Te creía un tipo tan inteligente y racional…

8

“No lo puedo creer. Parecés tan inteligente y racional, y mirá cómo te ponés por que perdió Boca”….

Y César responde:

“Nací y me crié en Argentina. El fútbol me acompañó toda mi vida, desde chico. Muchas de las más grandes alegrías (y tristezas) que tuve en mi vida están vinculadas al fútbol. El fútbol fue y es una parte importante de mi vida. Si tengo un rasgo de inteligencia, este está dado por mi capacidad para emocionarme de tal forma por algo que sólo existe en mis deseos. Me enorgullezco de tener la maravillosa capacidad de querer algo, y emocionarme en consecuencia. Lejos de pensar que mi emoción es irracional, estoy convencido que responde a la más humana y, en ese sentido, estricta lógica racional. Una vez que quiero a Boca, es absolutamente lógico que me importen sus éxitos y fracasos.

El cariño por un club de fútbol es también el resultado lógico de una historia, de una articulación narrativa que se remonta a domingos de la mano de mi padre, a tardes frías y lluviosas debajo de un paraguas, a abrazos festejando un gol juntos o bien a silencios tensos, mientras el corazón se estruja aguantando un resultado. Y después volver a casa los dos,  previa escala en el café de siempre para tomar un submarino caliente y comer un par de gomosas, deliciosas medialunas. Y saber que, pase lo que pase, el domingo que viene allí estaremos, juntos otra vez para enfrentar el destino condensado en 90 minutos de una magia que nos une y nos iguala. “

Si uno tiene esta historia, si uno articula de esta manera los hechos, entonces las emociones que siente son la consecuencia lógica de su articulación. Entonces, solamente entonces, hemos de comprender que el corazón tiene razones que la razón si entiende.

Gracias a César Grinstein por estas palabras volcadas en su libro Conversar y que nos resaltan con tanta claridad el valor de permitirse vivir las emociones con intensidad así como la presencia de una tendencia cultural a reprimirlas tanto en uno mismo como en los otros.

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pablo

    Muy bueno Andrés, quiza muchas mujeres que realmente no entienden lo que nos pasa a los hombres con el fútbol, después de leer esto lo entiendan.

    Que este muchacho sea de Boca, no le quita merito a la reflexion. Jaja!

  • Mario

    Debo reconocer que al leer este posting me sentí bastante identificado. Creo que que la pasión con un equipo de fútbol está en la idiosincracia de ser argentino, se lleva en la sangre, en el corazón, y yo también soy de los que sufren y se emocionan con las derrotas o triunfos (mayormente triunfos) de mi querido Boca Juniors.
    Para mi tiene que ver con ponerle pasión a las cosas, pertenecer a un grupo, compartir objetivos, ser fiel en las buenas y en las malas, todos elementos que si se pudieran trasladar a cualquier otro grupo u organización, una empresa, una familia, un proyecto, sin lugar a dudas el camino hacia el éxito estaría asegurado.
    saludos
    Mario

  • Pingback: Te creía un tipo tan inteligente y racional… « Encuesta Interna de Opinión Pelomania

  • http://andresubierna.com/ Victor Raiban

    Tengo ejemplos en mi vida que seguí a mis emociones y mi corazón: Quedarme en el país, seguir con mi profesión, casarme, abandonar mis creencias religiosas. Estos son algunos de los ejemplos de mi vida que fue el corazón que me movió y no la razón. Que por cierto en algunas oportunidades me decía que hiciera lo contrario.

  • http://www.legislarbien.com.ar Nora

    Pablo…qué desilusión…ya tenías que meter a las mujeres…o peor a muchas mujeres….y mirá que casualidad. Te encontraste aquí con una mujer diferente y además de BOCA!
    Y ahora en serio. Me parece que el asunto de las mujeres que según tu opinión no entienden lo que sienten los hombres con el fútbol, creo que puede deberse a esa identificación con el padre que tienen de niña. Tal vez no soporten, inconscientemente, haber cambiado al “hombre” que ahora va al al partido…Y no pretendo hacer ningún comentario que tenga que ver con el psicoanálisis ni mucho menos.
    Tal vez sea porque mi papá fue el primer director propietario de la primer Revista Boca que hubo, y con el que fui a una cancha de fútbol por primera vez.En vapor y a Uruguay y viajando con todo el equipo!
    Después siguió el llevar a la bombonera a mi hijo y más tarde a mi nieto. Seguramente esto se trate de poder convivir con los gratos recuerdos en armonía, y si no, espero poder subir esta foto que elegí. Un saludo Cordial
    Nora

  • Pingback: Te creía un tipo tan inteligente y racional… : Puerto Managers : Puerto Managers

  • http://www.plechotsergio.com sergio plechot

    Primero gracias, me ha ayudado en una profunda reflexión, que a diario la gente de bien de este país tiene. Reflexión, sobre la emoción constante de cambiar de un plumazo esta realidad absurda que nos limita, pero a la vez nuestra racionalidad nos contiene, nos repone, pero no nos conforma. Queremos tanto, nos emocionamos tanto y nada en equipo nos sale bien, somos apasionados parecemos invencibles, y luego nos bate la realidad. Creo que tanta consecución de errores, que muchas veces compartimos, sólo por el hecho de ser Argentinos, nos está desmoralizando y allí es donde ganan los corruptos y ventajistas. No lo podemos seguir permitiendo y por ello debemos influir positivamente, levantar el ánimo. De a poco la gente está madurando desde su dolor y pesar, ayudar a entender sus emociones y permitirse el enojo, es permitirse el volver a empezar, con el ánimo renovado. Gracias.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline