Responsabilidad, liderazgo, compasión y niños con hambre

3

Hace un tiempo, al terminar una reunión de trabajo en las oficinas de una firma cliente, uno de los gerentes allí presentes que se encuentra en pleno posgrado del IAE, me comentó lo impactado que estaba por una charla en la que había participado el día anterior. Un ejemplo de conciencia, compromiso con el bienestar, talento… y muchas cosas más.

Aquí va, para escuchar con corazón y mente, y tomar acción: las palabras inspiradoras del Dr. Abel Albino, Presidente de la Fundación CONIN.

Por Andrés Ubierna

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://www.cyberduende.wordpress.com.ar Daniel Roberto Tavora Mac Cormack

    No es la compasión lo que movilizará las verdaderas soluciones, toda ves que la compasión es un mero acto para calmar nuestros sentimientos de culpa. Una imagen que me siguió desde mi temprana juventud en los trabajos sociales ubicaba correctamente las situaciones: Si tenemos una gran ciénaga y hay miles que caen: ¿Alcanzar con intentar sacar a algunos, o hay que intentar tapar el pozo? Si la opción es la segunda, no habremos salvado a los caídos pero salvaremos a los que estaban por caer. En el primer caso, sacaremos algunos, mientras muchos mas seguirán cayendo en él. Hay que intentar ambas cosas sin perder de vista ninguna. EN este sentido, el problema no lo constituyen solamente los niños desnutridos. Estos son resultados de padres que no pudieron o quisieron, de una sociedad que no puede o no quiere y de un sistema de relaciones que legitima tal estado de cosas. Por allí mencionó el disertante el tema de Seres humanos que puedan competir y he aquí parte del problema y no de la solución. En una sociedad competitiva siempre hay quienes ganan y quienes pierden. Estos son los hijos de los derrotados. Son el resultado de quienes perdieron en esas competencias y generan mas perdedores porque la misma lógica del juego competitivo hace que los fuertes intenten ser cada ves mas fuertes y obligan a la debilidad cada ves mas débil de los que pierden. Alguien dijo alguna ves que a cada conflicto entre partes surgen verdades mas altas que superan el conflicto en beneficios mutuos. En una sociedad competitiva estas alturas no son buscadas ni deseadas. No alcanza con sacar a los niños de la ciénaga sino intentamos al mismo tiempo taparla para que ningún otro niño pueda caer.-

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias Daniel por esta profunda reflexión y por el compromiso implícito en ella. Aporto mi parte al sentido de la compasión según las palabras del Dalai Lama:

      “Llamamos compasión a la capacidad de sentirnos próximos al dolor de los demás y la voluntad de aliviar sus penas, pero a menudo somos incapaces de llevar a la práctica lo que nos proponemos, y esa hermosa palabra muere sin haber dado sus frutos.

      ¿Qué es la compasión? La compasión es el deseo de que los demás estén libres de sufrimiento. Gracias a ella aspiramos a alcanzar la iluminación; es ella la que nos inspira a iniciarnos en las acciones virtuosas que conducen al estado del buda, y por lo tanto debemos encaminar nuestros esfuerzos a su desarrollo.”

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline