Qué hacer con las personas difíciles [Notas destacadas]

14

Hace un tiempo leí: “Lo mejor que puede pasarle en la vida a un ser humano para crecer, es encontrarse con su pinche tirano [su peor enemigo]“. En el mundo del trabajo (y de la familia), las relaciones en general, y las difíciles en particular, nos presentan una invitación inigualable para superarnos a nosotros mismos.

Parece que siempre convertimos en “difíciles” a toda persona que nos presenta un nivel de desafío superior a nuestra capacidad de respuesta efectiva, así como convertimos en estúpidos a todo aquel que piense distinto a nosotros… ¿o acaso conocés a algún estúpido que piense igual que vos?

Desde esta perspectica, quienes persiguen el propósito de mejorar un vínculo con una persona difícil caerán en la trampa de esforzarse por cambiar al otro. El pequeño problema de esta estrategia, es que no funciona. La única manera efectiva de perseguir la mejora de un vínculo, sin garantías de éxito, es que cada cual se ocupe de mejorarse a sí mismo.

Siempre es posible aprovechar la dificultad que la relación con personas “difíciles” o “estúpidas” nos presenta para meterse cada uno consigo mismo, aún cuando el otro decida no hacerlo, o alguno elija, en el extremo, terminar con el vínculo. Las personas “difíciles” nos traen al menos un valioso regalo, ya que posibilitan iluminar aspectos antes oscuros, integrarlos y trascenderlos, aunque en algún momento decidamos no verlas nunca más. Ellas nos traen esta oportunidad.

Por eso es que en este artículo te desafío a incorporar esta perspectiva. Desde allí podrás agradecer y bendicir con franqueza a las personas difíciles que se cruzan en tu existencia, pues descubrirás cómo asignarles un nuevo sentido: el de ser una de las formas que tiene la vida de invitarte a crecer. Entonces dejarás de ver en ellas a “personas difíciles”, para comenzar a descubrir a “un montón de maestros”.

Ninguna empresa puede sostener resultados, ni crecimiento, ni competitividad, ni aprovechar crisis, cuando se convierte en el imperio de las relaciones entre “personas difíciles” donde reina la desconfianza, el miedo y los comportamientos defensivos.

Esta es una de las áreas con un gran valor potencial para el desarrollo organizacional: facilitar procesos de aprendizaje para que los integrantes de un equipo o todo un nivel gerencial, conviertan a sus peores pesadillas en sus mejores maestros.

Aprovecho entonces que leíste mis palabras en este posteo para que me cuentes: ¿cuál fue el maestro más difícil que tuviste hasta ahora en tu trabajo (o en tu vida en general) y qué aprendiste de él o de ella?

Share
  • Pingback: Tweets that mention Qué hacer con las personas difíciles [Notas destacadas] | Puerto Managers -- Topsy.com

  • http://twitter.com/JOSEMGG JOSE MANUEL GARCIA

    Estoy completamente de acuerdo en que son maestros y que debemos de bendecirles, maestros porque nos damos cuentas de que valores tenemos y cuales debemos reforzar y con respecto a bendecirles; si realmente son dañinos y solo nos aportan preocupación es mejor bendecirles y que DIOS nos muestre otro camino o maestro a seguir,

    El Dalai Lama dice que la mejor religion es la que te aproxima mas a DIOS, al infinito, aquella que te hace mejor… pues de igual forma esta personas distintas no enseñan como bien dices a iluminar aspectos antes oscuros, integrarlos y trascenderlos, aunque en algún momento decidamos no verlas nunca más, nos ayudan a ver otro panorama

    Me gusto mucho este artículo en el que nos invitas a ver a estas personas dificiles como maestros

    Feliz día para todos

  • Leonardo Balbiani

    Estimado Andrés, ante todo gracias por tu artículo, es muy bueno y muy real.
    El mismo me hizo recordar los muchos jefes que tuve, y de los que aprendí lo poco que conozco.
    Un abrazo!

  • Pingback: Tweets that mention Qué hacer con las personas difíciles [Notas destacadas] | Puerto Managers -- Topsy.com

  • Silvia Jardon

    Andrés:

    Muy bueno tu artículo! Muchas gracias. Quisiera recordar el nombre de la película de la que sacaste la foto que ilustra tu nota. Me parece haberla visto, un buen film pero no tengo datos de los protagonistas ni del título.

    Muchas gracias y saludos

    Silvia

    • http://www.linkedin.com/in/andresubierna Andres Ubierna

      Gracias Silvia! La película se titula “El abogado del diablo”. Un beso!

      • José M. Monterroso

        Excelente artículo, Andrés!

        Me permito corregir el nombre de la película a la que pertenece la foto: es “Whatever Works”, de Woody Allen.

        Saludos cordiales,
        José.

        • http://www.linkedin.com/in/andresubierna Andres Ubierna

          Así es José!!! Gracias por la corrección. El abogado del diablo es el nombre de la película a la cual corresponde la foto que puse en esta nota: http://andresubierna.com/ser-infeliz-a-cambio-del-exito/ Mis disculpas a los lectores por la confusión.

  • Elena

    Creo que es cierto que una persona difícil te puede hacer crecer, pero también creo que todos tenemos que adaptarnos a las situaciones y a las diferentes condiciones que conllevan, por lo tanto TOD@S tenemos que cambiar en algún momento. El que no cambia, no ha aprendido nada, no lo ha asimilado por lo menos. Imagino que la evolución y sus reglas funciona para todos, y puede ser que alguno está más evolucionado que el resto, entonces deberá cambiar su coportamiento o su forma de comunicación para que el resto pueda comprenderlo. Al final todos tenemos algo que cambiar.

    • http://www.linkedin.com/in/andresubierna Andres Ubierna

      Coincido Elena! La mejor manera de estar mejor es que cada cual se meta consigo mismo.

  • Armando

    Desde de aquí le agradezco a mi primer jefe, de el aprendi a como no ser, a como las cosas se hacen de otra manera, a soportar la jornada de trabajo sumerjido en mis pensamientos de como se hacen las cosas, gracias a ello aprendi en ese entonces los caminos de la gerencia.

  • http://www.passiveaggressiveworkplace.com Nora Curtis

    El tema del conflicto positivo trata precisamente de re-enmarcar los desafios y convertirlos a todos, buenos y malos, en oportunidades de aprendizaje.
    A veces invito a mis alumnos a conseguirse un enemigo, ya que quien no los tiene no esta suficientemente desafiado a cambiar y a crecer.
    Y como es un buen enemigo?
    Es aquel que no nos tolera los rebusques bajo los cuales nos escondemos. Es el compañero que nos confronta con nuestros defectos y no se deja engañar por nuestras excusas. Nos podremos engañar a nosotros mismos, pero el otro, el enemigo leal, siempre nos va a poner el espejo delante para que no escapemos de lo que tenemos que mejorar.
    Es aquel grupo o persona que nos sigue diciendo: “sabemos que te es posible hacer mas; esfuerzate.”
    Es quien produce el mensaje: “no vale la pena deprimirse por los inconvenientes, mas vale pelear y encontrar una salida que hasta ahora no es visible.”
    Finalmente, es quien nos saca ventaja con buenas artes y nos obliga a preguntarnos: “que me hace falta para realmente esforzarme y rendir mas?”
    No hay muchos por alli; mas vale cuidar los buenos enemigos que podamos conseguir….y devolverles los favores!

    • http://www.linkedin.com/in/andresubierna Andres Ubierna

      Gracias Nora! Esos enemigos sí que son amigos…! Coincido con tu enfoque y valoro que lo hayas compartido.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline