El modelo del éxito

11

¿A qué llamamos éxito? ¿Cómo construimos nuestro juicio sobre cuán exitosa es una persona? ¿Cuál es el estándar de éxito o fracaso con el cual opinamos sobre otros o sobre nosotros mismos? ¿En qué medida estos estándares están sustentados en ideas que fuimos incorporando de nuestros padres, o de una deriva histórica? ¿Qué roles juegan el marketing y los medios, la confusión entre ser y tener, y las condiciones accidentales externas a nuestro poder, en el modelo de éxito operante en nosotros y en la sociedad actual? Detenernos a reflexionar sobre las respuestas a estas preguntas, detectar la manera en que la definición de éxito que tenemos embebida en nuestro sistema vital nos afecta, y construir conscientemente una definición propia, son algunos de los temas que Alain de Botton, autor de La Ansiedad del Status, trata en esta conferencia de TED que comparto con ustedes.

Ahora te invito a compartir tus propias ideas sobre el éxito y el fracaso.

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://andresubierna.com Pablo Staffolani

    Muy resultan muy interesantes y comparto las palabras de Alain de Botton, esta idea de sistema éxito/fracaso y la existencia de un equilibrio entre ambas. La conciencia de ´modelo´, más el agregado de una variable , el aprendizaje, creo que alimentan ese sistema , que lo regulan, lo hace dinámico y efectivo y marcan un espacio de evolución y trascendencia de las personas, los grupos, las sociedades.

    Saludos!

    Pablo Staffolani

  • http://linkedin Javier

    Hola, me pregunto y a la vez afirmo, -que dualidad de aceptación y rechazo a la vez, Bleger- que es el éxito sino el obtener, las cosas y los objetivos de los propios sueños, pero esos objetivos en determinadas clases sociales no es más que el obtener placer de vivir bien, rodeado de cosas materiales e inmateriales, como lo subjetivo del placer, pero ese logro de éxito no es más que tener más que el otro, y ese tener más (subjetivo), no es más que la simple realidad que para que unos obtengan éxito, es que otros no lo tengan, no es solo envidia del éxito del otro.
    Para que unos sean exitosos otros no lo deben ser, si la sociedad genera dolares100 y hay 10 habitantes para repartirlos, el éxito de uno a su modo subjetivo de ver puede ser tener dólares 90 dólares, entonces los otros 9 deberán repartirse los 10 restantes, será que para ellos será exitoso solo tener 1 dólar cada uno.
    El éxito al fin y al cabo, es algo subjetivo a cada individuo y como lo sienta a los ojos de los demás; el sentir que uno es exitoso por tener y poder darse placer por sobre las limitaciones económicas, ahora deberíamos analizar en qué medida el éxito esta unido a lo económico para saber realmente bien que es el éxito…….

  • http://www.plechotsergio.com sergio plechot

    Gracias Andrés por tu aporte continuo.
    En referencia a este tema, que considero una tendencia, ya diría definida, puedo subrayar que en esta década los cambios y los modelos de éxito, son ya un paradigma.
    Si abordamos el éxito profesional, muchos de los que han alcanzado su máximo nivel, hoy se encuentran vacios de espíritu y con mochilas muy pesadas, familias disociadas, hijos abandonados y algunas pequeñas cosas más, que en el balance, muestran un resultado que lejos podemos definir como exitoso.
    Me encanta el aporte y voy a tomarlo como posta, para profundizar más y sumar mi aporte a este valioso tema.

  • Pingback: El modelo del éxito « Coaching Grupal para Agentes de Cambio

  • Pingback: El modelo del éxito « Encuesta Interna de Opinión Pelomania

  • Pingback: El modelo del éxito « Formación de Líderes

  • Alberto Herrera

    Tengo algunas frases de personas exitosas que me sirvieron de guía cuando quise transmitir el mensaje y concepto de éxito.

    Albert E. N. Gray en su trabajo el “Común denominador del éxito” expresa que las personas exitosas son aquellas que estan dispuestas a hacer lo que muchas otras no quieren hacerlo”.
    Tony Gordon, disertante británico y capacitador de fuerzas de ventas dijo: “No es que haya pocas personas exitosas, son pocas las personas que buscan el éxito; la diferencia entre éxito y fracaso no es talento, es disciplina”.
    Esta última frase va de la mano de lo escrito por Enrique Rojas en su libro “La Conquista de la voluntad”, que expresa “…. el hombre con voluntad llega mucho más lejos que el hombre inteligente…”
    El mensaje que más me guía y ha quedado grabado, es el de José Luis (Coche) Inciarte, uno de los sobrevivientes del avión uruguayo que cayó en Los Andes en 1972. En una experiencia de ascenso junto con él y otros uruguayos en marzo de 2005 a La Cordillera para hacer un homenaje a su amigos caídos, me expresó, “En La Cordillera quemamos 7200 U$S que juntamos entre todos y los quemamos por un poco de calor…., 20 minutos de calor nos duraron los 7200 U$S…; cuando alguien me dice que tiene 2.000.000 U$S en Suiza…, ….. Miami o Montevideo…, yo le digo, eso te alcanza para 3 días y 20 horas de calor en La cordillera…
    El éxito no podemos medirlo por la cantidad de billetes que podemos acumular, sino por la capacidad de ayuda que nosotros podemos brindarle a las personas con las que nos rodeamos…
    Los afectos, la familia eran nuestras principales motivaciones para sobrevivir, la visualización cada mañana del reencuentro con mi madre y con mis tres hermanas en Uruguay, me dió un día más de fuerzas para poder sobrevivir 72 días en La Cordillera. Todos tenemos que tener un sueño, una visualización…., una persona que no tiene sueños, es una persona sin rumbo en la vida, una empresa que no tiene objetivos, es una empresa que puede quedar fuera de mercado. Visualizar los sueños, tenerlos por escrito, te dan la motivación y la anergía para ayudar a muchas personas a cumplan sus objetivos. Cuanta más ayuda brindemos, primero a nuestra familia, a nuestros amigos y nuestros empleados, más objetivos lograremos y más exitosos nos iremos a la tumba…”, estas fueron sus reflexiones y me quedaron grabadas como una de mis mis mejores experiencias en la vida, a 3600 mts de altura, en La Cordillera, con uno de los protagonistas de esta historia.

  • Miguel Gallardo

    Muy buen artículo.
    Coincido con Javier, el éxito (o fracaso) es un juicio o valoración en un dominio dado de acuerdo a un estándar determinado.
    Por lo tanto, hay que acotar el dominio y el estándar.
    Se puede ser exitoso en la familia , o en lo profesional, o en lo económico, en lo deportivo, etc.
    Y hay que definir cómo se mide, por ejemplo en el ámbito deportivo si vences los tiempos o el marcador y quedas en primer o x lugar, o lograste tal campeonato, etc.

    Desafortunadamente nuestra sociedad califica en muy pocas dimensiones el éxito (normalmente ligadas a lo económico y al status) y son las que menciona Alain en mensaje, a veces se olvidan de otras por que no interesan o no son “populares”. No se mide que tan bueno como persona soy, o que tipo de valores tengo, o como soy como jefe, subordinado, padre, amigo o hermano…a veces es más importante si se tiene $ o salgo en revistas, se deja en mi opinión de lado lo más importante.

    Es importante buscar el balance, y hacer el esfuerzo para segir creciendo pero siempre buscando congruencia con las prioridades que tienen sentido para mí.

    Hay un frase que me gusta sobre el tema y que la comparto:
    Éxito es cuando logras lo que quieres.
    Felicidad es cuando quieres lo que logras.

    Seamos exitosos y felices !

  • Alejandro.

    Cuando los demás miden tus éxitos y tu aprendes de tus fracasos, es que estas despierto… Cuando los demás miden tus fracasos y tu solo miras tus éxitos, es que estas durmiendo.

  • Pingback: El modelo del xito

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline