Efecto eco

4

Un espeleólogo, hombre aficionado a explorar las grutas y cavernas, llevaba a su pequeño hijo de cuatro años, a conocer por primera vez una cueva, en la cual el pequeño descubrió “el eco” arrojando una piedrecilla.

El chico sorprendido gritó: “Horrible” y el eco le regresó el grito; gritó “Espantoso” y el eco devolvió nuevamente el grito.

El chico tembló de miedo ante lo desconocido y le preguntó a su padre sobre esa resonancia. El padre inteligentemente lo tomó en sus brazos y le dijo: Hijo mío, escucha nuevamente y gritó: “Maravilloso” y el eco le devolvió en sus diversas voces gritos de “bello, espléndido, extraordinario, excelente”, con iguales resultados.

El niño sonrió y le volvió a preguntar: ¿Qué es papá? y él le respondió: ES LA VIDA HIJO MÍO. Como le hablas te contesta.

Seleccionado por Andrés Ubierna del libro El Ser Excelente, de Miguel Ángel Cornejo.

Este posteo es el primero de la programación de verano… durante enero y febrero, postearé una vez por semana y en marzo retomaré el ritmo de cinco semanales.

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline