Dime qué preguntas te haces y te diré qué calidad de vida tienes

20

Vivimos en una época convulsa y llena de “rápidos” por los que nos desplazamos en nuestro quehacer diario. Hemos puesto nuestro piloto automático que nos lleva por los senderos habituales de nuestra vida sin apenas realizar ningún esfuerzo mental consciente, no tomando en consideración la mayor parte de las cosas que suceden a nuestro alrededor. Tan sólo focalizamos nuestra atención en una pequeña parte de la realidad que nos rodea.

Donde focalizamos nuestra atención y como lo hacemos tiene un gran impacto en nuestro estado interno y, como consecuencia, en la calidad de nuestras experiencias y en nuestra forma de actuar. En última instancia, la calidad de nuestras vidas la determina la calidad de nuestro pensamiento. La calidad de nuestro pensamiento, a su vez, la determina la calidad de nuestras preguntas, ya que las preguntas son la maquinaria, la fuerza que impulsa el pensamiento. Sin las preguntas, no tenemos sobre qué pensar. Sin las preguntas esenciales, muchas veces no logramos enfocar nuestro pensar en lo significativo y sustancial.

“Hacer preguntas es prueba de que se piensa.” Rabindranath Tagore

Las preguntas tienen una extraña cualidad: no puedes dejar de responderlas. Te obligan a reflexionar sobre tu experiencia. Incluso si la respuesta que te das es “no sé” para llegar a ella primero has tenido que pensar en la pregunta y revisar tu experiencia. Te permiten facilitar que emerjan nuevas y poderosas respuestas interiores para hacer frente a las diversas situaciones de la vida. Nos ayudan a tener acceso a los recursos y capacidades que hay dentro de nosotros permitiéndonos aflorar nuestro poder personal.

En todo momento nuestra evaluación de la situación que estamos viviendo determina donde enfocamos nuestra atención. Las evaluaciones no son otra cosa que preguntas que nos hacemos a nosotros mismos. Nuestro estado interno y en último lugar, nuestra vida, es el resultado de las preguntas que nos hacemos.

Para dominar nuestro estado debemos, por tanto, controlar la calidad de las preguntas que nos hacemos a nosotros mismos. Para ello es conveniente:

- Eliminar aquellas preguntas limitantes que nos hacen entrar en un bucle negativo sin fin.

- Hacernos preguntas que nos potencien y nos motiven a hacer cosas y a sentimos bien.

Te propongo que cada vez que finalices tu jornada, pienses en tres situaciones que has vivido y te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Qué puedo aprender de esta situación?  Enfoca tu pensamiento hacia el aprendizaje.
  • ¿Qué hay de bueno en esta situación que no he notado?  Enfoca tu pensamiento en la búsqueda de algo positivo, en una situación que podría ser inicialmente mala o desagradable.
  • ¿Qué otras alternativas pueden aplicarse a esta situación? Enfoca tu pensamiento en más opciones de respuesta.

Por José Ignacio Fernández, Master Practitioner PNL, PNL Coach invitado por Andrés Ubierna

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://andresubierna.com Victor Raiban

    Estoy de acuerdo en un 100 % con tu mirada José, me gustaría abrir el debate a las maestras responsables de la educación de nuestros hijos.
    ¿Cómo alientan y qué hacen con los niños para motivarlos a preguntar?, ¿Es la escuela un vector de aliento para esta prácitca? ¿Cómo canlizan la creatividad en los niños para que “el arte de preguntar” se convierta en un flujo sustentable en todo su desarrollo?

    Rercuerdo en mi infancia que preguntar era sinónimo de no saber y hacerlo era motivo de burla. ¿A cuantos niños hemos cortado su inspiración y lo seguiremos haciendo hoy?

    Abrazos!

    • http://institutoaprendizaje.com Jose Ignacio Fernandez

      Hola Victor:

      Ciertamente el sistema educacional actual no fomenta la inspiración, la curiosidad y la creatividad natural de los niños. Seguimos con el modelo que nació en la época de la Revolución Industrial (función guarderia y enseñarnos a obedecer, a prepararnos para trabajar, a “producir”) obligando a los niños a pasar por un proceso diseñado por los adultos que evidentemente, no encaja y al no encajar con las necesidades de los niños decimos que fracasan escolarmente y lo que fracasa obviamente es el sistema. Y al llegar a la época de adultos, traladan esos “valores y aprendizajes” aquiridos al mundo de la empresa.

      Estas cuestiones,que muy bien planteas Victor, serían necesarias que los actores (maestros, formadores, educadores) se preguntarán antes de impartir sus clases. Crear un entorno saludable, inspirador y creador para que se desarrollen naturalmente las habilidades de los niños sin “castralas”. Dejar el EGO fuera de clase ( yo diría que en casa antes de salir). Enseñar a los profesores las habilidades sociales y emocionales necesarias para que creen ese entorno que transforme la creencia limitante “si pregunto me tomarán por tonto y se reiran de mi” en ” si pregunto aprenderé y tendré una mejor calidad de vida”

      Gracias Victor por tu excelente comentario con el cuál me has permitido a través de tus preguntas desarrollar esta respuesta.

      Un cálido saludo digital

      José Ignacio

    • http://es.linkedin.com/in/josepserracots Josep

      A mi me parece que el nivel que tienen es tan bajo, que no saben que preguntar, porque no entienden nada de nada. Evidentemente no todos, no quiero decir que sea culpa del alumno o de la familia o del maestro, de todo habrá, lo que si es cierto que cada vez los alumnos ponen menos esfuerzo en estudiar.

      Saludos

      • http://andreusanchez.com Andreu Sánchez

        Las preguntas en la educación. Interesantísimo tema. Creo que no es bueno generalizar. Que el sistema educativo actual da poder a los profesores para que innoven y desarrollen sus clases como mejor crean. Conozco profesores brillantes que transportan a los alumnos de pregunta en pregunta de forma magistal hasta llegar a las conclusiones pertinentes. Conozco otros que se sienten incómodos ante una clase abierta a las preguntas. Incluso he visto alguno enfadarse. Hace 25 años tuve profesores de los 2 tipos. El sistema educativo requiere un cambio de paradigma, desde luego, pero buenos profesionales en su profesión (competentes e ilusionados) los ha habido siempre. Igual que buenos padres. Felicidades por sacar a la palestra tan interesante tema.

        • http://institutoaprendizaje.com Jose Ignacio Fernandez

          Asi es Andreu. Afortunadamente hay profesores que van más allá de lo conocido y se están haciendo trabajos muy interesantes en esa dirección.

          Gracias Andreu por aportarnos tu perspectiva.

          Un cálido saludo digital :-)

          José Ignacio

      • http://institutoaprendizaje.com Jose Ignacio Fernandez

        Para mi Josep es mucho más útil enfocar la atención y las preguntas en soluciones que en problemas. ¿Qué podemos hacer para aumentar el nivel del alumnado ¿Cómo podemos implementarlo? ¿Cuáles son sus necesidades? etc……

        Un cálido saludo digital :-)

        José Ignacio

  • http://es.linkedin.com/in/josepserracots Josep

    A mi me gustaría saber que calidad de vida tendré. Mi pregunta es: Cuando vamos a tener buenos políticos??

    Saludos

    • http://institutoaprendizaje.com Jose Ignacio Fernandez

      Hola Josep:

      Desde mi punto de vista, la calidad de nuestras vidas no depende en exclusiva, de tener buenos políticos. El entorno en el que vives ayuda evidentemente, aunque no es lo principal. El actor protagonista y el director de la película eres TU. Esa es la clave para un buen desarrollo personal.

      Gracias por tu comentario.

      Un cálido saludo digital

      José Ignacio

      • http://es.linkedin.com/in/josepserracots Josep

        José I. tienes razón cada uno de nosostros somos actores de nuestros papeles, también es cierto que un actor con un buen Director (Gobierno, CCAA, Diputaciones, Ayuntamientos) el actor puede sacar mejor partido, porque estará asesorado. Nosotros no estamos asesorados para nada, lo único que hacen es dar mala imagen a la población, no saben administrar, deberían ser nuestros espejos como líderes de los españoles y es todo lo contrario.
        Un buen gobierno no nos hubiera dejado endeudar de la manera que nos han dejado, se podría haber corregido con anterioridad. Teníamos el ejemplo de los EEUU que pasaron por lo mismo mucho antes que nosostros.
        Se que hay buenos políticos, los menos, por esto no son líderes de partidos.

        Saludos

    • Mara

      que buena pregunta Josep!!! creo que los politicos no se hacen preguntas, solo se adulan unos a otros y se creen sus propias historias (por no llamarlas mentiras).
      Hermoso el texto, muy preciso y facil de entender. Gracias por compartirlo !

      • http://institutoaprendizaje.com Jose Ignacio Fernandez

        Gracias Mara por tu comentario. Me alegro de que sea de tu interés.

        Un cálido saludo digital :-)

        José Ignacio

    • http://www.anitavatvani.cl/ Anita Vatvani

      La pregunta sera ¿Como podemos tener buenos políticos?

  • Jm Otero

    Excelente y concreta reflexión.
    Con tu permiso las pondré en la pared de la oficina como reflexión diaria para quien la quiera hacer.
    Muchas gracias.
    @jmoteroc

    • http://institutoaprendizaje.com Jose Ignacio Fernandez

      ¡Fantástica inicitativa! Por supuesto que tienes permiso.

      Un cálido saludo digital :-)

      José Ignacio

  • Olga

    Hace poco en este blog se hablaba de cómo debería ser el empleado del futuro. Tambien he leído a menudo articulos, posts.. acerca de cómo debe ser la empresa del futuro y afortunadamente ya hay quien se pregunta cómo debería ser el “maestro del futuro!” Por que es en la educación dónde debe empezar todo. Agradecida de poder leer este post.
    Un saludo

    • http://institutoaprendizaje.com Jose Ignacio Fernandez

      Hola Olga:

      Estoy plenamente de acuerdo contigo. Junto con la familia, los educadores y formadores tienen un papel crucial.

      Gracias por asomarte a este post y dejar tu comentario

      Un cálido saludo digital :-)

      José Ignacio

  • http://mimajestad.blogspot.com/ Addax

    Considero más fundamental a la hora de cierta salud no el hacer preguntas sino determinado estado de atención. Una pregunta es sin dudas una genial configuración del lenguaje humano, permite ver e ingresar a las modificaciones de un ambiente cualquiera o o ver de alguna particularidad en el estado de un ser. Sin embargo, la configuración ‘pregunta’ se compone de pensamientos. Pensamientos dentro de un Yo. Por más refinada la pregunta, el Yo que está detrás de ella no llegará tan lejos (que no se de demasiado crédito por favor a esta expresión tajante que acabo de dar).

    Supongo una persona con dolor psicológico, con el eterno conflicto producto de no sentirse “bien”, a gusto. Quizás, en su torbellino personal, afine sus iniciativas repitiendo las mejores preguntas de otra persona, pero aunque toque la sutileza ajena y se haga habilidosa en ello, no habrá descubrimiento propio fuera de su statu quo. Su pensamiento le llevará sólo a lugares conocidos. El pensamiento no puede ir más allá puesto que ni siquiera conoce el ‘plus ultra’. El pensamiento es el duende detrás de la pregunta, la pregunta no existe sin ese duende, y ese duende viene a una forma de ser condicionada con trampas a veces indetectables (por ejemplo, el pensamiento ─que es algo limitado─ dice de sí que no lo es, psicológicamente hablando).

    ¿El mejor preguntador del mundo es libre, completa, total y absolutamente? Es decir, ¿la persona que ha afinado su pensamiento para hacerlo lo más sutil que pueda entre sus pares es, como resultado de ello, alguien libre de algún condicionamiento? ¿La comprensión de uno mismo viene dada por el proceso de pensar?

    Por otro lado, y por último ya jajaja (se me hizo largo), quiero decir que algunas veces hice preguntas de las cuales no requerí respuestas. No sé cómo comentarlo: con el hecho mismo de hacerme la pregunta [existencial] ya mi ánimo pudo encontrar cierto contento. ¿A alguien más le pasó?

    ¡Un saludo cordial!

    • http://institutoaprendizaje.com Jose Ignacio Fernandez

      Gracias Addax por compartir con nosotros tu reflexión y aportarnos una nueva perspectiva.

      Un cálido saludo digital :-)

      José Ignacio

      • http://mimajestad.blogspot.com/ Addax

        ¡Hola! Muchas gracias, José. Otro saludo.
        =)

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline