de paradigma

5

simiosEl cambio de paradigma es un vasto proceso de aprendizaje, de adoptar los nuevos métodos y adaptarse a las nuevas posibilidades. Se trata también, y quizás sobre todo, de un doloroso desaprendizaje.

El cambio exige abandonar los que antes fueron modos exitosos de hacer las cosas, dejar atrás gran parte de la experiencia duramente ganada y aceptar lo nuevo. Exceptuando a los jóvenes…, la resistencia tiende a ser general, asume distintas formas y fluye de diversas fuentes.

No es fácil reconocer la obsolescencia de las viejas rutinas; no es grato ser un novato frente a los nuevos equipos después de haber sido un experto en los antiguos; no es cómodo tomar riesgos con técnicas desconocidas y mercados extraños después de haber tenido éxito en los terrenos y caminos bien conocidos. Es por eso que en los períodos de cambio de paradigma uno puede encontrar empresas nuevas o países hasta hace poco menos avanzados que ganan posiciones frente a los gigantes y algunas veces los dejan atrás.

Pero, a pesar de todo, las nuevas tecnologías y la nueva práctica gerencial se propagan. Hay fuerzas irresistibles que actúan en la esfera económica e impulsan su difusión, venciendo los obstáculos culturales, institucionales y de cualquier otra índole. Fuertes presiones competitivas van transformando las condiciones en un mercado tras otro, forzando a más y más empresas a modernizarse y amenazando la sobrevivencia de los que se vayan quedando atrás.

Pero ni los gobiernos ni las instituciones públicas están sometidos a presiones semejantes. Allí la dirección del cambio no está tan clara y hay condiciones sociales, políticas, culturales e ideológicas – así como intereses creados – que hacen aún más difícil aceptar la necesidad de realizar transformaciones profundas.

En consecuencia, mientras más cambia la esfera tecno-económica, más obsoleto e impotente se va quedando el marco socio-institucional. Y cuanto mayor es el desajuste entre ambos, más fuertes son las tensiones, más dolorosa la transición y más desgarradoras las tendencias centrífugas.

¿Cuál es tu pensamiento respecto a este proceso?

Selección realizada por Andrés Ubierna del paper El Reto Socio-Político del Cambio de Paradigma Tecno-Económico, de Carlota Pérez

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://www.fundacionsalvat.org.ar Marité Salvat

    Hola Andres:
    En mi visión los cambios de Paradigmas son muy necesarios en el proceso de evolución. En realidad lo que a todo el mundo le asusta es la palabra CAMBIO, cualquier cambio cuesta, es difícil, pero si nos educamos en una realidad cambiante, esto nos tiene que permitir ir adaptándonos a los mismos.
    La gran diferencia entre el presente y el pasado es la “velocidad” de los cambios, motivo por el cual tenemos que desarrollar estrategias para ir anticipándonos a estos cambios. Esto se realiza a través de un trabajo “prospectivo” de la realidad, que nos permita adentrarnos en ese futuro incierto y prever cuales serán las nuevas opciones que nos presentará el mundo, nuestro mercado, para 5, 10, 15 y 20 años después. Tal como tu dices es un vasto proceso de aprendizaje, tecnológico, metodológico, de relacionamiento que sólo se puede avisorar, si uno tiene el buen tino de recurrir a experiencias pasadas y extrapolarlas al futuro.
    En ese futuro resultante debemos pensar y repensar nuestras habilidades y actividades, como así también recurrir a actitudes positivas para enfrentar las nuevas realidades del presente. Debemos buscar nuevamente nuestros nuevos socios, nuestros nuevos expertos y quizás hasta debamos convertir nuestra especialidad profesional o empresarial, en alternativas posibles de acuerdo a la nueva realidad.
    Hay algo muy importante que debemos hacer y es CAPACITAR a nuestra gente y a toda la gente para que pueda vivir, trabajar y disfrutar estas nuevas y maravillosas OPORTUNIDADES que nos brindan los CAMBIOS.

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias Marité y un gusto recibirte en este espacio! Ante la dinámica de los cambios una de las áreas en la que debemos formarnos es en el desarrollo de nuestras capacidades de aprendizaje.
      Saludos,
      Andrés

  • Joaquin Fajardo

    Si despues del cambio no hay mas que endurecimiento.
    Es cierto ofrecerse al cambio conlleva la renuncia a unos liderazgos en las organizaciones que se ganan atravez de la experiencia de haber durante mucho tiempo ejecutado unas tareas.
    a eso les temen muchos responsables de las organizaciones y se oponen a el argumentando que a traves del tiempo se ha corroborado la validez de lo que se hace y de la forma como se hace

    • http://www.fundacionsalvat.org.ar Marité Salvat

      Estoy totalmente de acuerdo con Andrés en su opinión sobre la lentitud de cambio de las Instituciones y también de algunas empresas. A esto se le agrega que la legislación viene muy por detrás de los acontecimientos y sin realizar ningún esfuerzo por prever situaciones nuevas para cubrir las espaldas de las personas, las empresas y las instituciones.
      Es verdad Joaquín, nadie quiere cambiar, ni separarse de logros que ya son pasado. Viven refugiados en la información que reciben permanentemente, pero que no seleccionan para transformarla en conocimiento. Todos en definitiva se dejan llevar por una vorágine que después los instala en una situación de emergencia frente a la nueva realidad.
      Hay muchas empresas que les ha costado su posición el no haber avisorado lo que venía y por lo cual siguieron haciendo mucho tiempo más de lo mismo. Empresas grandes, multinacionales que siguen aplicando normas de acción sin reacción.
      El mayor problema, como dice Andrés está en el APRENDIZAJE, pero ni las empresas, ni las personas quieren capacitarse para compartir lo nuevo, lo distinto. Dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver.
      Como decía Proust no se trata de descubrir nuevas tierras, sino mirar con nuevos ojos.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline