Conflictos de valores en el trabajo

7

jedi¿Cómo podemos definir al que llamamos bien supremo, aquel por el cual todos los demás bienes son deseables pero sin el cual ninguno de ellos sería apetecible?

Exploremos una posible respuesta siguiendo un razonamiento imaginario.

  1. Hagamos una lista 10 cosas o logros materiales que desearíamos tener o alcanzar, más allá que estas cosas valiosas sean o no realizables. Animémosnos a desear en grande.
  2. Ahora respondamos a la siguiente pregunta: “¿Para qué quiero todo esto?, ¿Qué es lo más importante que quiero lograr, el deseo supremo, sin lo cual nada de todo lo que puse en la lista tendría sentido alguno?”

Las respuestas de todos aquellos a quienes les hice esta pregunta, incluyéndome, es: Felicidad, Plenitud, Amor, Paz, Libertad, todos estados internos y por lo tanto de realización incondicional.

Investiguemos por otro camino. Imaginemos que en este preciso momento llega a la puerta de nuestra casa un Duende muy poderoso que nos propone elegir entre las siguientes opciones límites:

“Te concederé todo lo que escribiste en la lista en forma inmediata y para siempre, pero el precio que tendrás que pagar es experimentar continuamente desdicha, frustración, angustia, y no tendrás la posibilidad de elegir otra cosa. Ó podrás realizar por siempre un estado continuo e intenso de felicidad, plenitud, paz y libertad, pero no tendrás nunca nada de lo que pusiste en la lista. Tienes 3 segundos para responder antes de que desaparezca.”

¿Cuál sería tu elección?

La experiencia individual y colectiva de felicidad, paz, libertad y amor, es el fin supremo y universal al que aspira llegar el ser humano. Es ético todo pensamiento y acto que contribuye a crear un campo fértil para esta experiencia. Quienes no siguen este camino no solo deshonran la vida ajena, sino la propia.

Todo esto es para plantearte una pregunta descubierta por Víctor Raiban en el Grupo Ola Oportunidades Laborales en Argentina, de la red LinkedIn, que es la siguiente:

¿Sacrificarías tu vínculo laboral y una excelente remuneración, si la cultura y/o valores de la empresa para la que trabajas entran conflicto con tus propios valores?

Por Andrés Ubierna.

Share
  • http://www.psicologiaparaempresas.blogspot.com Gabriel Schwartz

    Hace unos meses me ofrecieron un cargo en la administración pública. Estuve unos días pensando si lo aceptaba o no: no se imaginan la cantidad de razones que me fueron apareciendo y justificando los motivos por los cuales podía asumir la función, aunque me siento muy en desacuerdo con el modo de gestión que tiene el gobierno…
    Finalmente le ofrecieron el cargo a una persona con más vinculaciones políticas ; )

  • Sonia Juarez

    La respuesta es “Sí”.
    Hace 9 meses renuncié a un puesto con mucha responsabilidad porque hacía casi un año que me estaba resultando incómodo ejecutar algunas directivas que se me impartían y conflictivo tomar decisiones.
    Fueron varios los meses que estuve sin trabajo y actualmente no me encuentro ocupando una posición similar a la que renuncié, pero no cambio por nada el estado de paz interior que logré. Y mientras transitaba este cambio descubrí, además, que quería darle un giro a mi vida laboral y profesional, así que estoy trabajando para que esto suceda… ¡y sucede!

  • Marcela Vera

    Mi respuesta también es SI!, trabajé en una empresa en la cual desde que inicié las actividades pude darme cuenta que en lugar de compartir valores su lider impone un pensamiento único al que hay que adherir, mis convicciones llegaron a un cierto punto en el cual supe que no renunciaria a mis valores por un buen sueldo y puesto.

    El 11 de marzo de este año como todos los dias me lenvanté para ir a la oficina, y en mi cuaderno de notas escribí…”Soy una persona con convicciones y pasión por lo que hago y no me achato a la comodidad de un buen sueldo”.., ese día mi superior bajo los argumentos…estas muy capacitada para el puesto, el puesto te queda chico y otros bla bla, me informó la desvinculación de mi puesto de trabajo.

    Efectivamente pude comprobar que no compartía el pensamiento único que trataban de imponer.

    Esta situación no hizo mas que reforzar mis valores y convicciones.

  • Joana Martínez

    Bueno, la última pregunta es muy direccionativa (no se si existe esa palabra). Yo prefiero contestar a qué haría si tuviera lo que quiero: Y lo que quiero es dinero, con él tendría tranquilidad, el máximo de salud que podría tener mi familia y yo, emplearía, ayudaría. El dinero por si solo no hace nada, pero bien orientado, si.

  • Olga

    Jamás podría renunciar al valor de la libertad ya que sin libertad no puede haber plenitud, sin libertad ¿que es el amor? y sin libertad cómo alcanzas la felicidad y sin todo eso como consigues esa paz.
    Esta es mi respuesta a la pregunta.

  • Saul Machorro

    Si algo entre en conflicto con tus valores, lo más probable es que te sientas incomodo e infeliz, aunque tengas la remuneración económica deseada.

    Para los que son religiosos o no un consejo:

    “¿De que le sirve al hombre ganar el mundo, si pierde su alma?”

    Mateo 16:26
    La Biblia

  • Pablo

    Totalmente. Ya lo he hecho. Lo último que una persona debe comprometer son sus valores, especialmente si estos son valores correctos y honestos

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline