El liderazgo como estado de conciencia

9

Lao Tse, el sabio más influyente de China en el siglo V a. C., concibió que el liderazgo guardaba una estrecha relación con el desarrollo de la conciencia humana. Plantea cuatro diferentes estados de conciencia que dan lugar a distintos tipos de líderes.

Hay cuatro tipos de gobernantes. El más alto es aquel que dirige sin palabras y permite al pueblo seguir su propia naturaleza y vivir sus propias vidas.

El siguiente en la escala es el gobernante que utiliza la virtud para transformar al pueblo y la benevolencia y la justicia para gobernarlo.

El siguiente es el gobernante que controla a su pueblo con enseñanzas políticas y difunde temor entre ellos para someterlos a través de estrictas leyes y castigos.

El peor tipo de gobernante utiliza todos sus poderes para engañar a su pueblo con bajas maquinaciones.

Vemos que en esta jerarquía la mejor forma de liderar implica ser consciente del potencial de liderazgo de los demás y crear las condiciones para que dicho potencial sea liberado en forma espontánea.

En esta forma de desarrollar el liderazgo se trata de energizar y habilitar la fuente de poder que el otro ya posee.

Max De Pree, CEO de Herman Miller, en una entrevista para la revista Fortune, dijo lo siguiente:

Pensemos en un hombre de 33 años que ensambla sillas. Ha estado haciendo su trabajo durante años. Tiene mujer y dos hijos. Sabe qué debe hacer cuando los hijos subres dolor de oído y sabe orientarlos en su formación escolar… Cuando va a trabajar, le imponemos un supervisor. No lo necesita. Su problema no es ser supervisado, sino desarrollar al máximo su potencial.

Por lo tanto, según este modelo, el fortalecimiento del liderazgo es un proceso consciente de reconocimiento de las capacidades de los demás y de seteo de las condiciones necesarias para su desarrollo.

En palabras de Goethe: “Si tratas a un individuo como es, seguirá siendo lo que es. Pero si lo tratas como si fuera lo que ha de ser y podría ser, se convertirá en lo que ha de ser y podría ser”

Se requiere una extraordinaria capacidad para descubrir la chispa [del potencial] en un individuo y permitir que esta chispa se convierta en un fuego de inspiración para perseguir una meta.

Bill Gates dice lo siguiente:

Uno no se limita a pensar acerca de lo que una empresa hace para intentar hacerlo más rápido. Se trata de potenciar a alguien como un gerente de producción para que sea capaz de gerenciar más [y mejor].

Fuente: El liderazgo consciente, Chatterjee

Share
  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: El liderazgo como estado de conciencia « Coaching Grupal para Agentes de Cambio

  • Pingback: El liderazgo como estado de conciencia « Encuesta Interna de Opinión Pelomania

  • María Ana Rial

    Adrián:
    tuve la suerte en mi vida de tener un líder del más alto nivel, un privilegio. A partir de ese momento todo empezó a tener otro sentido.
    Saludos
    María Ana

  • Pingback: Tweets that mention El liderazgo como estado de conciencia : Puerto Managers -- Topsy.com

  • Seba

    Hace 10 años que trabajo en una empresa donde podria argumentar que un gran porcentaje del exito que obtuvimos se logro gracias al trabajo propio mio y el del equipo de 30 profesionales que arme desde mi rol ejecutivo.
    Este periodo lo vivi con un lider del nivel mas alto (sin duda alguna) y el estilo de liderazgo que fui forjando en mi propia persona se orienta hacia ese modo.
    Hace 1 año y medio hubo un cambio de CEO en la empresa que categorizaria en cuanto a su nivel de liderazgo entre los niveles 2 y 3 (empezando desde abajo) y la verdad que despues de tanto tiempo trabajando con alguien del mas alto nivel la experiencia se vuelve insoportable. A veces pienso que si uno nunca hubiera tenido la experiencia de trabajar con alguien a ese mas alto nivel, quizas trabajar con alguien de niveles inferiores seria algo tolerable, pero personalmente encuentro que es algo extremadamente dificil “bajar”… Me sirvio mucho este articulo la en este periodo de mi vida para ayudarme a elegir si debo seguir donde estoy e intentar crecer a pesar de las nuevas limitaciones impuestas, o es el momento de comenzar a planear y ejecutar una salida lo mas graciosamente posible (disculpen si la traduccion que hice de graceful no aplica muy bien :)…

  • Pingback: El liderazgo como estado de conciencia « Formación de Líderes

  • Pingback: el "mentoring" por la igualdad en la Dirección de las empresas | Emilio Márquez

  • Miguel Gutiérrez

    Andrés: Te felicito por el artículo. Es corto pero sus conceptos son contundentes. Me resultó particularmente interesante la cita de Lao Tse. Viviendo en Argentina, tenemos sobradas experiencias para comprobar lo que allí se dice en la práctica a nivel País. Pero he tenido también la posibilidad, a lo largo de años, de conocer a una gran cantidad de directivos, de trabajar con ellos, de conocer sus estilos y de ver sus frutos…y nuevamente comprobar lo acertado de las observaciones.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline