¿Hay equipo?

18

“Prácticamente todo miembro del staff ejecutivo que he conocido cree en el trabajo de equipo. Al menos eso dicen. Lamentablemente, pocos de ellos hacen del trabajo en equipo una realidad dentro de sus organizaciones. He encontrado que solo una pequeña minoría de empresas verdaderamente comprende y abraza el trabajo en equipo, pese a que, según sus sitios web, más de un tercio de las Fortune 500 declara públicamente que es un valor esencial,” afirma Patrick Lencioni.

Egos elevados, probablemente exitosos, pero con la confianza baja entre sus integrantes, donde no se discuten los problemas y la vulnerabilidad es un bien que se protege para cuidar los sentimientos y emociones de los ejecutivos, son las características que llevan a este doble mensaje.

Lencioni propone unas preguntas disparadoras a fin de establecer si hay equipo o es sólo una declaración formal:

  • ¿Podemos mantener nuestros egos bajo control?
  • ¿Somos capaces de reconocer nuestros errores, debilidades y conocimientos insuficientes?
  • ¿Podemos hablar abiertamente cuando estamos en desacuerdo?
  • ¿Enfrentamos directamente los problemas de comportamientos?
  • ¿Podemos poner el éxito del equipo o de la organización  por encima del propio?

Me gustaría que compartas tu propia forma de explicar esta ambivalencia.

Por Víctor Raiban

Share
  • Pingback: Tweets that mention ¿Hay equipo? | Puerto Managers Blog -- Topsy.com

  • alex vasallo alonso

    No creo en los grupos, sí en los equipos de seres humanos de alto rendimiento y valores humanos que guían su actividades, hacia objetivos más allá de los económicos, sino tambien sociales y medioambientales.

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias Alex! Nos contás un poco más que significa tu afirmación “no creo en los grupos”? Un abrazo!

  • http://albeabcn.com Albert Cediel

    Hoy todo el mundo se cree un héroe en su propia vida y a menudo frente al resto de su grupo.

    En la tribu los dioses eran responsables de todo: de la lluvia, la cosecha, las guerras… Al individuo le quedaba rezar, y lo que no decidían los dioses por ti lo decidía la tribu. Sólo había que ser uno más.

    Tus líderes decidían por ti cuándo había que cazar, bailar, guerrear y morir por la tribu. Si obedecías, podías ser héroe en tu grupo. Y, además, la única alternativa era irse de la tribu, y ahí afuera acechaban las fieras.

    Pero hoy los dioses han muerto – o los hemos recluido en la conciencia de cada uno-y la tribu se ha convertido en una difusa administración burocrática y globalizada mientras cada vez uno tiene que decidir más cosas solo.
    Por ejemplo.
    Si nacías pobre o rico, blanco o negro u hombre o mujer, tus elecciones estaban limitadas desde la cuna. Hoy cada vez están más abiertas para todos. El progreso es el ensanchamiento de nuestra capacidad de elegir. Por eso las enfermedades mentales se han disparado y por eso también es más difícil cada vez dirigir en política y en la empresa. Porque como tenemos tanta capacidad de elegir, ya no somos parte de la tribu, sino que hemos convertido el mundo en un mero escenario para que nuestro yo, lo único que creemos importante, se realice. Ya no somos felices en común.

    De ahí que el cinismo y la pasividad sean las actitudes habituales en las organizaciones humanas de nuestros días. Empezando por los líderes.

    Hoy los directivos llegan a las empresas no para concebir y realizar los mejores planes para el grupo, sino para que el grupo se convierta en el escenario donde ellos realizarán sus propios planes. El resto de la empresa son adversarios, aliados o irrelevantes.
    Hemos perdido capacidad de pensarnos y sentirnos en comunidad. Y eso hace muy difícil liderarla. Hoy cada uno tiene su plan y sólo está satisfecho si lo cumple.
    Es imposible que una empresa concilie tantos individuos tratando de realizar su ego. Y todos dan por sentado que los demás, incluyendo a los jefes, también persiguen sólo su propio plan.

    Puede parecer contradictorio, pero una gran posibilidad es bucear precisamente en uno mismo hasta encontrar los propios motivos: qué es lo que te hace funcionar.
    Porque el único juicio objetivo sobre ti mismo está en los ojos de los otros. Y saber lo que piensan de ti es un ejercicio antiego. Al principio, cuando la gente habla de su vida todo es yo, yo, yo… Alguno llega a decir: “Mi vida ha sido la preparación para maximizar los beneficios de mi empresa”.
    Hemos convertido a los demás en meros secundarios de nuestra película, esa en la que somos únicos protagonistas y héroes. Nadie admite de sí mismo haber hecho nada malo, pero si haces un esfuerzo de memoria, investigación y reflexión sincera, puedes ir descubriendo las cosas malas que te han visto los demás a lo largo de tu vida.

    Es muy difícil que funcionen las empresas si sólo son un grupo de egos compitiendo.

    Albert Cediel
    acediel@albeabcn.com
    Albeabcn.com

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Me encantó leerte Albert y reflexionar sobre estas ideas! Muy valioso. Muchas gracias!

  • http://www.fractalteams.com MIchel Henric-Coll

    Lencioni es uno de los que mejor entiende a los equipos.

    Sin embargo, parece que muy pocos son los que o bien entienden, o bien aceptan enfrentarse a la verdad:
    ¡nuestro modelo de management es ANTI EQUIPOS!

    Lleno de discursos a favor, sí, pero los equipos no se decretan, son el resultado de 3 elementos: sus componentes (en el que incluyo el líder) y el modelo dentro del que tienen que vivir. El tercer elemento es que los equipos se construyen, no se declaran en un formulario.

    Los valores de trabajo en equipo y los paradigmas del management taylorista son INCOMPATIBLES.

    A partir de aquí, bien se puede hacer discursos y montar programas de team building, el modelo taylorista siempre acabará con los equipos, porque chocan totalmente de frente con sus dogmas.

    No admitirlo es o bien hipocresía, o bien incompetencia, o bien ambas cosas juntas.

    Michel Henric-Coll

    PD: me encanta el nuevo look del blog

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Como siempre Michel, tu aporte va directo a la raíz! Muchas gracias por estar presente y x el PD!!!

  • Willy

    ¿Hay equipo?
    El cambio en el modo de “ver” las cosas harán que surja un cambio de actitud.
    ¿Podemos mantener nuestros egos bajo control?
    El ego crece con resultados exitosos, que no surgen de la nada, por tanto debo mantener un equipo cohesionado y liderarlo de forma tal que se cumpla el objetivo, ello ganan y el líder de equipo gana.
    ¿Somos capaces de reconocer nuestros errores, debilidades y conocimientos insuficientes?
    El ser humano a ido perdiendo esa capacidad de autocrítica, por ello planteo algo que me comentaron años atrás. “NO es malo reconocer un error o desconocimiento, lo malo es NO hacer nada para corregirlo o superarlo”
    ¿Podemos hablar abiertamente cuando estamos en desacuerdo?
    El tema principal es que las personas confundimos la amistad con el trabajo, si se mantiene esa separación los temas fluyen de forma natural, en mi experiencia he tenido muchas de estas situaciones y terminada la reunión puedo salir a tomar un café con la persona que tuve el mayor desacuerdo sin mayor drama.
    ¿Enfrentamos directamente los problemas de comportamientos?
    Es complicado, pero cuando esos comportamientos afectan la moral del equipo se debe “tomar el toro por las astas” y dar una solución, de lo contrario los resultados del equipo se verán afectados.
    ¿Podemos poner el éxito del equipo o de la organización por encima del propio?
    Sucede que si el equipo tiene éxito provee valor a la empresa, por tanto el líder de equipo es reconocido, lo que pasa es que siempre queremos que antes que los resultados se den, ya estamos exigiendo reconocimiento, mantener la calma en ese punto es importante.

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias Willy por esta mirada tan clara!

  • Cristina Treffner

    El proposito del trabajo en equipo es aumentar la productividad y levantar la moral de sus miembros. Al mejorar las relaciones y comunicacion entre los miembros mejora la abilidad de resolver problemas que representa el cumplimento y realzacion de los objetivos de la empresa. Cuando se crea un ambiente armonico en el ambito laboral reduce la desencion y los gastos operacionales.
    Para lograr un trabajo de equipo efectivo que tenga un impacto directo en la imagen de la organizacion se requiere un lider, modelo que establezca altas expectativas para todos los miembros. Asi tambien deben existir objetivos claros y definidos a traves de la participacion/colaboracion del grupo. Metodos y Procesos bien establecidos de la gestion, distribucion de roles, oportunidades de capacitacion, oportunidades de revision del projecto, consideracion de las relaciones inter-departamentales, definir los distintos niveles de apoyo y apertura, transparencia y la posibilidad de resolver conflictos en colaboracion, teniendo en consideracion las situaciones conflictivas que pueden surgir durante la gestion.

    Una consideracion importante en el exito del grupo laboral es la mision o intencion de los dirigentes de la empresa o la naturaleza misma de la organizacion que puede ser simbolica, tecnica, social, o politica. El elemento “competencia” tambien incide en el desempeno del grupo y quita transparencia y veracidad en la gestion.

    Vemos que hasta en los paises mas desarrollados se forman grupos de profesionales o tecnicos sumamente capacitados, sin embargo los proyectos realizados nunca se ponen en practica aun cuando se hayan gastado sumas millonarias en el proceso.

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias Cristina por este preciso comentario!

  • http://es.linkedin.com/in/josepserracots Josep

    Para que haya equipo, tiene que haber confianza y conocimiento. La mayoría de veces, tanto en las grandes como en la pequeñas empresas no tenemos la suficiente confianza para decir lo que pensamos, porque nos parece que podemos ofender a los demás y esto nos puede pasar factura. Ante esto, decidimos callar, no preguntamos y al no hacerlo, presuponemos,pensamos, creemos, damos por hecho cosas que al final no se acercan a la realidad lo más mínimo y así perdemos cantidad de tiempo en nuestros proyectos.

    A mi me parece que si el jefe superior aceptara que él no es Dios y que hay gente que puede saber más que él y que esto no es un problema, si no todo lo contrario, a partir de ahí se empezaría a trabajar en equipo, porque dónde no llega uno, puede llegar otro del equipo. De esta forma sumamos, porque contamos con la experiencia y la sabiduría de todo el equipo y no nos da vergüenza que en algún momento nos ayuden a solucionar nuestros problemas porque el problema es del equipo no de la propia persona.

    Espero haberme explicado.

    Saludos

    • http://puertomanagers.com Andres Ubierna

      Gracias Josep! Por lo que entiendo de tu comentario, lo que estás rescatando es el valor de la humildad de la figura de mayor autoridad. Coincido! Un abrazo y gracias por pasar.

      • http://es.linkedin.com/in/josepserracots Josep

        Va por ahí, la humildad es necesaria, porque nadie es lo suficientemente bueno para ser autónomo, todos necesitamos de los demás. No olvidemos que un equipo es un grupo de personas, no el jefe y los demás (esto serían 2 equipos).

        Si la persona acepta que pueden haber ideas mejores que la suya, aumenta las posibilidades de acertar en las decisiones, por lo tanto aumenta la posibilidad de mejorar la empresa. Por esto las empresas se diferencian de las demás por las personas.

        Saludos

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://www.fnyop.es Gustavo Ruiz

    Supongo que depende del tipo de empresa y de la unidad de la que estemos hablando. Las empresas se parecen en su mayor parte, (porque el 80% son de origen familiar), a una organización formada por velocistas que tratan de batir records individuales, destacar.
    En los libros de Management, en las historias que cuentan en Emprendedores, en los premios que otorga Actualidad Económica, siempre aparecen personas, con nombres y apellidos. Una de las líneas de tendencia en los últimos años es la de Marca personal. Y otra es la de la Teoría de la Agencia, por la que el bono del Ceo se dispara hasta la estratosfera en muchas empresas (incluso en aquellas donde no hace nada, como una Caja de Ahorros)
    Ni tan siquiera en la ciencia se habla de equipos; se le entrega el Nobel a un investigador, no a la Universidad ni a su equipo de postdoctorados. Somos individuos y la cuestión está en cómo conciliar los egos más que en diluirlos; esto último no funciona. El individualismo es una realidad. Al menos en Occidente.

    Felicidades por el vibrante aspecto que le ha otorgado al blog. ¡Me encanta!

  • Francesc Calahorro i Gelabert

    Hola
    Interesantes reflexiones, todas muy coerentes con las teorias del Manegement 2.0 , pues claro que son necesarios los equipos necesitamos tener a alguien a quien echar la culpa si no se consigue el objetivo, y si no tubieramos al equipo o ese individuo del equipo tendriamos que asumir nuestra responsabilidad

    Que lastimica

  • claudio

    El trabajo en equipo, es el discurso de los directivos, los cuales hacen por atrás para que esto no suceda. El equipo se forma desde la base (unidad , en el resultado a llegar) y tiene en los mandos medios generalmente referentes o guías. Creo firmemente en el trabajo en equipo, codo a codo.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline