Mitos sobre los empleados mayores de 60

8

Al investigar sobre los desafíos de las brechas generacionales en el trabajo, encontré mucho material sobre cómo dirigir a gente joven, pero poco sobre cómo ser un buen gerente de ejecutivos de 50, 60 o más edad (llamados Radio Babies) y que tienen más de 30 años de experiencia en la empresa.

Y justamente este es uno de los desafíos que enfrentan 25 gerentes jóvenes con los que estoy trabajando. Como creo que algunos de los lectores puede necesitar orientación al respecto, comparto entonces con ustedes lo que la experta en diversidad generacional Linda Gravett, dice en su libro Bridging the Generation Gap: How to Get Radio Babies, Boomers, Gen Xers, and Gen Yers to Work Together and Achieve More

Lo primero que la autora propone para dirigir a Radio Babies, es cambiar dos prejuicios o modelos interpretativos a los que llama mitos.

Mito #1: Los empleados de más edad temen cambiar

En general la gente joven confunde la lealtad de estos empleados hacia la empresa o hacia una idea, con temor o resistencia al cambio, o suponen que simplemente desean permanecer en su zona de confort.

Algunos miembros de este grupo generacional tienen más energía y entusiasmo que nunca antes para poner en su trabajo.

La mayoría posee una gran capacidad para aprender nuevos enfoques y para operar en un mundo tecnológico. La gran parte de los 500 ejecutivos, operarios y empleados de este grupo generacional entrevistados por Linda, aseguraron estar dispuestos a trabajar horas extras sin ningún pago para aprender nuevos procesos y tecnologías.

Mito # 2: Los Radio Babies son demasiado viejos para trabajar

Este es el prejuicio que más les interesa disolver. Este grupo quiere que la gente más joven sepa que, si bien pueden ser físicamente más lentos, sus cerebros se mueven más velozmente, y sus corazones pueden ser más apasionados.

Las claves para retener y aprovechar a los trabajadores de mayor edad son dos: respeto e inclusión. Respetar sus experiencias y conocimientos e incluirlos en los planes de la organización para el futuro. Hay que dejar de juzgarlos por le número que refleja su edad y empezar a valorar sus habilidades y potencial de aporte.

Empleados calificados con años de sabiduría no tienen por qué dejar de trabajar.

Esta generación anhela dejar un legado significativo. Es una ventaja que tienen en sus manos los gerentes jóvenes y que pueden aprovechar creando las condiciones para desarrollarlos situacionalmente.

Por Andrés Ubierna.

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • Andreina

    Es cierto Andrés, trabajo con RRHH y se que respeto e inclusión no son moneda corriente en las organizaciones. Me atrevo a afirmar que lo que existe es pura y llana discriminación.

  • http://www.fundacionsalvat.org.ar Marité

    Yo no llamaría “Empleo” a las tareas que debemos realizar depues de los 60. Sino:

    1) Consultoría cuando asesoramos a una empresa, presencial y virtualmente.

    2) Mentoring cuando acompañamos a los jóvenes en su emprendizaje.

    3) Trabajo Social, cuando participamos en una ONG como voluntarios. (inicialmente)

  • SERGIO RAUL AVA

    LA NECEDAD Y LA SABIDURIA NO TIENE QUE VER CON LA EDAD. EN JOSUE 15:14 (LA BIBLIA), VEMOS COMO CALEB DE 85 AÑOS TOMO EL MONTE HEBRON QUE ERA HABITADO POR GIGANTES….EN CAMBIO ELIU, UN JOVEN SE ENFRENTO A LOS AMIGOS DE JOB (LIBRO DE JOB – La biblia) job 32.6- siendo ellos 4 ancianos….
    mi punto es: se puede ser joven y necio o sabio…ANCIANO SABIO O NECIO…NO DEPENDE DE LA EDAD SI NO DE FORMACION.
    “A UN JOVEN EN UNA EMPRESA SE LE PREGUNTA: HACIA DONDE VAN ESOS CAMIONES? Y EL RESPONDE QUE NO SABE, QUE NO ES DE SU AREA NI INCUMBENCIA…PERO UN HOMBRE PRONTO A JUBILARSE DICE: LOS QUE LLEVAN ENVASES, A MENDOZA…LOS QUE TRAEN HARINA A LOS DEPOSITOS Y UNO VA AL TALLER….VA A REPARAR LOS FRENOS”…mientras sonrie….
    TRNAQUILAMENTE PUEDE SER AL REVES SI SE INVIERTEN LAS POSTURAS…..gracias!!!

  • Rodolfo Minich

    La experiencia implica la sabiduría que ser conciente de lo errores cometidos y la capacidad para solucionarlos.
    El conocimiento de la filosofía de la empresa, y un profundo “sentido de pertenencia” junto a la eficiencia en el desempeño de una posición determinada, son valores que no pueden quedar tirados sin dar sus frutos. Son activos de la organización que han costado, seguramente, mucha inversión económica en la formación profesional de un ejecutivo.
    La capacidad de quienes han ejercido con verdadero profesionalismo su trabajo, es un “amor” que no se pierde y, lo más importante, se desea trasmitir.
    Un equipo de trabajo integrado por un mix que conjugue estas cualidades con el atrevimiento y la creatividad de quienes empiezan, conformará, sin duda, un grupo humano con gran capacidad de análisis, eficiente y seguramente con mayores posibilidades de lograr los objetivos.

  • http://ingridsilvacarcamo.com Ingrid Silva

    Hola, yo hoy a mis 60 años recien jubilada vine a decubrir todo el potencial que hay en mi, pareciera ser que mi mente e intelecto se despejaron completamente como si hubiese quitado una niebla que los cubria, incluso estoy iniciando mi propio negocio de Coaching en mi país y ya pronto a certificarme como Coach Personal, me desempeño como una experta en los negocios por internet, manejo todo lo relacionado con blogs, paginas, autoresponder, videos, webinars, etc.
    Lo mejor de todo es que amo lo que hago y hago lo que amo, no puedo ser mas feliz que en esta etapa de mi vida. Yo pienso que a esta edad estamos mas vigentes y sabios que nunca.

  • http://crisisodesafio.wordpress.com/ Joan López Casanoves

    Buenos días, Andrés y lectores/as.

    Verdades fundamentales. Argumentos que se deberían tener en cuenta en todos los estratos de la empresa y de los colectivos. Los responsables de RRHH, los directivos y, como bien dices, los jóvenes que comienzan y que, según sus modelos mentales, pueden llegar a subestimar la capacidad de las personas mayores.

    Saludos.

  • Patricio Bustamante S.

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Què buen tema !!!!!!!!!
    Les puedo compartir que, en mi caso, estoy al borde los 70 y laboralmente activo.
    Creo que se presentan dos fenòmenos diferentes:
    1. Quienes se jubilan a si mismos convencidos que no dan para màs.
    2. Quienes asumen que la vejez es un estado del alma y no necesariamente un impedimento laboral.

    Sin duda que nuestra època nos juega en contra, ya que se comienza por poner en conocimiento temprano que màs de 45 años es “pasado y desactualizado laboral y ello lleva a tener pocas ofertas y mayores dificultades para competir con las generaciones màs jòvenes.
    En los test de concursos, no siempre se incluyen preguntas que midan los grados de asumir experiencia, sabidurìa, y otros paràmetros que los mayores hemos ido cultivando y poseemos de un modo casi inconciente.

    Aun con dificultades, va mucho en nosotros mismos en no dejarnos estar.
    Afectuosamente

    Patricio Bustamante S.
    Ing. Constructor
    Chile

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline