Liderazgo | A más jerarquía, más respeto y humanidad

5

Un gran liderazgo requiere la integración, en la esfera de compromiso e intereses del líder, de la mayor cantidad de gente o seres posible, sin excluirse el propio lider, por el contrario incluyéndose a sí mismo. Es que amamos al prójimo como nos amamos a nosotros mismos. Los que nos hacemos a nosotros se lo hacemos a su vez a los otros, y lo que le hacemos a los otros nos lo hacemos a nosotros mismos. Si no nos respetamos, no podemos ofrecer respeto. Si no respetamos a nuestros colaboradores, no nos estaremos respetando a nosotros mismos.

Afirman Bennis y Nanus: Cuanto más alta es la jerarquía, más interpersonal y humano es el gerenciamiento. Los ejecutivos de máximo nivel pasan aproximadamente el 90% de su tiempo con otros y dedican una gran cantidad de esfuerzo a resolver los problemas de la gente. Nuestro estudio de los líderes eficaces sugiere con fuerza que un factor clave es la gestión del yo.

La gestión del yo es decisiva. Sin ella los líderes pueden ser más perjudiciales que beneficiosos… el liderazgo eficaz no es menos noble o vil que el uso creativo (y saludable) que se haga del propio yo.

Este despliegue creativo del yo hace del liderazgo una cuestión profundamente personal. A esto lo llamamos, más por comodidad que por precisión, consideración positiva del sí mismo. Hemos aprendido el significado de esta frase a partir de las respuestas a una pregunta estandarizada: “¿Cuáles son sus principales virtudes y defectos?”

Si bien los líderes excelentes enfatizan sus virtudes y minimizan sus defectos, no hay en ellos ninguna señal de “carácter narcisista”, ni de autoadoración ni de engreimiento, [sino de humildad].

Todos conocen su valor. Confían en sí mismo sin dejar que su yo o imagen se interpongan en su camino. Las palabras de uno de ellos fueron:

Todo consiste en respetarse a sí mismo. Sin eso, no somos nada más que esclavos sin voluntad, a merced de cualquiera, sobre todo de los que tememos… La frase más grandiosa de Groucho Mars lo dice todo acerca de quienes no se respetan a sí mismos: “No me afiliaría a un club que me tenga a mí como socio”.

Reconocer las virtudes y compensar los defectos constituyen el primer paso en el logro de una consideración positiva de sí mismo.

Share
  • Pingback: Tweets that mention Liderazgo | A más jerarquía, más respeto y humanidad | Puerto Managers -- Topsy.com

  • ROXANA PEREZ

    Estoy de acuerdo en la humanización creciente en función a mayor jerarquización. Es indudable que los rasgos de humildad y empatía siempre fueron símbolo de un líder respetado.
    Pero, estamos en la Argentina donde cuesta mucho dar ejemplo y ser respetado por ello, en este contexto “sindicalizado” y “yo quiero igual que el de al lado y no miro qué es lo que hizo el de al lado para obtenerlo”.
    Creo que ser la clase del líder que”debe ser” es una tarea mucho más difícil hoy en día y requiere un esfuerzo constante de nuestra parte hacer que la mirada no se desvíe del buen camino.

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://www.animoparavivir.com Jose

    Esencial sin duda, la integración del lider y el grupo humano al que lidera. Una buena manera de demostrar el amor al prójimo es interesándonos por los demas. Haciendo de alguna manera nuestros sus anhelos y ayudarlos a conseguirlos. Allí reside el mayor exito. Gratos saludos desde:
    http://www.animoparavivir.com

  • David Lema

    Un líder sin empatía, sin competencia social, sin confianza en si mismo, muy difícil resultaría que logre crear un grupo de trabajo y mantenerlo, Daniel Góleman referente a la inteligencia emocional y como ayuda a obtener un liderazgo con un estilo que logra comprometer al equipo de trabajo indica que cualidades debe poseer el líder, muy recomendado para leerlo.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline