El poder oculto de sonreir y sus consecuencias laborales

18

Para avanzar en la reflexión sobre este tema, te invito a comenzar viendo el video de Ron Gutman (opción de subtítulos en español), y que trates de inferir qué pasaría en el ámbito del trabajo con el doble de sonrisas.

Como dice Andrés Ubierna:

“Imaginemos estar 8 ocho horas por día, 5 días a la semana, 20 días al mes y 50 semanas al año con personas negativas, pesimistas y sin sonreír. Pesimismo, negatividad, y desagradecimiento son tres elementos de un contexto que condiciona al comportamiento humano y lleva al desastre en el resultado, pésimas relaciones y grandes cuotas de malestar. Una organización que no trate de desarrollar actitudes positivas, optimistas y agradecidas, tarde o temprano se dirige a su perdición y un gerente que no atienda con sumo cuidado estos aspectos no va a estar cuidando a la empresa por el contravalor que recibe con su salario”.

Cuánto más alto sea el grado jerárquico, más alto será el impacto de estos aspectos. La buena o la mala onda está vinculada con las competencias emocionales que necesitan los ejecutivos para influenciar en el clima laboral de sus empresas. No es indistinto que esos ejecutivos tengan gestos amigables, como una sonrisa, un saludo cordial que no tenerlos en sus menues

Veamos algunos datos de cómo impacta en el clima laboral el humor o carácter de sus líderes:

  • Una mejora de 5 puntos en la actitud de los empleados daba lugar a 1,3 por ciento de aumento en la satisfacción del cliente en Sears, cadena de tiendas en EE. UU. Esta satisfacción incrementaba los ingresos de la tienda en 0.5 por ciento. Rucci, Anthony, Kim y Quinn “ The employee Customer Profit Chain at Sears, Harvard Business Review enero 1998.
  • La rotación de los ingenieros de software le cuesta a las empresas entre 200 mil a 250 mil dólares por cada empleado que se marcha. John Sullivan en el libro Líder Extraordinario de Zenger y Folkman, Alfaomega.
  • En una investigación realizada con 3.871 ejecutivos se identificó la corelación entre el clima laboral y los estilos de liderazgo. Quedó demostrado que a igualdad de condiciones económicas los líderes que obtienen mejores resultados son los que provocan mejores efectos emocionales. Goleman, Boyatzis y Mckee, El líder resonante crea más.
  • En un estudio de la marina de los EE UU quedó demostrado que los mejores comandos no estaban dirigidos por personas que aterrorizaban a sus tropas sino por personas simpáticas. Estas eran más positivas, extrovertidas, expresivas, más cálidas y sociables (incluidas las sonrisas). Wallace Bachman, en La Inteligencia Emocional en la empresa, de Goleman.

Para concluir: la sonrisa es una actitud y a la vez, una habilidad emocional que contribuye al buen clima organizacional, además de ayudar a la buena salud, a responder adecuadamente al estrés y a la logevidad. Si además nos percatamos que sonreír tiene un efecto de espejo, entonces, elevo mi deseo de que cada cual asuma la responsabilidad de sonreír más para mejorar su entorno, su salud y sus resultados.

Los dejo con una poesía adjudicada a Mahatma Gandhi:

Una SONRISA no cuesta nada y produce mucho.
Enriquece a quienes la reciben, sin empobrecer a quienes la dan.
No dura más que un instante, pero su recuerdo a veces es eterno.
Nadie es demasiado rico para prescindir de ella.
Nadie es demasiado pobre para no merecerla.
Da felicidad en el hogar y apoyo en el trabajo.
Es el símbolo de la amistad.
Una sonrisa da reposo al cansado.
Anima a los más deprimidos.
No se puede comprar, ni prestar, ni robar, pues es una cosa que no tiene valor, hasta el momento en que se da.
Y si alguna vez se tropieza con alguien que no sabe dar
una sonrisa, se generoso y dale la tuya.
Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa
como el que no puede dársela a los demás.

¡¡¡Que tengas un sonriente fin de semana!!!

Por Víctor Raiban.

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • David

    Sin embargo, también es muy negativo que tu jefe pierda los papeles y te chille todo lo que se le ocurra, y 5 minutos después, te sonría como si no hubiera pasado nada.

    Esa sonrisa después de la enganchada, yo me la tomo como un 2º insulto: está quitándole importancia a algo que para mí la tiene, y muy grande..

    Más que un jefe que sonría mucho, prefiero uno muy serio pero que al menos me trate con respeto.

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias David!
      Interesante la manera en la que interpretaste el posteo de Víctor… Yo lo ví por el lado de sumar, no de “reemplazar”.

      Sin respeto, humildad, talento, conciencia… ¿de qué sirve la sonrisa?. Pero sumemos al respeto, la humildad, el talento, la conciencia y la efectividad una sonrisa, la buena onda, la positividad y el optimismo,,, y veremos mayor plenitud y mejores resultados! ¿Qué te parece?

      Un abrazo,
      Andrés

    • Silvia Aparicio

      Te comento David que lastimosamente en estos tiempos la mayoría de los jefes son así, primero te dan una gran regañada por errores que ellos mismos cometen y despues se hacen los desentendidos y no se disculpan y te andan sonriendo como si nada, como vos bien los decis, pero si le pones atención te darás cuenta que esa sonrisa no es de la sonrisa de la que está hablando Victor, pues es una sonrisa falsa para esconder su error y falta de respeto y si la comparas con la alguien que es autentico en su sonreir te darás cuenta que no tienen esa actitud, ellos te diran que se equivocaron y te pedirán disculpas, pues el que sonrie sinceramente no se anda con cuentos, pues la franqueza siempre lo acompaña en cualquier circunstancia.

  • http://andresubierna.com Victor Raiban

    Entiendo David lo que decís y desde tu mirada, tal vez elegiría un jefe mas autentico y no uno con una ” sonrisa dibujada”. Lo que yo intento redescubrir en la sonrisa un vector a tener mejor salud, relaciones mas empáticas y mejor clima en el trabajo. Pero como hizo Atila, si piso todo y nada crece luego de mi pasar, ¿De qué me sirve, entonces la sonrisa?, es fútil, vacía y aleja aún más.
    Gracias por tu comentario!

    Victor

    • http://www.anibalrodriguez.com.ar Aníbal

      Creo que es un grave error creer que la sonrisa ocasiona todos esos cambios favorables; sino que es el estado de ánimo el que genera, además de los cambios laborales UNA HERMOSA SONRISA.

      Y el estado de ánimo positivo se logra bajando el nivel de frustración, estrés Y UN BUEN AUMENTO DE SUELDO.
      Las empresas en su derrotero por reducir costos someten a sus empleados a presiones por aumentar la producción que terminan pregnando hasta su vida personal… a cambio LE PIDEN SONREIR!

      • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

        Gracias Anibal!

  • http://ismarigrafica.com maria eugenia

    Muy buen post, acabo de finalizar un proyecto de la empresa Telefónica y la sensación general mia y de los compañeros de trabajo es de fraternidad, incluso en los momentos de caos, de entregas finales, el hecho de que las personas contratadas para dicho proyecto fueran en general amables, y sonrientes, nos diferencio en todo momento y logro que se hicieran fuertes vínculos positivos que derivaban siempre en un mayor compromiso porque todo el trabajo saliese bien, sin pensar de forma individual, por lo que puedo afirmar que ciertamente el sonreír e ir de buen animo logrará un trabajo más efectivo y unas jornadas más amenas, además de dejarnos el legado de cultivar buenas amistades.

    Muy buen blog, felicidades! espero poder hacer referencia a ti en el mio.

    Saludos!
    Ismarigrafica.com

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Excelente ejemplo María Eugenia! Gracias por compartirlo! Está en sintonía con mi propia experiencia.

  • darty

    Me parece que los que han comentado precisamente están sufriendo la carencia de buena onda. Esto de la sonrisa da para mucho y para variadas interpretaciones. Un empleado de McDonalds tiene la obligación de sonreir, lo cual es un contrasentido en todos los sentidos, pues si está mal pagado y tiene jefes autoritarios que no los respetan como personas esa sonrisa es dibujada. Entiendo que es lo que quiere decir Victor, y no habla de ese tipo de sonisas, a veces que ni siquiera puede que sea necesario la acción física de sonreir. Va más allá, es crear un clima, un ambiente que permita sonreir, discutir, trabajar, y hasta pelear si cabe. Por supuesto que esto es imposible sin el respeto por el jefe y de este por su equipo. Aníbal, lamentablemente el sueldo es el peor indicador existente para conocer el estado emocional de una empresa. He trabajado muchos años con niveles salariales muy altos.. y te puedo asegurar que mi nivel de insatisfacción era directamente proporcional a mis ingresos. Con los años he aprendido a valorar mucho más un buen clima laboral, una tarea gratificante y que considere un desafío y la capacidad de aprendizaje constante, que una remuneración abultada. Simplemente ajusto mis necesidades al ingreso. No es el tema del post, pero creí necesario aclarar mi experiencia directa con este punto.. Saludos a todos.

  • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

    Infiero que algunas de las interpretaciones que sustentan ciertos comentarios, están considerando que el artículo propone sonreir para reemplazar, sustituir o compensar valores esenciales.

    Me sigue maravillando cómo lo que cada uno de nosotros expresa en los comentarios nos habla más de quien comenta que del asunto comentado.

    La sonrisa no reemplaza a la falta de reconocimiento, la sonrisa refiere a una manera de vivir, no de manipulara los demás ni de esconder falencias tanto de valores humanos como de competencias o de remuneración.

    En muchísimas circunstancias, me resulta sumamente poderoso, y especialmente útil para mí mismo, regalar una sonrisa franca a la vida que golpea mi puerta de diversos modos. Es un asunto de actitud.

    Tal vez sea porque la vida es como un espejo.

    Ustedes qué piensan?

  • http://andresubierna.com Victor Raiban

    Gracias Anibal porque tu comentario me disparó esta idea, ¿Qué te parece?

    La sonrisa es una elección, nadie puede obligarte a sonreír, solo si tu eliges hacerlo, ni aún en las condiciones más humillantes .Yo no estoy de acuerdo con la obediencia debida

    Elijo no tener las consecuencias de no sonreír y por ende sonrío. Elijo que no me despidan o me califiquen mal y por eso elijo decido hacerlo. No hay coacción.

    Imaginemos, que en mi empresa me obligan a sonreír y me pagan mal, claro que estaré descontento y pensando en irme. Puedo elegir sonreír de todos modos, porque al que recibe mi sonrisa puede que le este pasando lo mismo que a mí y de última eso ( el sonreír o no) habla de mi mas que de mis jefes.

    Conozco gente que murió en la hoguera ( historias reales) con una sonrisa en sus labios. Como el caso de Mandela que con una sonrisa conversaba con sus carceleros y el les daba ánimo.
    Pueden tener librarnos de todo, dinero, libertad o nuestra propia vida, pero de algo que no nos pueden robar es la ilusión de ser libres de sonreír.

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Me encantó Víctor! Brillante e inspirador!

  • http://andresubierna.com Victor Raiban

    Gracias a vos, Andy que muchas de las cosas que reflejo las aprendí estando a ladao tuyo!. A todos los que siguen mi pensamiento les recomiendo el libro Teoria de la Elección de William Glasser.

  • Jorge Genoud

    Tuve la dicha de tener Jefes como Jorge Mazzini, Hernan Ruda, Paula Magariños, gente que
    cada día cuando llegaban te saludaban con una sonrisa. “Casualmente” fueron los unicos jefes de los que aprendi, o mejor dicho, enseñaron.
    Pienso que de algun modo tambien la gente compra terribles mentiras, dice Victor que
    sonreir habla mas de mi que de los demas.
    Si la gente no sonrie porque el jefe no lo hace, el problema de es la gente y mucho mas si esta
    esperando que su jefe lo haga, para luego ….”sonreir en su vida”.
    Refleja en gran forma ese pensamiento dominante que tiene la gente, de pretender que las cosas las
    cambien los demas, sin participar o sin cambiar uno mismo en el proceso.

    Cordialmente…
    Jorge :)

  • http://andresubierna.com Victor Raiban

    Gracias Jorge, Darty, Maria Eugenia, y Silvia!

    Abrazos

    Víctor

  • Chiche Rubio

    Alguna vez fuí jefe, y tuve muy en cuenta llegar al trabajo, y sin ser sonriente, dibujaba, según mi entender, una agradable bienvenida a mis compañeros de labor.
    Siempre tuve presente lo importante que reviste la recepción franca, simple, genuina que le presentaba a los
    empleados a mi c argo.
    Estoy muy de acuerdo con la presentación inicial.

  • http://noposeo alex vasallo alonso

    Una buena y sincera sonrisa crea un entorno laboral humano, feliz, y eficaz.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline