Sobre perros, maestros y coaches

16

Cuando era adolescente escuché por primera vez esa frase que dice: “Cuando el discípulo está listo, aparece el maestro”, y a lo largo de mi vida fue cobrando diferentes significados. El maestro está dentro del corazón de cada uno de nosotros, aunque no todos lo escuchen. En estos días pienso que puedo aprender de cualquier cosa y de todos los que se crucen en mi vida, porque todo en la vida puede ayudarme a escuchar la voz de la sabiduría. Esto requiere una cierta disposición de la cual hablaré en otro momento. Hoy quiero hablar de mis perros coaches.

Nadie se convierte en coach por sus credenciales sino por el pedido de alguna otra persona. Es el otro quien te convierte en coach cuando te convoca a facilitar su aprendizaje dándote el permiso y validando tus opiniones. Ahora bien ¿Puede un perro ser coach? Depende… Tuve la dicha de contar en la vida con el regalo de unos cuantos grandes perros coaches (que no es igual a tener coaches perros…), así que te cuento las lecciones de management (y de vida) que aprendí de ellos.

     

  1. Que la autoridad real no es cuestión de tamaño, sino de carácter.
  2. Que el buen respeto se gana, no se exige.
  3. Que no siempre perro que ladra, muerde.
  4. A saltar de alegría cuando salgo a la calle cada día.
  5. A ser feliz con una buena razcada de cabeza y con un buen plato de comida.
  6. Que hay ladridos, y ladridos.
  7. Que a veces viene bien sacudirme las pulgas.
  8. A comunicarme con los ojos y la expresión de mi rostro.
  9. A sanar una herida con un beso.
  10. A festejar con todo mi cuerpo y llorar a viva voz.
  11. A marcar y cuidar mi territorio.
  12. A aceptar el dolor sin queja.
  13. A ser fiel y no traicionar a los amigos, y a recordarlos, aún después de que han partido.
  14. A esperar atento y quieto ciertas cosas.
  15. A perseguir feliz y veloz lo que quiero.
  16. A no comformarme con un no, y seguir insistiendo.
  17. Que bajar la cabeza y la humildad, no es lo mismo que humillarse.
  18. A no morder la mano de quien me da de comer.
  19. A medir el peligro con cautela.
  20. Que cuanto más alegría brindo, más rápido se mueve la cola.
  21. A no guardar rencor ni resentimiento.
  22. A dormir relajadamente una siestita bajo el sol.
  23. A disfrutar la presencia silenciosa de mis afectos.
  24. A ganar un corazón con compañía.

Tantas cosas aprendí y sigo aprendiendo…

En honor y gratitud a mis queridos perros coaches, los que están y los que se han ido:

  • Coli
  • Toifel
  • Clota
  • Pescu
  • Pola
  • Ella Bum Bum
  • Pia
  • Boni
  • Wallace
  • India

Y vos, ¿qué lecciones de management, aprendiste de los perros coaches ó de los coaches perros?

Por Andrés Ubierna

Share
  • http://www.virtualandco.net Mary Tomasso

    Andrés,

    Lo que acabo de leer me emocionó tanto!! Es excelente lo que escribiste!
    Yo también tengo la suerte de tener un maravilloso perro coach que me ha enseñado tantas cosas, pero nunca me había puesto a analizarlas tan detenidamente como hiciste tú!
    Creo que nuestros maravillosos amigos todos los días nos enseñan, en pocas palabras, qué es el amor…

    Felicitaciones por tu post, que por cierto, con tu permiso me lo llevo…por las nubes!

    Un abrazo, Mary

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias Mary y adelante, hazlo volar y vuela alto!!!

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://es.linkedin.com/anaherradon15 Ana

    Magnífico, Andrés. Excelentes observaciones. Un abrazo

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias Ana por el comentario y por estar siempre presente!

  • http://alejandraferreiro.blogspot.com Alejandra Ferreiro

    Te imaginé con tu perro…, y me acordé de la carta cero del TAROT : EL LOCO, que va por la vida en compañía de “su perro” y dicen que simboliza el hombre en contacto con sus instintos, el hombre que se deja guiar por ellos, en el camino de la transformación, con coraje y optimismo, fe en sí mismo y en la vida, intuye la potencialidad de todas las cosas, la energía infinita de la vida antes de toparse con ningún límite. Límites, sin habrá, pero gracias al LOCO, el hombre que sabe aprender lo que le enseña su perro, podemos animarnos a saltar las brechas…

    http://2.bp.blogspot.com/_YW8n5zuwunI/TOqntFZtqxI/AAAAAAAAC4Y/8vDToy1dOp4/s1600/Major00.JPG

    Saludos!

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Wowww! Qué hermoso Alejandra! No tenía idea de este simbolismo y me calaron profundo tus palabras. Gracias!

  • http://genobyte.com.ar Jorge

    A los 12 años, mi perro “Lobo”, se enfermo mucho, pase muchas noches enteras cuidandolo.
    Lobo me enseño a estar junto a mi amigo en los peores momentos.
    Y aunque desearia que esas cosas no pasen, el poner el hombro en momentos tan feos,
    tambien deja la dulce sensacion de aquel que consuela a su amigo.

    Gracias por tus palabras tan lindas.

    Cordialmente…
    Jorge

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias Jorge y saludos a Lobo que está en tu corazón!

  • Diana

    Me parece excelente. Es una lección muy simple, básica y fácil de trasmitir a todos.

    Si bien no tengo perro, por nuestra relación con “chizo” que nos venía a visitar en la casa de fin de semana: La posibilidad de buscar amigos fuera de nuestro circulo y acompañarlos por el simple hecho de disfrutar la mutua compañía.

    Gracias por dejarnos compartir tus ideas através de tu blog

    Diana

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias a vos Diana por pasar y dejar tu comentario!

  • http://Hemos.org Hector

    Sin palabras!!, Muchas gracias yo tambien puedo recordar.

  • carina

    Andres, es hermoso lo que escribiste.
    Yo tambien tengo la dicha de haber aprendido de Luna, mi hija perra.
    Ella me enseñó simple y puramente el amor incondicional.
    Por eso la amo, su amor me recordo el mío y ahora lo compartimos.
    Te abrazamos
    Luna y yo

  • http://crisisodesafio.wordpress.com Joan López Casanoves

    Buenos días, Andrés, Mary y resto de amigos y amigas de Puerto Managers.

    Qué magnífica explosión de sentimientos y aprendizaje, tanto en el post de Andrés como en los comentarios que acabo de leer. Creo que todos vamos a parar a una misma idea, la del el Amor incondicional que exponen tanto Mary como Carina. Como ya escribí en otro post de Puerto Managers, y por eso no me extenderé, nuestra Bri ha significado para mi mujer y para mí el testimonio vivo de que la felicidad está en lo más básico y primitivo de la existencia.

    Gracias por vuestra atención y un abrazo sincero para toda la familia de Puerto Managers.

  • Pingback: Entrevista a Andrés Ubierna « Crisis o desafío

  • Pingback: Entrevista a Andrés Ubierna « Crisi o desafiament

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline