Procesando la insatisfacción

13

¿Cómo aprovechar las insatisfacciones para mejorar?

Cuando nos encontramos ante una situación insatisfactoria, ya sea porque no logramos la expectativa que teníamos con cierto resultado, o porque una conversación produjo efectos no desados en el vínculo o en la imagen pública, o porque acabamos de hacer algo que no respeta los valores con los que queremos vivir… entonces tenemos la oportunidad de procesar esta insatisfacción para aprender algo de ella y así ser más efectivos la próxima vez que enfrentemos circunstancias similares.

Pero el camino más provechoso para lograr mejorar a partir de las insatisfacciones, no pasa por exigirle al mundo o a los otros que cambien. Si alguna vez seguiste este camino, sabrás perefectamente a qué me refiero.

El camino que mejor camina, aunque sea el menos fácil, pasa por meterse cada cual consigo mismo.

No tengo recetas ni fórmulas seguras (no creo que existan en estos temas), pero te propongo seguir algunas líneas reflexivas y sugerencias, simples intelectualmente pero difíciles de practicar. Tal vez te habiliten el procesamiento de las insatisfacciones presentes para aprender algo de ellas, y sacar de los errores de hoy ricos tesoros para mañana .

  • Observar la situación como un desafío, una oportunidad de aprendizaje y crecimiento, y asumir dicha actitud.
  • Comprometerse con un objetivo positivo de aprendizaje claro: ¿Qué quiero aprender?
  • Preguntarse:
    • “¿Cómo estoy contribuyendo a que esto suceda?”
      • Con lo que hago, lo que no hago
      • Con el contexto en que lo hago (intención, momento y lugar, emoción…)
      • Con la forma en que lo hago
      • Con la actitud con que lo hago
    • “¿Qué puedo hacer distinto frente a este desafío para ser más efectivo de ahora en más?”

Cuando comenzamos a descubrir que detrás de toda circunstancia insatisfactoria se encuentra una oportunidad de crecimiento, en lugar de exclamar “Oh Shit!!!” ante su presencia, nuestra boca dirá “Oh Fertilizer!!!”, ya que estas dos sustancias no se diferencian en su olor, sino en la forma en que las consideramos, el proceso que les aplicamos y el uso que les damos…

Siempre la vida se encarga de acercarnos suficiente material para que abonemos con él los caminos que tenemos por delante.

Y a vos… ¿qué te parece?

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://www.psicologiaparaempresas.blogspot.com Gabriel Schwartz

    Andrés, me gusta la analogía entre “mandarse una c ” y usarla de abono para un futuro crecimento.
    Creo, para aportar, que para reconocer, hay que perdonarse primero y tomar conciencia que cometemos errores, somos personas como todos. Muchas veces nuestras intenciones más profundas no son las que parecen ni las que queremos tener, pero pueden manejarse.

    • http://www.linkedin.com/in/andresubierna Andres Ubierna

      Gracias por tu aporte Gabriel! Coincido en que pelearme conmigo no ayuda a mejorar y que al perdonarme esa energía que estaba poniendo en culparme, queda ahora disponible para aprender. También me gusta esta línea que propones sobre nuestras intenciones más profundas. ¿Cómo hacer para que emergan a la superficie? Si no logro descubrirlas, ¿seguirán adueñándose de mi comportamiento? ¿Cómo se pueden manejar?

  • http://www.psicologiaparaempresas.blogspot.com Gabriel Schwartz

    Andrés, creo que es importante el “trabajar sobre uno mismo”. Es un proceso que debería ser constante y que, a veces, necesita de una ayuda externa. A través del coaching, por ejemplo, cuando el “nudo” está en lo laboral.

  • Magdalena Quinteros

    Buenos días! Realmente que buena la analogía del abono! Considero que la capacidad de “verle el lado positivo” a las cosas es parte de la madurez de cada uno y que podamos hacerlo bajo ciertas circunstancia no significa que podremos hacerlo siempre…
    Me parecen muy acertadas las preguntas menciondas y Andrés como sabes siempre termino relacionando temas uno con otros y esta vez no puedo dejar de pensar en la “resilencia”…

    • http://www.linkedin.com/in/andresubierna Andres Ubierna

      Así es! Esto se vincula directamente con la “resiliencia”! Me encantaría que escribas alguna serie de posteos sobre este tema, breves, simples, con enlaces, imágenes… bien onda 2.0, a tu propio ritmo, sin apuro. Aceptás la invitación?

  • PAULA

    La nota me parece muy interesante como asi también poder sacar lo positivo de una situación negativa, pero en la realidad si esto sucede frecuentemente se genera un malestar en uno mismo con el cual uno lidia día a día tratando de que no nos afecte. Creo que es más fácil de aplicar en situaciones aisladas pero no en aquellas coditianas y repetitivas, aquellas que incluyen cierto trato que muchas veces tienen nuestros Jefes y/o supervisores. Algunos de ellos atentan contra ciertos valores como el respeto y es muy dificil de ver algo positivo en este tipo de situaciones.

    • http://www.linkedin.com/in/andresubierna Andres Ubierna

      Gracias Paula por pasar y dejar tu aporte. Desde mi perspectiva, la clave no está en evaluar la situación como positiva o negativa, difícil, fácil, etc., sino en asumir una postura frente a la vida, en la cual, más allá del desafío que la situación me presente, confiar en que sabré extraer de ella algo bueno para mí. Por eso mi propuesta no es juzgar la situación, sino confiar en que siempre puedo aprender algo, aún estando en el infierno de un campo de concentración como Victor Frankl. Aprender es siempre positivo. El aprendizaje redime cualquier pena. Un beso.

  • Graciela

    Sin duda alguna la insatisfaccion es base para el analisis, la reflexion y la busqueda de desafios. El autoconocimiento es la llave, ya que sin el no podremos desatar los nudos que nos limitan y responder a las preguntas que nos permitiran crecer y vislumbrar la luz al final del tunel.

    • http://www.linkedin.com/in/andresubierna Andres Ubierna

      Sobre el autoconocimiento, te cuento que día a día descubro que no son muchos los que saben con claridad qué es lo que quieren. Encuentro más personas (al menos en el mundo organizacional, pero creo que fuera de él la cosa no debe ser demasiado diferente) que saben qué no quieren: “no ver afectada mi imagen pública”, “no perder el trabajo en este momento”, “no estar debajo de los resultados comprometidos”, etc. Vivir para evitar que pasen cosas en la vida, es vivir sujeto al miedo de que pase aquello que busco evitar. Da para un posteo?

  • http://www.psicologiaparaempresas.blogspot.com Gabriel Schwartz

    Interesante Andrés, el equilibrio entre lo que se desea y la valorización de lo que se tiene podría resumirse en sabiduría, madurez, armonía. Todos conceptos que denotan estabilidad y tranquilidad.
    Pero no nos olvidemos que la falta total de desequilibrio es una línea plana, horizontal que se parece mucho a lo que se puede ver en un monitoreo cardíaco cuando no hay actividad…
    No nos queda otra que ser unos insatisfechos !

  • Pingback: Los 10 principios del aprendizaje del futuro | Puerto Managers

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline