Ganar el mundo entero

17

plaza“Después de la guerra del 67 decidí salir de Egipto en auto-stop hasta Europa.  Siempre he vivido con mi mente concentrada en mi. No ha sido simplemente un viaje , ha sido la búsqueda de mi identidad. Cada hombre tiene algo que descubrir de sí mismo. La gente del pueblo estaba segura de mi locura, cuando decidí caminar hasta Europa.  Pero la mejor cosa en la vida  es conocerse a uno mismo.

Desde entonces han pasado 20 años y sigo teniendo la misma idea: encontrarme a sí mismo. Pase por Líbano, Siria, Jordania, Turquía y Yugoslavia hasta llegar aquí.. Tuve que enfrentarme a todo tipo de desastres naturales; dormí en zanjas, en la vera de los caminos, en plena tormenta, estuve implicado en  accidentes, he visto amigos morir cerca mío; pero mi concentración nunca flaqueó. Ha sido una aventura por 20 años y seguirá el resto de mi vida…

Mediante estas experiencias he visto que el mundo no tiene valor. La única cosa que cuenta aquí, la primera y la última, es Dios. Me concentro cuando rezo y soy capaz de poner en calma mis sentimientos, tranquilizarme y evitar enloquecer. Creo que el destino manda en mi vida y no tiene sentido luchar…

He visto el hambre, la guerra, la muerte y la pobreza. Ahora con el rezo empiezo a escucharme y he vuelto hacia mi centro. El hombre nació para ser probado sobre esta tierra. Si vivo 20 años más, trataré de disfrutar cada momento en vez de matarme para conseguir más …

Si estoy aquí es para vivir como un hombre libre. Puedo permitirme avanzar lentamente… como dijo Jesus ¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si se pierde a sí mismo?

He comenzado este viaje como el pollito que sale de su huevo y desde entonces he caminado en libertad. Cada hombre debiera conocerse a sí mismo y experimentar la vida en todas sus formas. Yo podría haber seguido en mi pueblo donde tenía trabajo, pero decidí vivir con los pobres.

Uno no consigue ser hombre casándose o a través del sexo: ser hombre significa ser responsable, saber cuando es el tiempo de hablar, saber lo que hay que decir y saber cuando hay que permanecer en silencio.”

Reyad es un egipcio de 33 años que vive y duerme en las plazas de Milán, come en cocinas de caridad, y cuando necesita dinero lava platos en restaurantes.

La letra negrita es lo que más resalto de su comentario, que encontré en el libro Fluir de Mihály Csikszentmihalyi, editorial Kaidos.

Ahora bien, debo confesar que cuando leí estas palabras se me dispararon varias preguntas que quiero compartir con Uds.

  • ¿Cómo puede ser tan claro y tan feliz alguien que no tiene nada y vive en la calle?
  • Cuando veo gente como Reyad por las calles de Buenos Aires, ¿prejuzgo que no son felices?
  • ¿Debe un ser humano tener estas experiencias para conocerse a sí mismo, o puede detener su andar en la vida cotidiana con todo el confort y las cosas materiales para acceder a esa consciencia?
  • ¿Qué me deja Reyad como enseñanza en mi vida, soy feliz, soy responsable de todo en mi vida?
  • Por último, ¿Tengo la vida que quiero, y la sigo eligiendo día a día?

Te dejo con estas preguntas reflexivas y aguardo tus comentarios.

Por Víctor Raiban.

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://www.e-cubo.es sara solano

    Yo creo que a veces se nos hacen imprescindiblse muchas cosas que no lo son y olvidamos que somos más de lo que tenemos, que lo que somos es más profundo. Gracias por recordármelo. El ruido y las luces, nos hacen fácil olvidar lo trascendente….

  • Elena

    Hola Andrés!

    Preguntas:
    “¿Cómo puede ser tan claro y tan feliz alguien que no tiene nada y vive en la calle?”

    Hay una frase que dice: “Rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita”

    Preguntas:
    “Cuando veo gente como Reyad por las calles de Buenos Aires, ¿prejuzgo que no son felices?”

    La felicidad es un “estado del alma”, no pasa por TENER, sino por SER…

    Preguntas:
    “¿Debe un ser humano tener estas experiencias para conocerse a sí mismo, o puede detener su andar en la vida cotidiana con todo el confort y las cosas materiales para acceder a esa consciencia?

    Nunca somos los mismos, lo único permanente es el cambio.
    Por lo tanto estamos en un continuo redescubrimiento de quienes somos; porque las experiencias por las que pasamos nos conminan a poner en juego nuestra batería de reacciones, nuestros valores y convicciones.
    De las dudas y certezas se va conformando nuestra personalidad y relacionamiento con otros y con nosotros mismos… “Viviendo y aprendiendo”

    La meditación es una buena forma de estar AQUÍ y AHORA… que es lo único cierto y palpable que tenemos…

    Preguntas:
    “¿Qué me deja Reyad como enseñanza en mi vida, soy feliz, soy responsable de todo en mi vida?

    Si, somos absolutamente responsables, porque elegimos con nuestro libre albedrío… hacemos… nos equivocamos… y corregimos o… persistimos…
    No se trata de echar culpas a nadie, ni siquiera a nosotros mismos… “Si la vida nos da limones, hacemos limonada”

    Preguntas:
    “Por último, ¿Tengo la vida que quiero, y la sigo eligiendo día a día?”

    Tenemos la vida que nos hemos sabido dar con cada una de las opciones que hemos elegido (libre albedrío).
    Personalmente, sigo eligiendo la vida que tengo: hago profesionalmente lo que elegí libremente SER (docente) y encima me pagan por ello (fabuloso!) y por lo demás, me dejo fluir… no permito ser yo misma el obstáculo para que mi vida fluya y que ella me presente lo que tiene deparado para mi, Dios (en el que creo firmemente).

    Me gusta mucho lo poquito que he visto de tu blog.
    Llegué a él desde “Suelto” de Pablo Benavides
    http://suelto.net

    Abrazo.
    Elena.

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Qué bueno que hayas llegado desde el espacio de Pablo y una alegría recibirte por aquí. Me gusta vernos como parte de un mismo equipo!

  • http://www.crisisodesafio.wordpress.com Joan López Casanoves

    Queridos Andrés, Víctor y demás familia de Puerto Managers,

    Este post me ha hecho pensar en algo que hace un tiempo vengo observando. No es que quiera comparar el ser humano con los animales, no se trata de eso, pero debo confesar que las preguntas de Víctor al final del post a propósito de Reyad, me han sugerido explicaros esto. A principios del pasado agosto, mi mujer y yo adoptamos una perrita de año y medio. Siempre nos había hecho ilusión a ambos, pero primero debía vencer una alergia que parece controlada ya, afortunadamente. Mi principal sorpresa desde que Bri llegó a casa ha sido hasta qué punto uno puede quedarse absorto observándola, tanto en casa como fuera de ella. Pero este estado reflexivo me ha invadido sobre todo viéndola jugar en el parque, ella sola o con los “amiguetes” que va encontrando. Y, al final, llego siempre a una misma conclusión: ES FELIZ. Es feliz cuando duerme, es feliz cuando come, es feliz cuando sale a pasear, es feliz cuando juega, es feliz cuando huele, es feliz cuando nos ve, incluso cuando nos ha perdido de vista solo un instante. ¿A dónde quiero ir a parar? Bueno, ¿hay algún estado de “conciencia” de Bri que pueda añadir a los citados? A lo sumo, entrar en algún detalle que no considero importante. Es decir, se limita a ser feliz en cada uno de sus estados. Lo dejo aquí como simple reflexión.

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias Joan! Qué profundo… Hace muchos años estaba en un monasterio hindú, y el gurú de aquella comunidad dijo ante una pregunta: “el secreto de la felicidad se encuentra en el ser natural.”
      Tu reflexión me trajo este recuerdo… Un gran abrazo!

      • http://www.crisisodesafio.wordpress.com Joan López Casanoves

        Muchas gracias por tus palabras, Andrés. Celebro que la experiencia que os he explicado sirviera para el recuerdo de tan bonita experiencia y de una lección existencial que conecta tantísimo con nuestra esencia más primitiva -en el mejor de los sentidos, claro- y profunda.

        Un abrazo para toda la familia de Puerto Managers.

    • Elena

      Joan:

      tu comentario y opinión sobre cómo veis tú y tu esposa “ser feliz” a vuestra perrita, me recordó algo que siempre dice César Millán (“El encantador de perros”) en su programa de Animal Planet: los perros viven “el aquí y ahora”, tan sencillo y tan difícil como eso.

      Cuando realicé meditación zen un tiempo, nos decían que ése es el secreto de la felicidad: vivir el presente, no dejar que el pasado nos perturbe, porque ya pasó y nada podemos modificar,ni por el futuro que aún no llegó.
      Viviendo el presente, elaboro el futuro que quiero.

      Los animales son sabios porque viven sin proyectar… simplemente se dejan ser… siendo… por lo tanto son… felices…

      Saludos y felicidades.

      • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

        Gracias Maestra, gracias Elena!

        • http://www.crisisodesafio.wordpress.com Joan López Casanoves

          Muchas gracias por tu comentario, Elena. Tanto mi mujer como yo hemos visto algunos de los programas de César Millán -mucho antes incluso de “conocer” a Bri-, pero no le había oído antes esa locución tan reveladora y acertada que has usado: “el aquí y ahora”. En cuanto la he leído en tu comentario me he acordado instantáneamente -como antes le ha pasado a Andrés- de mi profesor de coaching, Gustavo, quien antes fue mi coach. La utiliza con frecuencia. Y la primera vez que se la oí, hace un mes y medio, cuando comenzó el curso, me inspiró de inmediato. ¿Hay mejor manera de expresar lo que tu misma explicas a continuación?: el PRESENTE, sin injerencias del pasado ni proyecciones de futuro que tan poco recomendables resultan. Me han encantado tus palabras, Elena. Anoto mentalmente la meditación zen, puesto que hace tiempo que me llama la atención la meditación y todavía no he dado ningún paso en este sentido. Nunca es tarde, quien sabe.

          Mil gracias nuevamente.

          Otro abrazo para tod@s l@s amig@s de Puerto Managers.

  • http://andresubierna.com Victor Raiban

    Gracias Joan, Elena, y Andrés, que hermosas reflexiones!, les agradezco sus comentarios y los abrazo virtualmente!.

    En este camino, tenemos algunas opciones: sumar amigos. Nos enriquecen y nos alientan a seguir construyéndolo.

    Gracias Andrés por tu generosidad de abir el mismo!

    Víctor

    • Elena

      Víctor:

      Gracias a tí por invitarnos a reflexionar sobre temas tan importantes y que -a veces por cotidianos- no nos percatamos de lo importante que son.

      En ellos y con ellos, nos conocemos y re-conocemos en “el otro”…

      Otra vez gracias!

  • Patricio Bustamante S.

    Estimados todos.
    No quiero dejar pasar la ocasiòn para flicitarlos y hacerme saber que no somos pocos quienes valoramos el ser profundo, teniendo en su justo valor nuestros actuales concepcioens de modernidad y de tener y consumir.
    Sin embargo quiero agregar que el vivir el aquì y el ahora y el ejemplo de la mascota pueden tener diferentes visiones dependiendo de nuestras formaciones anteriores y experiencias de vida.
    He sido formado, tras un proceso de bùsqueda intensa a las erespuestas trascendentes de la vida, en una filosofìa que nos enseña que cada serr humano en este mundo tiene una misiòn que cumplir y, agrega, que es nuestra responsabilidad descubrir cuàl es.
    A diferencia de los animalitos y como decìa San Francisco: “no se preocupen por el mañana, miren los pajaritos de bosque, que viven el dìa a dìa y no les falta nada”.
    Como èste hay enormidad de sentencias y pensamientos que de deben tomar en su justa medida, pues tambièn puedo optar por sentarme “a la vera del camino y ver pasar la vida” sin ser su protagonista.
    Creo, firmemente, que ese impulso interior a “hacer” (emprender) que a veces nos lleva por caminos errados, es la dinàmica que tenemos inscrita que nos mueve en el camino a la trascendencia (al “no ser sòlo vegetales”).
    El siguiente paso es aquel canto a la libertad, a la que todos estamos llamado a disfrutar en plenitud, siendo lo que nuestro Creador “pensò” para cada uno de nosotros.
    Sin embargo lo anterior significa el esfuerzo de bùsqueda necesaaria para encontrar nuestro lugar en la vida y sociedad.
    Les sugiero, con mucho afecto y respeto, lean el libro “En busca de la propia identidad”. del padre Jaime Fernàndez.
    Los abrazo con afecto.

    Patricio Bustamante S.
    Ing. Constructor
    Chile.

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias como siempre Patricio por compartir tu vida y por tu sugerencia… Un abrazo!

    • Elena

      Y con todo así, Patricio…

      las plantas -como alguien me dijera no hace mucho- viven en armonía y perfecto equilibrio. No podríamos decir que no sean seres evolucionados.

      Sabiamente (la Creación) puso en su ADN, la información que las enraíza firmemente a la Madre tierra, y de la que reciben el alimento y a la vez, se yerguen inevitablemente hacia la luz del sol, de la que extraen la energía para seguir generando clorofila y devolviendo oxígeno a la atmósfera!

      Los vegetales son sabios porque manifiestan la “misión” que vinieron a cumplir, sin cuestionar… realizan su trabajo silenciosamente, en una danza ancestral y eterna… inevitable y fundamental…

      Cada ser de la Creación es necesario e imprescindible, cada uno en su lugar, nadie por encima de nadie, todos útiles en el lugar que les toque estar…

      Los seres humanos en nuestra trascendencia, a veces confundimos “imagen y semejanza” con “superioridad”… y ahí empiezan los “males”, por las “malas interpretaciones”…

      Todos fuimos hechos a imagen y semejanza, porque el Creador está en cada una de sus “creaciones”…
      ¿O acaso podemos llegar a plantearnos que la Energía Divina sea imperfecta y se haya equivocado y quiera más a alguno de sus “creaturas”, por encima de otras… ?

      El aprendizaje y desafío es vivir en armonía y equilibrio… amorosamente… respetando y respetándonos… ¿no crees?

      Los vegetales nos enseñan que a veces, solamente con Ser y dejarnos fluir, ya alcanza… y en otros momentos, debemos manifestarnos con todo nuestro ser, con toda pasión, energía y entrega…

      Para todo hay un tiempo… para sembrar… esperar pacientemente… regar… esperar… y cosechar…y nuevamente empezar… con los ritmos y los tiempos de la naturaleza, de la que tan alejados estamos a veces…

      Muchas veces por querer acelerar los procesos, nos volvemos nosotros mismos el obstáculo para la evolución…

      “Viviendo y aprendiendo”… dicen…

      Gracias por compartir…

      Saludos.

  • http://andresubierna.com Victor Raiban

    Gracias Elena, por tus palabras de gran sabiduría, las tomo!

    Abrazos

    Víctor

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline