Las enseñanzas de la náutica (a propósito del Barco del CEO) Parte 2/2

2

Por Horacio Mazzini para Puerto Managers.

Continuando con la nota del lunes, la náutica nos puede enseñar aún más cosas, ya que por más que tengamos clara la meta y nos hayamos preparado adecuadamente para viajar hacia ella, hay que chequear permanentemente el rumbo, porque el viento y la corriente pueden generar fenómenos de abatimiento y deriva que nos alejen del rumbo.

Y este cuidado también es vital en los procesos humanos, porque hay un sinnúmero de factores que pueden desviarnos del camino, vrg. obstáculos, dificultades, replanteos, que hacen necesario chequear periódicamente si estamos yendo hacia donde queremos o no, y en su caso hacer las correcciones necesarias.

No obstante, es habitual observar  como tales circunstancias suelen conformar una marea de excusas que nos hacen perder impulso para no recuperarlo jamás; o en las antípodas del ejemplo, cuantas personas siguen a rajatabla empecinados con algo sin darse cuenta que las circunstancias del entorno cambiaron !!!

Finalmente, el buen marino, conserva la buena costumbre de festejar cuando llega a buen puerto, disfrutando del éxito alcanzado, antes de lanzarse nuevamente al mar.

Del mismo modo, festejar los logros es lo que realmente corona la importancia de lo que hacemos, y sin embargo la vida sobre todo laboral nos impone metas y más metas, objetivos, presupuestos, y no nos darnos cuenta que todas esas cosas sólo tienen sentido en la medida que nos hagan más felices, y más humanos.

En síntesis, la náutica puede enseñarnos muchas cosas valiosas para nosotros si tenemos el cuidado de dirigir nuestra vida con la misma pasión con que un marino dirige su barco al puerto que desea alcanzar.

Que tengas buenos vientos  en tu vida personal y profesional.

Share
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline