El trabajo como cielo o infierno

7

Trabajar implica más que ganar dinero… es posible experimentar gran placer al comprometerse con una tarea significativa que lo enorgullezca, en un trabajo emocionante donde ponga a prueba y desarrolle sus aptitudes, un trabajo que esté alineado con su misión en la vida…

Mientras realiza esta tarea, se siente completamente inmerso en ella. El tiempo parece detenerse y usted ingresa en una realidad singular. Las dificultades se convierten en desafíos a la creatividad. Usted se siente en control, no porque pueda garantizar los resultados, sino porque confía en su propia capacidad y sabe que puede responder con pericia. Está en un mundo estimulante, más allá de la monotonía cotidiana, un mundo que lo captura tan completamente que  se olvida de su propia persona… tiene la sensación de fluir serenamente.

Auque tal vez usted esté solo, no experimenta sensación de soledad. Siente que existe un vínculo con algo más importante que su propio ser. Y aun cuando las otras personas no es´tan físicamente presentes, hay lazos que lo unen a una comunidad de propósito. Siente una deliciosa familiaridad, la pertenencia a algo que lo excede…

Algunas personas dicen que el trabajo es infernal. Yo sostengo que el trabajo puede ser algo celestial. El cielo y el infierno no corresponden a la vida después de la muerte. Son estados de la mente. Cuando ustede vive y trabaja inconscientemente las situaciones pueden parecer infernales, pero cuando se intensifica la luz de la conciencia, las mismas situaciones parecen celestiales.

Extraído del libro La Empresa Consciente, Cómo construir valor a través de los valores, de Fredy Kofman.

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: links for 2009-09-15 | t-orienta.info

  • http://ricardodeleon1961.wordpress.com Ricardo De Leon

    Me recuerda la anécdota de un par de chóferes en una ruta muy transitada:
    El primero siempre que hablaba de su trabajo echaba pestes , hablando de todos los corajes que lo hacia pasar el trafico en su ruta.
    El segundo en esa misma ruta, hablaba de lo agradable que era su trabajo y que le daba oportunidad de admirar su ciudad, hablar con las personas en lo que estaba detenido, un trabajo muy agradable.
    Cielo o infierno depende la mentalidad y actitud con que estemos enfocando nuestro trabajo.
    oportunidad o amenaza es nuestra elección.
    Saludos

  • http://www.nexohumano.es Michel Henric-Coll

    Gracias.

    No me acuerdo de quién fue el humorista que declaró: “Me encanta el trabajo, soy capaz de mirar a un hombre que trabaja durante horas”.

    Michel

  • María

    Me parece muy buena la extracción del libro,pero yo me pregunto…qué sucede cuando vos amás lo que hacés, ponés toda tu energía,pero la empresa en la que trabajás no comparte tu energía, tenés un jefe que no quiere mejorar y compañeros con la misma actitud, que obvio refleja la actitud de los dueños de la empresa, y qué pasa si esta situación se repite en varias empresas en las que trabajaste…elegiste mal???, son todas las empresas lo mismo????. Cómo hacés para aislare y seguir siendo igual que siempre, queriendo mejorar…si tu contexto no es el mejor…

    • http://www.linkedin.com/in/andresubierna Andres Ubierna

      Gracias María, Michel y Ricardo por pasar! Respecto a la reflexión de María, aislarme o dejar de ser yo mismo son alternativas que no me interesa seguir ni elijo tomar. A veces las vida nos presenta una y otra vez circunstancias que nos desafían a desarrollar nuestra capacidad creativa, innovadora y emprendedora. La vida suele así invitarnos crear nuestro propio proyecto, nuestra empresa.
      Abrazos!

  • Estela Grandoli

    Recuerdo que una vez le dije a mi esposo: ” Para mi los números bailan, en el desarrollo de una tarea siento que mis pensamientos, mis dedos vuelan, y soy capaz de generar a través de ellos una obra de arte”. Que loco no? Pero eso me llena de energía, y si, creo que la actitud con la que encare cada día laboral puede hacer que mi trabajo sea “el cielo” o “infiermo”.

    He pasado por diferentes etapas pero en mi esencia esta arraigado ese disfrute por la creación, lo que ha hecho que hasta en las peores situaciones haya sentido el placer del objetivo cumplido.

    Algunos a lo mejor pueden decir, ” no, mi trabajo es una tarea que no requiere creación” y yo opino que cualquier tarea nos puede llevar al cielo, solo debemos quererlo. Por ejemplo un recolector de residuos puede generar vinculos con los vecinos, crear conciencia del cuidado ambiental, y mejorar la calidad de lo que el vecino tira: ” el como” y ” el que”

    Vivir el trabajo como el cielo me hace sentir completa y feliz al finalizar cada día.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline