Además del salario… ¿para qué trabajo? [Notas destacadas]

5

Sentido intrínseco vs. recompensa extrínseca:“Hay un secreto muy simple para lograr la retención y lealtad a largo plazo de los empleados, y no es el dinero, ni los privilegios ni las stock options. Se trata de darles roles con un propósito significativo”. Es lo que afirma el columnista de la Harvard Buisness Publishing, Anthony Tjan, en un artículo que acabo de leer  y cuya versión completa en inglés podrás encontrar aquí.

El tema del sentido trascendente de la vida suele emplearse como cosmética o retórica de moda multipropósito. Me parece que ahora queda lindo usar al espíritu para alimentar una interesante imagen pública, o para vender fórmulas de pensamiento mágico que otorgan felicidad, o el acceso a fuerzas superiores resolutorias de los problemas de la existencia que nosotros mismos creamos.

Cuanto más grande sea el vacío existencial que se experimente, mayor la necesidad de llenar ese hueco de cualquier forma (mejor fácil y rápido). Y a mayor necesidad, mayor oportunidad. Tal vez por eso pululan en expansión quienes, movidos algunos por buenas intenciones, creen poder llenar pozos ajenos con fáciles senderos de superación. También está el negocio de la esperanza y el rentable comercio espiritual, pero esa sería otra arista del tema.

La trascendencia es una hermosa [cualidad de la consciencia] a cultivar, es un arnés válido y fundamental para saltar de lleno en la intensidad de la vida y encarar la noble tarea de hacer con nuestras personas una espléndida obra de arte a través de nuestros actos, con mayor consciencia y responsabilidad. Sí cuestiono ciertos usos que se hacen de ella, llegando incluso a su empleo falaz, como una especie de estafa autoinfligida disfrazada de espiritualidad.

En fin… dejo aquí estas reflexiones, y el enlace a Productividad Trascendente, de Alfonso Alcántara en Yoriento, y sus comentarios.

Cuantitativamente, estamos trabajando gran parte de nuestro tiempo, le dedicamos un porcentaje bastante alto de nuestras vidas, ¿estamos haciendo que valga la pena esa entrega? ¿es suficiente recibir a cambio de esa entrega vital un salario?

Intento crear el tono propicio y equilibrado para abrir el blog a la participación de todos los lectores e invitarlos a que expresen libremente, cuál es el sentido que le dan a su trabajo… o para expresarlo de otra manera, la pregunta podría ser: “Además del salario, ¿para qué trabajo?” ¿Te animás a dejar tu respuesta en los comentarios?

[Posteo originalmente publicado el 5 de Agosto del 2009]

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://incentive20.blogspot.com Jorge Fontana

    El trabajo es un principio eterno tanto como la necesidad de descanso. Visto desde lo espiritual podemos reconocer que la creación de la tierra fue un trabajo de días que requirió también de un descanso. La naturaleza trabaja y descansa con sus períodos, estaciones, etc. El trabajo honesto nos gratifica y fortalece, además de proveernos el sustento. El trabajo es servicio, si sólo nos enfocamos en la gratificación monetaria siempre nos sentiremos insatisfechos. Hallar el equilibrio requiere entender y aliarse con los principios que gobiernan la vida.

    @jafont

  • http://www.assist-u-online.com.ar Brenda Hazan

    Hola,
    Es màs fàcil aprender si recibimos contenidos percibidos como “significativos” y considero que pasa lo mismo con el trabajo. Si el mismo es significativo, nos enganchamos, nos comprometemos, el tiempo se pasa volando, estamos dispuestos a ir un paso màs. Del lado contrario, si no hacemos una tarea que nos signifique, trabajamos por el salario. El art. de Harvard, como siempre es muy bueno…aunque ponerse en los pies del empleador que quiera que los empleados se desempeñen en tareas que les llene, desde el punto de vista pràctico es utòpico. Aùn asì muchas compañìas utillizan ese speech durante las charlas o evaluaciones con empleados, tal vez con un sincero interes de llevarlo a cabo, pero mi opiniòn es que a veces puede surgir el efecto contrario ya que no se puede cumplir con lo que se promete.

  • luis cuestas

    Dice Khalil Gibran “el trabajo es el amor hecho visible”. Esto tiene sentido si vemos al trbajo como servicio. Y para los que profezan la religión de los números; Es el Servicio y no la codicia lo que impulsa una economía de mercado.
    Si se lidera una empresa con altos niveles de consciencia no hay contradicción entre riqueza espiritual y riqueza material.
    Lo que importa del trabajo es que sirva para que las personas trasciendan.
    saludos.

  • Roberto

    Ademas del salario, yo trabajo por pasión, pasión por crear, pasión por modificar la realidad para mejor, pasión por resolver pequeños y grandes problemas. El desafío permanente, el aprendizaje contínuo son mis grandes motores laborales.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline