Responsabilidad | Todos, alguien, cualquiera, nadie

5

En culturas organizaiconales de baja responsabilidad, es posible predecir el resultado: errores que se multiplican, incumplimientos reiterados de objetivos, bajo nivel de servicio, deterioro del clima laboral, alto estrés, pérdida de confianza, huída del talento…

Veamos esta historia acerca de cinco ejecutivos que trabajaban en la misma compañia: los dos hermanos TODOS, ALGUIEN, CUALQUIERA y NADIE .

Había que realizar una tarea muy importante y TODOS estaban convencidos que ALGUIEN iba a hacerla. Era una tarea que CUALQUIERA podría haber hecho, pero NADIE tomó la iniciativa. Ahora ALGUIEN está molesto porque era la tarea de TODOS. TODOS pensaron que CUALQUIERA podría haberla completado, pero NADIE se percató de lo que pensaron TODOS. Al final, TODOS culparon a ALGUIEN porque NADIE hizo lo que CUALQUIERA podría haber hecho.

NADIE se salvó del distanciamiento que esto produjo entre TODOS, tampoco NADIE se hizo cargo y TODOS perdieron la confianza en su capacidad de mejorar a futuro. De hecho, ayer me cruce en el pasillo con ALGUIEN que me contó en forma confidencial (“no se lo vayas a contar a NADIE”, me dijo), que TODOS estaban muy, pero muy lejos de lograr los objetivos comprometidos y que NADIE quería seguir trabajando en esta empresa.

¿Te suena esta música?

Share
  • Pingback: Tweets that mention Responsabilidad | Todos, alguien, cualquiera, nadie | Puerto Managers -- Topsy.com

  • http://www.materiablogger.com Edgardo Tamarit

    Muéstrame una persona que evita el trabajo responsable, y yo te mostraré a alguien que no ha encontrado aún su propósito. Cualquiera que conozca su propósito cubrirá su trabajo con responsabilidad. Seguro trabajará con buen ánimo.

    Si no sabes cuál es tu propósito – y en el mundo existen hoy seres humanos maduros importantes que todavía no lo saben – no eres más que un trozo de restos flotantes en la corriente creada por la gente que vive a trabajando a reglamento.

    Si quieres hacer una diferencia en el mundo, entonces el trabajo responsable es el precio. No hay caminos alternativos.

    Una vez más, todo se reduce a un propósito. Crea un propósito para tu vida, y vívela cada día. de esta manera, muchos de los hábitos buenos de otros, como el trabajo responsable caerá en tu lugar automáticamente.

    Averigua por qué. ¿Por qué estás aquí? ¿Por qué tu vida es importante?…Esa es la prueba definitiva de tu libre albedrío.

  • Miguel I. Arcos S.

    Aunque interesante, el relato está mal escrito gramaticalmente. Pero se abona la buena intención. Sería mejor colocar el autor original para poder leerlo.

    • http://andresubierna.com/ Andres Ubierna

       Gracias Marcos por marcar mis límites como escritor y aún así valorar la intención. Respecto al autor original, lo desconozco… si sabés quién acuñó esto por primera vez, por favor contame quién es así refiero a dicha fuente. Abrazo!

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline