Qué pasó con nuestros sueños de niños

12

camiubiHace unos días, mi hija se encontró con un ex profesor de Historia. El encuentro y el intercambio  la inspiraron a reflexionar sobre la siguiente pregunta: ¿qué hacemos cuando crecemos con los sueños que tenemos siendo niños? Parte de esta reflexión la plasmó en las siguientes palabras que aquí comparto con vos:

Cuando uno es chiquito esta plagado de sueños e ilusiones. Con esa cabecita inocente, pura y divertidísimamente torpe simula en su realidad física todos esos deseos y vivencias maravillosas con una fuerza y determinación que muy pocas veces es vista en los grandes. Sus sueños e ilusiones ya no estan vivos en esas cabezas ahora crecidas, estan repirimidos y olvidados en algun lugar remoto, escondidos dentro de las mentes agotadas de esos antiguos niños que creían y sabían con total seguridad que podían hacer y ser cualquier cosa, sin una mínima duda ni cuestionamiento.

¿Qué fenómeno extraño ocurre con nuestros sueños e ideales cuando crecemos? ¿Qué onda nos pega que al observar la realidad y entenderla nos quedamos como entes estupidizados, conformes con nuestra comodidad, o temerosos de modificar nuestra incomodidad en vez de que … el arduo y engorroso proceso que es la vida nos incentive a sobrepasar todo obstáculo que cruce nuestro camino para llegar a nuestros tan olvidados sueños de felicidad?

Por imposibles que parezcan esos sueños, sea comprarse un auto, tener una familia o terminar con la enfermedad, el hambre y la guerra en el planeta, lo importante no es finalmente concretarlos, el futuro que espera o cualquier otra cosa de ese tipo, sino en lo que se convierte nuestro presente a medida que avanzamos. Se ve gente perdida en el trabajo, la vanidad, la lujuria o/y el dinero, convertidos en una enorme y monótona masa, que pareciera que el futuro es postergar nuestros ideales de honestidad, generosidad, o cualquiera sea, mucho tiempo o para el resto de nuestras vidas. Total obvio, estamos a mil millones de años luz de nuestro objetivo, que sentido tiene gastarse. Somos los dueños de nuestras vidas, y sí, innumerables veces sino todas, no somos responsables de lo que nos pasa, pero tenemos total libertad de elegir en un gran o pequeño menú, qué es lo que hacemos con lo que nos pasa.

Miráte al espejo después de levantarte, sean las 6, las 9 o las 2 de la tarde, sonreí y saltá de risa asi como hacias cuando tenías 8 añitos y pensabas que eras Batman… Por algo se empieza.”

Camila Ubierna

Me parece una excelente pregunta para invitarte a dejar tus reflexiones ¿Qué hiciste con los sueños que albergabas cuando eras niño?

PD: ¡Gracias Camu. Te amo!

Share
  • http://puertomanagers.com/ Victor Raiban

    Que lindas palabras Cami, sos increíble, te quiero un montón!
    No dejes que nadie te robe tus sueños, no malgastes tus ilusiones en vano. Te cuento Cami, que gracias a Dios, estoy haciendo lo que hace muchos años soñé y estamos construyendo con gente que amo ese sueño. Nos podrán tildar de soñadores, bienvenidos los soñadores a este mundo!, nos podrán tildar de locos, seamos más locos y no tan cuerdos como algunos actores del poder!, seamos honestos con nosotros mismos!

  • Cami U

    Mil gracias Victor, me alegro mucho que te haya gustado!!

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: Qué pasó con nuestros sueños de niños

  • Dardo

    Kavafis lo describió…. que gran poeta del madurar..

    Itaca

    Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca

    debes rogar que el viaje sea largo,

    lleno de peripecias, lleno de experiencias.

    No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,

    ni la cólera del airado Posidón.

    Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta

    si tu pensamiento es elevado, si una exquisita

    emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.

    Los lestrigones y los cíclopes

    y el feroz Posidón no podrán encontrarte

    si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,

    si tu alma no los conjura ante ti.

    Debes rogar que el viaje sea largo,

    que sean muchos los días de verano;

    que te vean arribar con gozo, alegremente,

    a puertos que tú antes ignorabas.

    Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,

    y comprar unas bellas mercancías:

    madreperlas, coral, ébano, y ámbar,

    y perfumes placenteros de mil clases.

    Acude a muchas ciudades del Egipto

    para aprender, y aprender de quienes saben.

    Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:

    llegar allí, he aquí tu destino.

    Mas no hagas con prisas tu camino;

    mejor será que dure muchos años,

    y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,

    rico de cuanto habrás ganado en el camino.

    No has de esperar que Ítaca te enriquezca:

    Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.

    Sin ella, jamás habrías partido;

    mas no tiene otra cosa que ofrecerte.

    Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.

    Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,

    sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

  • http://www.fractalteams.com Michel Henric-Coll

    Los sueños nunca desaparecen. En la mayoría de los casos, se esconden. Primero los escondemos de los demás, porque los sueños sobreviven igual de mal en lo que llaman “realidad” como las rosas en un sustrato de hormigón.

    Luego los escondemos de nosotros mismos y terminamos olvidándonos de ellos, como de los peluches y otros recuerdos de la infancia que sepultamos en un cofre del desván o en una vieja maleta de cartón en el altillo del armario.

    Algún día, cuando te haces demasiado mayor como para vivirlos, descubres que los sueños siempre han estado aquí, en algún recoveco de tu alma, temerosos de los juicios de los hombres de gris que se autodenominan sensatos. Ellos no han escondido sus sueños, tuvieron la desgracia de no tenerlos jamás.

    No escondas nunca los tuyos Camila, vívelos.

  • Cami U

    Les agradezco muchísimo por sus palabras!
    Me alegran y me motivan.
    Espero haber logrado sacar alguna sonrisa.
    Saludos!
    Gracias pa por enseñarme e inspirarme todos los días, te amo.

  • http://noposeo alex vasallo alonso

    Sueña y hazlos realidad.

  • Miguel Ángel

    Que pasó con nuestros sueños de niños? Independientemente de la magnitud de nuestros sueños, ellos siempre siguen ahí, la educación y la pasión por la lectura es lo que los va modelando. Yo siempre recuerdo mis sueños, pero los voy perfeccionando, los voy puliendo. También creo que es importante el grado de consciencia que vas teniendo del entorno que te rodea a lo largo de tu vida, muchas veces vamos en la vida como el atleta que corre los cien metros, sin darse cuenta de lo que hay a su alrededor, para luego despertar. No olvidemos nuestro sueños, son referentes de vida. Un abrazo Camila y gracias por darme la oportunidad de abstraerme en el tiempo y convencerme una vez mas que estoy en el camino correcto. Saludos.

  • Fernando Moyano

    Los sueños, que son sueños… siempre se cumplen. No depende de nosotros más que de desearlos. Casi podría decir que los sueños nos usan para cumplirse, se materializan a través nuestro. No somos dueños de nuestros deseos, somos esclavos de ellos. Logran plenitud con nuestras acciones y comparten sus beneficios sin mezquindad. El desafío es zafar de la comunicación externa y escuchar la voz interior. El peor infierno que puede vivir una persona es la de morir sin haber cumplido con esos sueños, al menos con uno…

  • http://www.hejlerconsulting.com.ar Karina Hejler

    Cada día tengo mas y mas sueños, crecen, se reproducen, buscan amigos y traen mas!!!!
    Eso intento todo el tiempo sembrar en mis hijas y la verdad, emociona lo que ha conseguido tu papi con vos!!

    Siempre este refugio en la web me brinda cálidos pensamientos, bálsamos y estímulos que reconfortan y sintonizan con mi espíritu.

    Un abrazo enorme para los dos!
    =)

  • Nicolanda

    gracias por compartir. yo soy batman!!!

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline