¿Es posible ser feliz en el trabajo?

2

El 12 de Junio pasado se realizó el 45° Congreso Internacional de la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas en La Coruña, que reunió a más de 600 directivos y figuras mundialmente reconocidas del área de Recursos Humanos. Allí trataron de consensuar un nuevo modelo de dirección de personas tendiente a lograr “la felicidad en el trabajo”. Para Susana Gutiérrez, presidenta de AEDIPE, la felicidad en el trabajo “significa sentirse útil y gratificado”, pero me interesa saber qué significa para el lector.

En este posteo, no busco brindar respuestas sobre este tema ni definiciones académicas, tan sólo invitarte, estimado lector a que dejes tus reflexiones, y para hacerlo, comienzo compartirndo algunos comentarios que sobre este tema encontré en el grupo Recursos Humanos 2.0 de la red LinkedIn, y que podrás disfrutar completito aquí.

David Toro, nos dice: “Cuando eres un profesional joven, recien titulado y con ganas de comerte el mundo. Estas en la empresa con tu máxima motivación, trabajando intensamente y la Gerencia de turno te golpeará la espalda por tu rendimiento. Que sucede a la vuelta de 20 o 30 años, con cambios de administración, relaciones dificíles o intolerables por copia de ideas, protagonismos o lo que sea y cuantas ideas y acciones se fueron al tacho de la basura. Quizas, ahi puedes comparar como eras en ese tiempo, con los nuevos profesionales que se integran a la empresa con las mismas características de tu tiempo. Que tan cansado y agotado estas después de todos esosáños entregados a la compañía… En ese lugar llamado empresa, veo con más ocasión, miradas tristes, desconectadas y todo de color gris. Mucho ruido mental, desgaste emocional, desmotivación, sin embargo, como la flor de loto que florece desde el légamo profundo (comparación), quizás sea, esa la instancia, para que las personas encuentren sus respuestas, para que definan ellos mismos si son, están o consideran que la felicidad es parte de su vida.”

Francisco Francella, nos dice: “La felicidad es posible, pero momentanea, no es permanente. Esta dependera de los sucesos o eventos que se den. Uno puede ser feliz cuando le agradecen por alguna buena acción realizada, por algo que obtuvo luego de investigar, etc….”

Valerie Monroy, nos dice: “Creo que el tener una alta calidad de vida en el trabajo, como acceso a tecnología, materiales completos y suficientes, apoyo y oportunidades de aprendizaje contribuye a un sentido de bienestar o felicidad. Claro que eso no es todo, internamente tenemos que estar en congruencia con nuestros gustos e intereses y así sentirnos plenos en las actividades que desarrollamos.”

Elio Chaleb, nos dice en uno de sus aportes: “Ahora… estamos todos preparados para ser felices????? 
Cuanto mas “satisfechas” estamos las personas (logramos lo que queremos, tenemos lo que deseamos, hacemos lo que nos place) comienza un estadío de “vacío”, donde empieza el planteo de …… y ahora que hago? 
Me gustaría pensar en cualquier película de cine, cuento o nevela; veamos por ejemplo: Cuántas se tratan de la felicidad? O, para ser mas claro, todas terminan en el momento de: “Y vivieron felices para siempre”….. pareciera que no estamos preparados para vivir la felicidad porque es aburrida, o consideremos por ejemplo los ejemplos de los paises que mejor calidad de vida tienen… poseen las tasas mas altas de suicidios. 
Por lo cual, y jugando con los conceptos; desearle felicidad a alguien, paradojicamente lo estaría maldiciendo. 
En fin…. elucubraciones de una mente insatisfecha (gracias a Dios!).”

Espero entonces con ganas tus comentarios sobre este atrapante tema.

Por Víctor Raiban.

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline