El talento y una nueva esperanza

5

Cuando la creación de valor centrada en el producto va dejando paso a otra centrada en la experiencia personalizada tanto de clientes como de empleados y proveedores, y cuando las empresas pasan de un paradigma de propiedad física localizada a otro en el cual acceden al talento y recursos distribuidos globalmente, la habilidad de detectar el talento y crear contextos favorables a su desarrollo y total expresión, se convierte en una fuente de ventaja competitiva inbatible. Pero qué es el talento, cómo encontrarlo, cómo medirlo, cómo fomentarlo…

Para invitarlos a pensar juntos sobre este tema, sumo las reflexiones de Senior Manager en un artículo que podrás leer completo aquí.

Actualmente, ya se comienza a notar una nueva actitud empresarial (¿una nueva esperanza?), pues las empresas empiezan formalmente a sustituir los rancios estatus y sus paradigmas caducos, por la destreza y la capacidad de los empleados; sabiendo que si no pueden construir un capital humano capaz de innovar, estarán condenadas al fracaso.

No obstante, los conocimientos que las organizaciones necesitan para tener alguna probabilidad de éxito, los poseen pocas personas; es decir, hay escasez de talento. Esto sin contar que en las grandes multinacionales, en donde se precisa de un talento, si se quiere, cada vez más sofisticado, la oferta de candidatos no está cubriendo la demanda.

Es por eso que sigo pensando que pronto estaremos inmersos en esa “Guerra de los Talentos” de la que vengo hablandoanunciando desde hace algún tiempo. Pues creo que pronto será imperativo encontrar personas que sepan afrontar y analizar con éxito las nuevas formas de hacer negocios en entornos empresariales tan cambiantes y me preocupa que no haya muchas capaces de cumplir con todos los requisitos.

Se podría decir que actualmente atravesamos una especie de transición entre la era postindustrial y la era de la información y el conocimiento.

Y dentro de esta nueva etapa que ahora estamos iniciando y que la coyuntura económica precipitó.

La información y el conocimiento ya no son considerados como un medio, sino más bien como un valor en sí mismos.

…, y ese hecho ha elevado estos conceptos al primer plano de la gestión empresarial.

La información y el conocimiento se convierten entonces en una materia prima más (inagotables por definición) dentro de las empresas, y a diferencia del estatus, otorgan un rol preponderante a las personas: quienes pasan a ser los mayores productores y a la vez consumidores de dicha materia prima, que se ha convertido en indispensable para el desenvolvimiento de la empresa moderna.

Es en este punto precisamente, en donde se hace patente que las organizaciones requieren de más personas con talento y aptitudes, pues necesitan competir en entornos cambiantes que presentan cada vez un mayor nivel de innovación, de productividad, de calidad y de servicio.

Y en los años que llevo trabajando en empresas grandes, la experiencia me ha enseñado que las personas sólo consiguen desarrollar todo su potencial cuando están realmente convencidas de lo que hacen, lo cual no sólo les es útil para conseguir cierta realización personal, sino que concuerda, y en mucho, con los objetivos de la organización.

La mala noticia es que aún existen muchas empresas y organizaciones ancladas en el nefasto pasado de los estatus, y que siguen confiando en sus “marcas” como pilares del negocio, como si sus trayectorias importasen más que su futuro. Sin darse cuenta de que este modelo ya no funciona y que no tiene proyección en el tiempo. Es necesario que los directivos de estas empresas despierten y comience a facilitar la puesta en marcha de nuevas ideas.

“Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, ni por cortar tablas o distribuir el trabajo… primero has de evocar en los hombres el anhelo de mar libre y ancho” Antoine de Saint-Exupery

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://martinmendez.com Martin Mendez

    Andres,
    En mi opinion el articulo confunde conocimiento con talento. Desde mi punto de vista, no son lo mismo. El conocimiento es adquirible (ya sea por entrenamiento o porque lo compras).

    El articulo asume que el conocimiento esta dentro de la organizacion y que su escasez genera un problema en el factor de produccion, por ejemplo el crowdsourcing como lo mencionas al ppio del post, como medio de acceso al conocimiento ha dado cuentas de que es posible cambiar el estado de una compañía por el simple hecho de “comprar conocimiento” fuera de las paredes de las organizaciones. Ver http://www.materiabiz.com/mbz/2020/nota.vsp?nid=41038 . El caso Goldcorp, es un claro ejemplo de que cuando el problema esta solo en el conocimiento, la solucion esta al alcance de la mano. (o al menos hoy es mas facil de resolver)

    Creo que la carencia principal y aca es donde asumo al talento como algo sustancialmente diferente al conocimiento adquirible, pasa por la falta de habilidad de las empresas para encontrar el correcto matching entre posiciones y talentos innatos en las personas, es decir, las habilidades naturales que vienen en nuestro ADN y que se terminan definiendo en nuestros primeros años de vida. En Goldcorp el talento lo tuvo el CEO, probablemente porque tuvo la capacidad de asumir un riesgo utilizando una práctica que iba en contra del dogma de la industria.

    Te dejo un link a un articulo que escribi al respecto: http://martinmendez.com/2009/08/29/talento-y-neurociencias/ y en el cual reflexiono sobre algunas de las preguntas relacionadas al talento que formulas al inicio.

    En definitiva, la competitividad actual, nos pone en una guerra de excelencia y no de conocimientos, la velocidad del cambio actual hace caducar cada vez más rápido a los conocimientos y hasta inclusive a los talentos, ergo, la unica forma de sobrevivir en tiempos de rapido cambio es contar con organizaciones capaces de adaptarse rapidamente en sus proceso de entender que talentos necesitan para el contexto que tienen que afrontar, pero sin lugar a duda, y sin quitarle importancial al conocimiento, es talento en identificar las personas correctas para las funciones correctas, en las culturas y los contextos correctos y para eso…. hace falta mucho talento :-)
    Un abrazo.

  • Pingback: El talento y una nueva esperanza « Encuesta Interna de Opinión Pelomania

  • Pingback: www.buzzflash.net

  • Ing. Pablo Fontana

    Muy cierto es el análisis que hace Andrés Ubierna. La información en las organizaciones tanto local como global se ha convertido en el pilar fundamental para saber en donde estamos posicionados. Como informático estoy totalmente convencido que los sistemas de información son la base primaria para la toma de decisiones y la búsqueda de mayor certeza.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline